Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 03 junio 2020
18:27
h

Las anpas quieren eliminar la 3.ª evaluación y no alargar el curso

Están a favor de que el próximo sea un curso-puente para recuperar lo perdido

Después de un parón de docencia presencial de al menos un mes, y ante la incertidumbre de cuándo volverán los alumnos a las aulas, Fernando Lacaci, presidente de la Confederación de Asociacións de Nais e Pais de Galicia, es claro al decir que los progenitores son "totalmente contrarios" a alargar el curso más allá de la fecha establecida de remate.

Pero van más allá y aseguran que, si como dijo la ministra la semana pasada, la vuelta a las aulas se produce a partir del 15 de mayo, o incluso junio, "hay que dar el tercer trimestre por perdido". Evaluar el segundo, como pidió la Consellería de Educación el viernes pasado, antes del 3 de abril, lo califican de "despropósito, innecesario e inútil".

Fernando Lacaci manifestó ayer a este periódico que su propuesta es que esas dos o tres semanas que quedarían lectivas se dedicasen a preparar un curso 2020-2021 que "parta de la situación del mes de marzo de este año", es decir, que se elaboren currículos específicos para ese curso, mucho más reducidos, "liberándolos de paja".

Se trata de que el próximo sea una especie de curso-puente entre este, 2019-2020, y el 2021-2022. "Hacer el próximo curso 4 evaluaciones en lugar de 3, pero adaptando los contenidos para que se puedan dar 4, claro. Reduciendo, por supuesto, el contenido global", asegura Lacaci.

Considera importantísimo que ese tiempo de vuelta a las clases sea de reorganización social "y pensar académicamente para el próximo curso, porque todo lo contrario es tirar agua al mar. No tiene sentido". Lacaci recuerda que los fallecidos por coronavirus son "parientes de alguien, abuelos de alguien, familia de alguien...". Los niños perciben la situación de gravedad. Si son muy pequeños, indirectamente y si son mayores, directamente. Por eso el presidente de las anpas gallegas insiste en que es muchísimo más importante "estar trabajando en un protocolo de vuelta y de acompañamiento asistencial en estos momentos".

Parte Fernando Lacaci de la base de que la segunda evaluación no se debe valorar ya porque los alumnos están en desigualdad de condiciones. Algunos habían hecho exámenes y otros no. "Hay hoy profesores que mandan trabajos para evaluar, incluso pretenden hacer exámenes on-line...". Es tajante al manifestar que la 2.ª evaluación es uno de los menores problemas. "El problema actual no es que tengamos alumnado sin cla--ses, sino que tenemos niños enclaustrados, una circunstancia mucho más grave".

Dice que el problema de la falta clases ya se solucionará, "es pura transmisión académica, es tiempo".

Por eso desde la confederación son partidarios de acabar el curso cuando estaba decidido: "Los niños van a necesitar vacaciones más que nunca".

Coinciden los sindicatos en esperar al final del confinamiento para decidir

Preocupa la situación de los alumnos de 2.º de Bachillerato y de Formación Profesional

Los responsables de las centrales sindicales están de acuerdo en que no es el momento de evaluar el 2.º trimestre, tal y como la Consellería pidió el viernes pasado. Tampoco quieren dar una propuesta, a la espera de que se sepa con certeza cuándo es la reincorporación a los centros. Coinciden, también, en que el curso ha de terminar cuando toca.

Paula Carreiro, de UGT, considera que "ni al alumnado ni al profesorado le supondría nada retrasar esa evaluación hasta después del estado de alarma". Asegura que, incluso, llegado el punto, se podría "omitir la segunda evaluación. No pasa nada. Es más, los contenidos este curso se tienen que adaptar".

Destaca Carreiro que si se retoman ya casi a finales del tercer trimestre habría que verlo. "Habría que reajustar, pero reajustar todo el sistema educativo realmente. Porque la evaluación de ese trimestre tampoco se podría hacer tal cual". Lo que realmente les preocupa es la situación de los alumnos de 2.º de Bachillerato, que se tienen que enfrentar a la prueba de acceso a la universidad, y los de FP, que tienen que hacer prácticas en los centros de trabajo. En la misma línea se manifiesta José Fuentes, de CCOO, que también asegura que Educación acertó al decidir que la docencia telemática no sería evaluable. En cuanto a las fechas de vuelta o las calificaciones es claro: "Sinceramente primero está la salud y después el tema escolar".

La central sindical considera que no puede haber una propuesta "única y uniforme" para todos. Que es completamente distinta la situación de los alumnos de Primaria que los de 2.º de Bachillerato o FP.

En los mismos términos se manifiesta Julio Díaz, de ANPE, que ya había avanzado el viernes pasado que las decisiones tendrían que tomarse individualmente. Además, quiso destacar que ahora se demuestra la importancia del profesorado en las aulas. "Mucha teleformación, mucho lo que queramos, pero el contacto diario con los alumnos es imprescindible. La figura del docente en las aulas es insustituible", aseguró.

Convocatoria ordinaria de selectividad: 7, 8 y 9 de julio

El modelo de examen será similar al actual pero con mayores opciones a elegir

La Consellería de Educación y la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CiUG) acordaron ayer fijar en los días 7, 8 y 9 de julio las fechas de la convocatoria ordinaria de la Abau, antigua selectividad, en Galicia para este año. Son las mismas fechas en las que estaba previsto celebrar la convocatoria extraordinaria antes de la crisis sanitaria.

Se cumple con lo establecido la semana pasada en la conferencia sectorial, en la que se decidió fijar las pruebas entre el 22 de junio y el 10 de julio para publicar los resultados hasta el 17 de ese mes. No decidieron todavía la fecha de la convocatoria extraordinaria, que tendrá que ser antes del 10 de septiembre.

Carmen Pomar insistió en la necesidad de que las pruebas garanticen la igualdad de oportunidades. El Ministerio propuso un modelo de examen similar al actual, con los mismos tiempos de realización pero con mayores opciones. Educación y CiUG coincidieron en que el modelo previsto de examen contribuye a darle tranquilidad a familias y alumnado.

Se calificará hasta lainterrupción de las clasespresenciales

ACUERDO La Consellería de Educación aseguró ayer que en la conferencia sectorial de la semana pasada con el Ministerio y el resto de las comunidades autónomas se acordó evaluar el segundo trimestre con el trabajo desarrollado hasta la interrupción de las clases presenciales. Además, recordó que el examen, que en muchos casos no habían hecho los alumnos, no es la única forma de evaluación. La consellería dio instrucciones a los directores de centros el viernes pasado de que las notas deberían estar antes del 3 de abril, aunque, "en cualquier caso no es una fecha límite absoluta", asegura el departamento que dirige Carmen Pomar en un comunicado. De cualquier manera, Educación asegura estar en contacto permanente con la Xunta Autonómica de Directores para resolver sus dudas. Con respecto a la tercera evaluación, la conferencia sectorial "decidió modificar los contenidos y competencias básicas previstas", que se decidirán en una reunión que mantendrán en abril. Con respecto a FP, el Ministerio fundirá en un único módulo los actuales de Formación en Centros de Trabajo y de Proyecto. En el ciclo medio y la FP básica se establecerá un trabajo final.

31 mar 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito