Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
02:47
h
JORDI SORRIBAS CERVANTES, DIRECTOR DE LA UNIDAD DE TECNOLOGÍA MARINA

“La Antártida es un continente para la ciencia, un laboratorio a salvo de la acción antrópica”

La Unidad de Tecnología Marina del CSIC, con sedes en Barcelona y Vigo, además de instalaciones en Cartagena, tiene como objetivo proporcionar el soporte logístico, técnico y tecnológico necesario para la investigación marina y polar promovida por el Plan Nacional de I+D+i.

Jordi Sorribas, miembro de la Unidad desde 1997 y en la que ha ocupado los más relevantes cargos, se hace cargo de su Dirección en 2016, compatibilizando su dirección técnica con la gestión administrativa.

-¿Cuáles son las actividades de la UTM y con qué logros?

La misión de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC es proporcionar soporte a la política nacional de I+D+i en ciencia y tecnología marinas y programas polares con soporte directo a los Proyectos del Plan Nacional y a los proyectos de la UE conseguidos por los grupos de investigación españoles. Estos objetivos se vehiculan a través de la gestión logística y tecnológica de tres Instalaciones Científico-Técnicas Singulares: el BIO Hespérides, el B/O Sarmiento de Gamboa, y la BAE Juan Carlos I, y de la gestión integral del B/O García del Cid y del B7O Mytilus. El objetivo fundamental de la UTM es ofrecer a la comunidad científica la instrumentación y los servicios tecnológicos necesarios para que los proyectos que apoya utilicen las tecnologías más innovadoras.

En sentido estricto, la UTM no desarrolla unas líneas de investigación específicas. No obstante, una parte de actividad de la UTM esta enfocada al desarrollo tecnológico en el ámbito marino, por lo que participa en varios proyectos de investigación enfocados a mejorar las prestaciones de los servicios que se ofrecen a la comunidad. En este sentido se pueden destacar las líneas de investigación en diseño y mejora de buques oceanográficos y en la gestión de datos para el desarrollo de Infraestructuras Espaciales de Datos de ámbito marino.

-Además de la campaña de la Antártida, ¿cuáles otras realiza la UTM?

La actividad de la UTM se extiende durante todo el año, no sólo en la Antártida en el ámbito de las actividades coordinadas por el Comité Polar Español, si no que se desarrolla también en mayor medida a bordo de los buques de investigación pertenecientes a la llamada FLOTA, que son todos los buques oceanográficos españoles, 10 en la actualidad, considerados en su conjunto como Instalación Científico Técnica Singular y dependientes del Ministerio de Economía. En su actividad la UTM presta servicio y colabora con múltiples entidades y organismos tanto nacionales como internacionales para llevar a cabo su cometido.

-Entre sus responsabilidades está el mantenimiento de la Base Antártica Española Juan Carlos I. ¿Qué labores de investigación se realizan allí?

La investigación en la BAE Juan Carlos I es muy multidisciplinar, se cubren muchos ámbitos de las ciencias ambientales tanto de conocimiento básico como de aquellos que responden a los grandes retos e inquietudes de nuestra sociedad actual como es el impacto del cambio climático.

Los proyectos que se desarrollan en la BAE congregan a investigadores de diversa procedencia, tanto de Universidades como de Organismos Públicos de Investigación, de varias nacionalidades y de disciplinas muy diversas que van desde la geología, la dinámica glacial, el estudio de contaminantes orgánicos persistentes, los sistemas microbianos líticos, el geomagnetismo, la propagación de ondas en la ionosfera, el cambio climático o el estudio de biomarcadores entre otras

-¿Es un acierto que sea un espacio sin pertenencia a un país concreto?

Sin duda es un acierto, pues de esta forma se garantiza que la Antártida sea un continente para la ciencia, un inmenso laboratorio protegido de la acción antrópica en la que se pueden observar desde las trazas de la evolución de la tierra al impacto que tienen nuestras actividades en el planeta. Las únicas barreras que existen son las que impone el propio medio por la extremidad de sus condiciones ambientales, haciendo además imprescindible la colaboración entre países y entidades para poder desarrollar la actividad de investigación sobre el terreno, lo que sin duda garantiza no solo el buen funcionamiento de los equipos multinacionales si no que estrecha las relaciones e intercambios entre países.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

18 jun 2018 / 21:57
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito