El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

cabecera veterana y pionera

EL CORREO GALLEGO: 130 años de aventura periodística

Ferrol, la ciudad donde nació, celebra su aniversario con una exposición conmemorativa // Aquí vivió sus primeros 60 años // Su director, José Manuel Rey, recuerda "aquel safari vital"

C. Barcón, a la izquierda, X. Morales, L. Barcia, V. Irisarri, A. Dopico, Esperanza Piñeiro y Rey Nóvoa - FOTO: kiko delgado
Ver galería
C. Barcón, a la izquierda, X. Morales, L. Barcia, V. Irisarri, A. Dopico, Esperanza Piñeiro y Rey Nóvoa - FOTO: kiko delgado

PATRICIA HERMIDA • FERROL   | 02.08.2008 
A- A+

El periodista pionero tenía un poco de detective privado, científico loco y desfacedor de entuertos. En los albores de la sociedad de la información, se enfrentaba a nuevas tecnologías, conflictos y valores. Un reportero era un aventurero: ni más, ni menos. Sobre todo en una ciudad como Ferrol. Viajemos hasta allí, en 1878. Entre titiriteros, visitas reales, bandidos y barrios de trabajadores nacía EL CORREO GALLEGO: una de las cabeceras más antiguas de España y Galicia, que ayer cumplió 130 años.

Y el periódico volvió a sus orígenes, gracias a la inauguración de una exposición-homenaje organizada por el Club de Prensa de Ferrol. La entidad comandada por Xan Morales recupera la memoria de los primeros 60 años de vida de EL CORREO GALLEGO: cuando su sede principal se afincó en esta ciudad naval. A través de las hermosas portadas de la época, donde aparecen tanto reyes como villanos, la muestra 1878-1938, EL CORREO GALLEGO, 60 anos de xornalismo en Ferrol revive aquel mundo ya desaparecido.

"No azaroso século XX"

Durante la inauguración, el director del periódico recorrió los 130 años de vida desde aquel 1 de agosto de 1878. José Manuel Rey destacó "os tempos nos que o exercicio do xornalismo tiña o xorne dunha aventura extraordinaria". La profesión se vivía como "un safari vital, político e cultural que case sempre suscitaba paixóns, como se con cada palabra vibrase o corazón dos lectores". Con EL CORREO GALLEGO nació en Ferrol una larga trayectoria en cabeceras periodísticas, "e foi recibido como áxil e dinámico catalizador para o debate nunha cidade moderna, emprendedora e ávida de información".

A finales del XIX, Ferrol tenía 30.000 habitantes y tres periódicos: EL CORREO, Democracia y Monarquía. Nuestro diario vivió seis décadas "poñendo á cidade na vangarda do xornalismo máis innovador e valente", según José Manuel Rey. En 1938, poco después de constituirse Editorial Compostela, se trasladó a Santiago para convertirse en una de las instituciones más longevas de Galicia. Pero nunca dejó de reflejar la realidad ferrolana, "nos peores e nos mellores tempos do azaroso século XX".

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Adalid de la información "na fisterra da UE"

En Santiago se instaló EL CORREO GALLEGO "coa vontade de ser un dos adaís da información periodística na fisterra da Unión Europea", según José Manuel Rey. Allí se convirtió en el principal periódico de la capital gallega, y logró una implantación a nivel autonómico con más de 5.000 puntos de venta por toda Galicia. La celebración de ayer también sirvió para rendir ­homenaje a las firmas doradas que marcaron los 60 primeros años de vida en Ferrol. Ante todo, un recuerdo para uno de sus primeros directores: Xaime Quintanilla Martínez, querido médico y alcalde de la ciudad, fusilado en 1936. Y para la historia quedan cronistas tan ilustres como Alfredo Brañas, Curros Enríquez o Emilia Pardo Bazán.

La muestra puede visitarse en la sala de exposiciones de la Autoridad Portuaria, durante todo el mes de agosto. A su inauguración acudieron el alcalde, Vicente Irisarri; el delegado provincial de la Consellería de Industria, Luis Barcia; el presidente de la Autoridad Portuaria, Amable Dopico; la primera teniente de alcalde, Yolanda Díaz; el secretario del consejo de administración de EL CORREO, Juan Antonio Rodríguez-Vilasante; y Carlos Barcón y familiares, propietarios de la cabecera durante varias décadas .