Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 14 agosto 2020
14:00
h
apuntes

El 'brexit' y la Sanidad

    POR FIN, los británicos votarán su salida de la Unión Europea y no parece que vaya a haber sorpresas. Sin embargo, otros aspectos muy importantes de la vida de los isleños están en cuestión y, si me apuran, levantan más preocupaciones que el brexit, como ocurre con su sistema de salud. Y no han faltado entusiastas de echar leña al fuego, como ese caballero de triste figura, llamado Jeremy Corbyn, de quien no se sabe si podrá superar ser derrotado en las inminentes elecciones por un elemento como Johnson. Efectivamente, el dirigente laborista acusa a Boris de querer vender el National Health Service a los Estados Unidos de América a cambio de que Trump sea generoso con un acuerdo de libre comercio. Porque irse de Europa sí, pero que les echen una mano desde el otro lado del Atlántico, que así deben ser las cosas y nunca debieron dejar de serlo.

    Todo el mundo sabe que eso no se puede vender, pero hay suculentas hijuelas que penden del servicio de salud, como algunas del ámbito farmacéutico. Y esto del NHS ha contagiado su lenguaje hasta a los mítines, oyéndose hablar la semana pasada de un "thacherismo sin esteroides", supongo que queriendo decir que Boris Johnson es más liberal y duro con los que dependen de lo público, que la señora Thacher.

    La polémica, sin embargo, ya viene de atrás, hasta tal punto que el propio presidente americano quiso quitar hierro hace meses al debate, asegurando que el NHS podrá ser lo que sea, menos un ingrediente propio del comercio. Pocos le creyeron, claro, porque el negocio se adivina suculento, y algo relevante se debía de haber hablado al respecto entre las dos administraciones, ya que Trump volvió a insistir en ello con ocasión de la cumbre de la OTAN: "Yo no lo querría ni que nos lo ofreciesen en una bandeja de plata". Tanto énfasis es sospechoso, sobre todo en boca de alguien tan poco amigo de la verdad.

    La población británica es muy partidaria del sistema nacional de salud, aun admitiendo sus graves deficiencias, y no es fácil que comulguen con ruedas de molino, sobre todo cuando recuerdan que en USA hay cerca de 30 millones de personas sin cobertura médica. Pero todo puede pasar, una derivada más del poco sentido que en su día tuvo organizar un referéndum como el que ha llevado a la salida de Londres de la Unión, ese proceso tribal, como lo calificó el historiador Antony Beavor, acelerado con el multiplicador de un populismo desilustrado. En cualquier caso, en días la suerte estará echada.

    De la Real Academia Galega de Ciencias. Grupo Colmeiro

    11 dic 2019 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito