Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 20 agosto 2022
01:33
h
SANTIAGO

Andorra, la próxima parada para el Obra del desfibrilador

Tras tres derrotas consecutivas en la prórroga, el Monbus Obradoiro visita a un Morabanc firme en la zona de ‘play-off’// La batalla por controlar el ritmo, clave

La mala suerte, los errores puntuales, el cansancio acumulado y la tensión mental de un fin de temporada en el que se ha ido desinflando la ilusión por hacer realidad el sueño de disputar por segunda vez en su historia el play-off por el título han sumido al Monbus Obradoiro en una espiral de derrotas (seis consecutivas, ocho en las últimas nueve jornadas) inaudita por el cómo (hila tres prórrogas) y sin una única explicación en el porqué. De ahí que la visita hoy (21.00 horas) a un Morabanc Andorra asentado ya entre la clase noble de la Liga Endesa se presente como un perfecto incentivo para recuperar la sonrisa dentro del vestuario santiagués... y el ánimo entre la afición.

Acude el conjunto compostelano al Principado con el anfitrión firme en el grupo de los ocho mejores, sexto en la clasificación con 17 triunfos –once de ellos ante su público (sólo perdieron en su cancha frente al Fuenlabrada, Baskonia y Burgos y no cae desde el 6 de enero)– y cerca de amarrar el billete para las eliminatorias pues ya cuenta con dos triunfos de ventaja sobre el primer conjunto fuera de la zona de la batalla por el trono ACB. Eufóricos por haber superado ya el número de triunfos en la máxima categoría (17), los de Joan Peñarroya rezuman optimismo, confianza y una superioridad como plantilla a la que intentará presentar oposición el Obra. “Es un equipo que está en otro nivel. Está al nivel de los mejores y de competir al máximo nivel porque tienen una plantilla excepcional, con jugadores de muchísima calidad. Además, están en un momento de juego muy bueno”, analizaba el técnico santiagués Moncho Fernández en la previa.

Un cartel de lujo. Insiste el entrenador que el Morabanc “es un equipo muy rápido en el contraataque”. “Tiene a algunos de los mejores recuperadores de la Liga con Jaime (Fernández), Albicy y Blazic, y desde ahí corren para anotar en acciones cómodas. Tienen muchos puntos en muchas posiciones porque la versatilidad y calidad de sus jugadores se lo permite”, asume y añade: “Tienen muchos jugadores para anotar, tanto los que están en pista y los que salen. Cuentan con una batería de exteriores buenísimos, unos cuatros que son los mejores tiradores desde triple, como Shurna o Sanè, la última incorporación al equipo. También está el potencial interior de Diagne y de Iverson, el saber estar de Stevic… Creo que es un equipo diseñado para los grandes retos de esta Liga y es uno de los grandes por plantilla y por juego”.

Confirmada la ausencia de Eimantas Bendzius durante al menos 3 semanas, urge que el grupo recupere sensaciones positivas tras el continuo carrusel de varapalos in extremis. Pero Moncho Fernández descarta que sus jugadores acusen la ansiedad. “No sé si esa es la palabra, quizás frustración por perder, como pierdes... Es que siempre digo que la diferencia entre ganar y perder es absoluta, es enorme, es blanco y es negro, pero entre meter un tiro libre, el que no te piten aquella falta, el que no se te resbale un balón de las manos en una bandeja, es un detalle mínimo que sin embargo condiciona el que se gane o se pierda”, reflexiona. Por eso insta a sus pupilos a “pensar en todas esas cosas que hemos hecho bien para poder llegar y ser competitivos hasta el último segundo e intentar evitar aquellos errores que nos han costado partidos”.

Un rival incómodo. En Andorra etiquetan al Monbus Obradoiro como un rival tradicionalmente incómodo que ha ganado en dos de sus tres visitas a la Bombonera y describen el juego del equipo compostelano como un “baloncesto elaborado y farragoso por el adversario”, con contraste con el alegre y de velocidad con el que juegan los de Peñarroya. “Tenemos un partido muy importante, de hecho los cinco que nos quedan lo son de aquí al final de la liga regular”, afirmaba el jueves Albicy ante los medios y añadía: “Sabemos que será duro pero jugamos en casa y tenemos de mantener la intensidad defensiva de las últimas semanas “.

A su vez, el técnico reiteraba ayer que “jugamos contra un equipo que juega con un estilo propio muy marcado y que te obliga a estar con una gran concentración en nuestras situaciones defensivas, lo sabemos y tenemos que estar preparados para hacerle frente con nuestro juego habitual y con la alegría que siempre ponemos en nuestro juego”. Peñarroya hablaba de la importancia del envite del cara a la lucha por el play-off. “Ganemos o perdamos no se habrá resuelto nada. Lo que está claro es que si seguimos ganando partidos cada vez estaremos más cerca de conseguirlo”.

También el escolta David Jelínek ve al Obradoiro como un equipo que “nos obligará a estar muy concentrados para jugar a 24 segundos sus posesiones y hacerte pasar tres bloqueos en cada jugada”.

27 abr 2018 / 23:13
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito