Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 septiembre 2020
02:55
h

Las aldeas gallegas, en el punto de mira de los inversores

Las inmobiliarias especializadas ofrecen ahora más de una treintena // Ingleses y noruegos adquirieron dos núcleos en A Pontenova y Meira

La aldea de Couso, en el municipio ourensano de Sarreaus, dedicada al turismo rural va a cumplir cinco años de vida. Fue una iniciativa pionera en Galicia. De pueblo abandonado, con 14 casas ruinosas, se transformó en un complejo turístico de referencia que parece salido de un cuento de hadas, gracias a la iniciativa de un empresario riojano, José María Galán, un enamorado de Galicia y de sus paisajes.

Hoy, la fiebre de la venta de aldeas y núcleos rurales abandonados recorre Galicia de norte a sur. Y es que en la comunidad hay ya cerca de 1.500 pequeños pueblos sin un solo vecino, en los que la maleza y la ruina se adueñan de las casas vacías. Esta situación, debida al despoblamiento del rural, hace que las ofertas vayan a más en Galicia y se haya abierto un nicho de mercado que, de momento, parece haber esquivado las crisis del ladrillo.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

01 abr 2013 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito