Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
11:15
h

Barbazán, el genio de la escultura barcalesa que engalana Terras

Nacido en 1926, de su cincel salió el monumento ceense a Blanco de Lema, el busto a Añón en Outes o el de Fabeiro en Negreira // Conserva su taller en Logrosa

Andrés Barbazán, el último gran escultor de A Barcala, resiste en su taller de Logrosa camino ya de los 90 años. Así, y pese a estar retirado, este maestro puede presumir de un vasto y genial legado de obras diseminado por toda la geografía de Terras, tal como atestigua el historiador nicrariense José Manuel López Tuñas en su blog Agora. Y es que de su cincel salió en los años setenta el monumento muxián al poeta López Abente, pero también el busto de Castelao del parque de O Coto u obras en metal, como la del médico Victoriano Fabeiro o la del vate Añón en Outes. La localidad de Cee, asimismo, le debe el monumento a uno de sus hijos más egregios, como fue Blanco de Lema, y la capilla de O Cotón la talla de su venerado Cristo.

López Tuñas, que confirmaba a este diario la "extrema humildade dun xenial artista como aínda é Andrés", se refería también a que "poetas, intelectuais ou persoeiros galegos quedaron inmortalizados grazas ás mans e á creatividade do noso veciño que segue a vivir na súa casa da Chancela". De las conversaciones que mantuvieron ambos sale a la luz una forma de trabajar, próxima a la lírica, que desde su juventud demostró Andrés Barbazán, "nesas longas horas que pasaba no muiño na beira do río Negreira, tentaba reproducir en madeira, coa axuda dunha navalliña, todos os obxectos que formaban parte do seu pequeno mundo, arados, instrumentos de labranza ou mesmo o carro coas vacas", unas obras que llegaron a conformar una muestra en Pontevedra, fruto de la admiración que provocó a sus maestros.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

20 ene 2015 / 21:05
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito