Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 11 julio 2020
22:57
h

Adif expropia para construir la subestación de As Portas

Será la que aporte la energía eléctrica en el tramo montañoso entre Ourense y Zamora de la futura línea de alta velocidad

La culminación provisional de la línea de la alta velocidad ferroviaria está más cerca tras el anuncio ayer del Adif en el Boletín Oficial del Estado de la ocupación de terrenos para acometer el proyecto de la necesaria subestación eléctrica de tracción de As Portas, y de su línea de alta tensión de conexión a la subestación de Conso de Red Eléctrica.

Este proyecto lleva cinco años de retraso, ya que fue sometido a información pública a mediados de octubre de 2014, para determinar las expropiaciones necesarias en los municipios ourensanos de A Gudiña, Viana do Bolo y Vilariño de Conso, siendo el último el que tiene más afectados.

Hasta marzo de 2018 no se publicó la declaración de impacto ambiental positiva; entre los dos últimos veranos se procedió a la redacción del proyecto, y ahora se abren al público durante 15 días los datos de las parcelas a ocupar por si es necesario corregir errores.


SUMINISTRO NECESARIO.Pasado este trámite, el Adif podrá ya proceder a la licitación y adjudicación de la ejecución de las obras, que durarán en torno a un año.

Esta infraestructura es imprescindible para que circulen más de dos trenes a la vez en el tramo montañoso de Pedralba a Ourense (113 km). No obstante, las pruebas de un tren laboratorio o incluso de uno de alta velocidad se pueden efectuar con las subestaciones de los tramos colindantes ubicadas en Amoeiro (al norte de Ourense), y Arbillera (Sanabria).

La primera enviará energía a los futuros centros de autotransformación (CAT) de Seixalbo, Ponte Ambía y Seiró-Meamán, y la segunda lo hará con el de Requejo, pero se precisa la de As Portas, para alimentar, además de a su propio CAT, a los de Porto, Laza, O Cañizo, A Canda y Lubián.

La nueva subestación de tracción, que se ubicará contigua a la plataforma de las vías férreas entre los túneles de O Espiño y Bolaños, no es lo más complicado de los trabajos, sino su línea de alta tensión a la de Conso, que mide 13,06 km y se eleva mediante 34 apoyos, con una altura útil de 36,3 metros sobre el suelo.

Este es un tendido que irá en paralelo al límite de la Zona de Especial Conservación del Macizo Central ourensano, sin entrar en él. El cruce sobre el río Camba, aguas abajo de la presa de As Portas, se hará en perpendicular para minimizar el vano, que ahí alcanza el medio kilómetro.

02 oct 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito