Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 13 agosto 2020
11:21
h

El alcalde no quiere más plazas turísticas: Santiago tiene 20.000

Negocia con la Xunta un blindaje normativo // Modificación del Plan Xeral de OrdenaciónAfirma Bugallo que cuando exista, el Ayuntamiento estará dispuesto a intervenir

Hasta 20.000 eleva el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, las plazas existentes en Santiago, entre los hoteles, las pensiones, las instituciones que ofertan alojamiento durante algunas épocas del año y los pisos turísticos, entre los registrados y los que se supone que hay.

Una oferta que considera excesiva para una ciudad que ronda los cien mil habitantes, y que considera que es necesario regular en lo que se refiere a las viviendas turísticas, "para non perder o noso modelo de cidade", afirmó.

Y quiere hacerlo a través de una modificación del Plan Xeral de Ordenación Municipal para dar una mayor seguridad jurídica, pero con una moratoria previa en la concesión de nuevos permisos, para evitar que la proximidad del cambio dispare las solicitudes y que dentro de un año, que es el plazo que calcula que tardará la modificación, el número de pisos turísticos se duplique.

De esta forma, tras la reunión celebrada ayer con los representantes de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), que calificó de "franca y correcta", anunció la puesta en marcha de una moratoria de un año que se aprobará en el pleno del próximo jueves, y que espera que la Xunta respete no registrando más.


Reunión. De hecho, señaló que tiene previsto reunirse con el conselleiro de Cultura e Turismo para tratar sobre este aspecto, y también para tratar de "armonizar" las normativas autonómica y local para afrontar de forma conjunta la situación.

Para el regidor, no se trata de atacar un modelo de vivienda de alquiler para visitantes que considera que "chegou para quedar", sino de garantizar su correcto funcionamiento. De ahí que las modificaciones que se prevén en el PXOM sirvan para establecer los criterios como las condiciones que deben reunir, un número máximo razonable en función del tamaño de la ciudad, un tope de días en los que pueda funcionar como vivienda turística, o un reparto por zonas, de tal manera que no se acumulen todas en un barrio concreto por los problemas que conllevaría.

En opinión de Sánchez Bugallo, es fundamental mantener el uso prioritario residencial "permanente", y explicó que la decisión de recurrir al PXOM en lugar de una ordenanza, como se había previsto incialmente, se debe a una búsqueda de la "seguridade xurídica". Recordó que hasta ahora todas las ordenanzas aprobadas en distintas ciudades habían sido recurridas, y que su inclusión en el Plan permitiría un blindaje jurídico de los cambios y garantizará que se puedan poner en práctica.

14 dic 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito