El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

patrimonio

La nueva edición del diccionario de los canteiros recoge 3.000 palabras

El 'verbo', ahora una lengua muerta, comenzó su declive en los años 50 del siglo pasado // El vocabulario era corto, pero permitía conversar e incluso ironizar

XAIME LEIRO • PONTEVEDRA   | 16.12.2009 
A- A+

No se sabe la época en la que los canteiros gallegos empezaron a usar el verbo, un idioma propio con el que se comunicaban entre sí, pero el investigador Xesús Gulías, asegura que esta lengua ahora muerta comenzó su decadencia en los años cincuenta del siglo veinte cuando el grueso de la profesión, con el desarrollismo, se pasó a la albañilería.

Gulías presentó ayer en Pontevedra una segunda edición del Diccionario do verbo dos canteiros, que recoge más de 3.000 palabras e incorpora más de tres centenares sobre la primera edición que salió a la luz en 2002 como regalo institucional del Concello de Beariz.

La edicción actualizada, que saca a la calle Ir Indo, está destinada a la venta en las librerías y pone a disposición de los curiosos un vocabulario que pese a su escasez permitía a los canteiros mantener una conversación normal e incluso ironizar.

Según Gulías, las palabras recogidas hacen referencia al día, la noche, la tierra, los instrumentos de los oficios, los animales que estaban en la casa y los rezos. A modo de ejemplo, señala que el verbo permite rezar el Padrenuestro completo.

El idioma, conocido también como latín dos canteiros, se extendía por las comarcas de Montes, Tabeirós, Pontecaldelas, Pontevedra, Caldas y Tomiño. En la actualidad, según reconoció Gulías en la Escola de Canteiros de la Diputación de Pontevedra, el verbo "está perdido" y los nuevos profesionales apenas conocen alguna palabra.