Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 10 agosto 2020
02:15
h

Andrés Díaz, un jesuita hecho a sí mismo en la China comunista

El misionero pobrense, de 93 años, se afincó en 1947 en el país asiático // Fue uno de los 19 últimos sacerdotes católicos ordenados por el obispo de Shanghái

El alcalde de A Pobra, Isaac Maceiras, presidió ayer el homenaje del Concello al padre Andrés Díaz de Rábago (primo de la fallecida Carmela Arias), misionero desde hace más de 60 años en China. A sus 96 años, irradia jovialidad. Nació en A Pobra en 1917 y, tras licenciarse en Medicina, en 1940 ingresó en la Compañía de Jesús de Salamanca. En 1947 se traslada a Pekín, donde inicia sus estudios de chino.

Ante la inminente ocupación de Pekín por los comunistas, se trasladó a Anking y luego a Shanghái, donde empezó sus estudios de Teología. Allí se enamoró de China y de su pueblo, sobre todo "por su extraordinaria amabilidad y humanidad en tiempos de guerra", señala. Una amabilidad que alivió en gran medida el choque cultural que supuso para él y que supo pagar con una intensa labor religiosa, médica y humanitaria.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

06 jun 2014 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito