Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
01:44
h
{ el día después }

‘Basketaverage’

    Fue la mejor noticia de un partido que se perdió y del que si no se llega a conservar la renta de 24 puntos de la primera vuelta se hubiese perdido el ‘basket average’ que ante rivales directos viene a ser lo mismo que perder otro partido. Mal encuentro sin paliativos ante un Manresa que tal y como se comentó en diversos ámbitos antes del partido es un equipo que nada tiene que ver con el de la primera vuelta salvo en su entrenador y algunos jugadores, al haber realizado nada menos que 5 cambios que le han dado otro aire y consistencia.
    El Obra que sigue sin ser capaz de asentarse fuera de casa, aunque en otros partidos ha competido muy bien luchando hasta el final, en este partido tuvo que dedicarse en la segunda parte a hacerlo no para ganar el partido sino para perder por menos de 24 puntos que aunque son muchos puntos para diferenciar el teórico potencial de los dos equipos, lo cierto es que en la pista la hubo.
    La Liga empieza a volver a su estado natural, es decir, el Laboral Kutxa ya está por arriba y salvo las sorpresas del Joventut y el Bilbao, todo va en función de presupuestos, dimensiones y trayectorias de los clubes, aunque si tuviésemos estrictamente en cuenta el primer dato el Obradoiro tendría que estar mucho más abajo.
    Personalmente sigo teniendo confianza en el equipo que está rindiendo muy bien y haciéndose muy fuerte en el Pabellón de Fontes do Sar al calor del valor añadido que a la hora de competir supone el gran apoyo de la afición. La clave de la permanencia y de la realización de una campaña notable o sobresaliente pasa por seguir con esta solvencia en los encuentros de casa, donde no se puede pinchar con los equipos de nuestra Liga que es fundamental, y, si se puede, con los cercanos alrededores. Si tenemos que ceder puntos que sea solamente contra los muy grandes, de los que ya ha caído uno, el Barça. Cuando toque competir con los alrededores, considerados grandes a secas, casos del Herbalife y Valencia, es cuando hay que dar el do de pecho, rendir al 100% e intentar ganarles ya que esa es la clave para conseguir los objetivos reseñados.
    El mejor escribano siempre puede echar un borrón y aunque duela perder un partido así, la trayectoria de estos chavales, lo digo por los más jóvenes recién incorporados, merece que la tranquilidad, la confianza y el sosiego imperen. Del apoyo de la afición el próximo sábado no tengo la menor duda. El Herbalife será un duro rival entre otras causas por sus centímetros y calidad dentro de la zona. Se nos hará extraño ver a Levon Kendall de amarillo chillón.

    26 ene 2015 / 22:15
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito