Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 01 junio 2020
16:37
h
ESPIGANDO

Los aforismos del abuelo

    MI ABUELO MATERNO era un hombre de gran talla (perdón por el elogio) pues, además de su notable corpulencia, destacaba por su carácter bonachón, respetuoso y servicial. Su oficio era el de artesano tonelero y sus voluminosos recipientes construidos con madera de roble o castaño eran destinados en su mayoría, a los cosecheros de vino del Ribeiro. Por su taller, con frecuencia, desfilaba algún que otro desocupado lugareño dispuesto a mantener el hilo de la tertulia, mientras el hacendoso abuelo empujaba, con fuerza, la pesada garlopa o trazaba grandes curvas, con el compás de puntas aceradas. Era yo, por aquel entonces, un pequeño mozalbete que solía perderme por el taller, de cuando en cuando, aunque ello no era muy del gusto del abuelo, por aquello de los posibles accidentes.

    El abuelo, persona de pocas palabras, empleaba, con frecuencia, el aforismo y lo aplicaba, con tono sentencioso, siempre que surgía una oportunidad. En una ocasión le oí uno que decía, más o menos, lo siguiente: "Cando a raposa anda ós grilos, mal dos pais e peor dos fillos". El cuento se lo aplicaba a un vecino un poco holgazán que practicaba la rebusca en sembrados y frutales. Y es razonable, porque mal le tiene que ir al zorro para, buen cazador como él es, verse obligado a buscar grillos, con los que alimentarse él y su familia.

    Hoy traigo a esta página el recuerdo de aquellas escenas y resalto la carga doctrinal del aforismo del abuelo, cuando pienso en las primeras andaduras del actual gobierno que, en vez de afanarse, con prioridad, en las grandes medidas, no atiende más que a una miserable cosecha de grillos. Y, para que no parezca que estas líneas rezumen falta de fundamento, pongamos algunos ejemplos. Subida de pensiones a los jubilados: un 0,90 % (el chocolate del loro). Y la paga de este mes, por primera vez, retrasando la fecha de abono al último día cuando, en los anteriores, se adelantaba al 25 o 27. Mientras, en gastos de gobierno, se añaden cinco ministerios con sus adláteres y se deniega la devolución de lo adeudado a las comunidades autónomas. Aquello se llama desgobierno y esto morosidad.

    Con lo que el estado de las arcas públicas se presume flaco para unos fines y pingüe o para otros. O sea, que alternamos la caza de grillos con la caza mayor. ¿En dónde clasificamos la memoria histórica, eutanasia, el aborto, la ideología de género, el idioma inclusivo, etc. etc? ¿ Caza menor o caza mayor?

    *EL AUTOR ES JUBILADO

    10 feb 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito