Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 abril 2021
20:13
h
entrevista

Baroña será icono de O Son

El regidor Manuel Tomé asegurá que la "desfeita" en su concello "tuvo un principio pero ha llegado a su fin" ·· Insiste en la urgencia del polígono industrial y apuesta por poner en valor la riqueza medio ambiental

Contraviniendo las leyes de la lógica, el municipio de Porto do Son creció en los últimos tiempos en cemento y aberración urbanística lo que decreció en población e indicadores económicos; dispone del más largo trecho de litoral gallego, con excelentes playas, pero su cuidado lo debe, como todos, a la arbitrariedad de la subvención; los regalos que la naturaleza –humedales de San Pedro y Xuño– y la historia –Baroña– le hicieron a espuertas sirvieron de acomodo para casas ilegales en un caso e intento de granja marina en el otro. Lo salvó cuando la estaba camino del KO, como en el ring, el oportuno gong electoral cambiando el sentido político de las cosas. Queda por saber si se llegó a tiempo. Media legislatura andada, el actual regidor, Manuel Tomé, del Partido Popular, pecha con lo heredado, programa acciones de futuro y se muestra firme en la apuesta por un nuevo tipo de modelo para un pueblo que en su estima, dice, está por encima de cualquier otra consideración.

_ Los recientes informes de Greenpeace y Ecologistas en Acción e incluso otro del diario ‘La Razón’ sobre la corrupción urbanística socialista aluden a O Son. Mucha notoriedad, ¿No cree?

_ Es la lamentable herencia que nos encontramos y que intentamos subsanar. Primero, quitar al Son de la lista negra del urbanismo de desfeita y salvaje; segundo, preservar cuanto de valor arquitectónico tenemos, que es mucho, y tercero, preparar un futuro ordenado y sostenible ambiental y urbanísticamente para nuestros hijos.

_ Traducido a la práctica, ¿Un PXOM que impida repetir barbaridades?

_ Pero para redactarlo definitivamente debemos conocer antes las líneas maestras del Plan de Ordenación del Litoral en el que trabajan las autoridades autonómicas. Ese Plan fijará los grandes ejes del PXOM. No se olvide que somos el municipio gallego con más kilómetros de costa y que gran parte de nuestro suelo está afectado por esa circunstancia de linde marítimo. Es la servidumbre del concello, pero también el mejor valor patrimonial, lo que hay que cuidar.

_ Y, mientras, ¿la anarquía?.

_ En absoluto. El urbanismo irresponsable en O Son tuvo un principio pero también tiene un fin, y ese fin ha llegado. Queremos un desarrollo racional, armónico en el crecimiento y que el municipio no pierda la esencia de pueblo marinero hasta en lo urbanístico.

_ Para no perder dinero y concejales, en las próximas municipales van a tener que censar hasta a los muertos.

_ Estamos en el límite de los 10.000 habitantes que sostenemos con el empleo de inmigrantes en pesca. Por desgracia, no hay fórmulas administrativas para incrementar población, como bien saben en Santiago o en Carnota. Se logra sólo ofertando mano de obra.

_ Y eso se consigue con industrias y estas quieren suelo industrial.

_ Es la gran asignatura pendiente. Llevamos veinte años de lucha para contar con un polígono industrial. El proyectado tiene ya el 50 por ciento de suelo comprometido. Pero hace falta ya.

_ Saneamiento y vías de comunicación marcan el desarrollo de los pueblos. Aquí hay luces y sombras ¿No?

_ En saneamiento las cosas evolucionan de forma favorable. Está a punto de concluirse la primera fase del municipio que incluye sus dos grandes poblaciones, Portosín y la cabecera municipal, y que dará servicio al 65% de la población. Está, asimismo, comprometido el saneamiento de la segunda fase con la EDAR de Tarrío, por importe de más de dos millones, que dará servicio a Queiruga y Baroña, y se están realizando los estudios de la tercera fase, que atendería a Caamaño, Xuño y San Pedro de Muro. El propósito es que, al concluir esta legislatura, quede comprometida también esta obra.

_ No puede decirse lo mismo de las comunicaciones viarias...

_ Tenemos la orografía que tenemos y los núcleos que tenemos. Es decir, los 36 kilómetros de Noia a Ribeira son en un 90% travesías urbanas, lo que limita la circulación a 50 kilómetros por hora y con una alta densidad de tráfico. ¿Solución? Únicamente con nuevos viales, como se contemplan en las alegaciones que por unanimidad de la Corporación presentamos al Plan Director de Carreteras, que consistían básicamente en la prolongación de la variante de Noia hasta las inmediaciones de la capital municipal, y, por el Sur, la prolongación de la Vía Rápida a través del Alto de Moldes hasta llegar a Queiruga.

_ Hoy se celebra la fiesta del pulpo. Hay dudas de que también aquí sea una fiesta más, sin arraigo como sector productivo

_ Al contrario. Está clara la riqueza de O Son en esta especie, como en otras del mar. O Son no puede renunciar a ese sector primario de la pesca. Pero debe completar el ciclo, añadiendo valor a la extracción, con un plan de trazabilidad y marca identificativa que le singularice, de modo que genere valor añadido. Ese ha sido mi proyecto de fin de carrera y es algo que sigo pensando que podemos hacer aquí, no sólo con el pulpo, sino también con otras especies como el erizo, etc. Eso sí, contando con la implicación directa de la cofradía y de los armadores. En ello estamos y quizá haya noticias pronto.

_ Baroña, santo y seña de este municipio, reclamo continuado a lo largo de los tiempos. Algún intento hubo de endosarle una planta de acuicultura. Hasta que el pueblo, como en ‘Fuenteovejuna’, repudió al ‘comendador’

_ Baroña tiene que ser el icono de O Son. Un conjunto de excepcional valor patrimonial y arqueológico que hay que preservar y rentabilizar. Ha sido nuestra principal preocupación y estamos ya a punto de aprobar el Plan especial de Baroña. Además, tenemos el compromiso de la Xunta, a través de varios departamentos, de crear el Centro de Interpretación del Castro de Baroña, que va a ser un referente en Galicia. No olvide que es el segundo castro más visitado.

_ Ello supone un coste para el que el Concello acaso no esté preparado

_ Pero es que nos proponemos que toda la estructura de dinamización del castro de Baroña sea autosuficiente, capaz de sufragar los medios técnicos y humanos que se arbitrarán, hasta el propósito definitivo de que se convierta en un BIC (Bien de Interés Cultural). Además, a partir del próximo año, tendremos un campo de trabajo de ámbito internacional dirigido por prestigiosos arqueólogos y que ayudarán en la tarea de poner en valor ese referente mundial.

_ ¿Y si viene otra piscifactoría?

_ No hay riesgo. Baroña quedará protegido a nivel arqueológico y blindado para evitar toda tentación urbanística o especuladora.

22 ago 2009 / 01:54
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito