Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 25 septiembre 2022
08:30
h

La cadena de la madera crecerá entre un 5 y el 8 % pese a la desaceleración

Se alcanzará un negocio próximo a los 2.400 millones aunque se frenó el segundo semestre, especialmente el 'contract' // Aplauso a la Xunta por separar la gestión forestal e incendios // Gran hito en el pacto por el pino

El año a punto de terminar será un ejercicio marcado por importantes cambios que afectan a la cadena de la madera de Galicia, que busca ha logrado unir fuerzas y luchar por su porvenir con una única voz, algo inédito casi se diría en la historia. A comienzos del próximo año estará listo el nuevo Plan Forestal que, sin ser la panacea ni al 100 % lo que demandarían los distintos eslabones de esta actividad, sí incluye alguna de sus demandas. Y frente a la anterior estrategia, que estuvo vigente un cuarto de siglo pero no tuvo aplicación en la práctica, sí les permitirá vigilar en tiempo real su grado de cumplimiento.

Como dijo en el siglo XIX el físico y matemático inglés Lord Kelvin, lo que no se define no se puede medir... y lo que no se mide no se puede mejorar. Y ayer en el edificio Feuga, en Santiago, coincidieron cinco profesionales que luchan porque esta actividad tenga el mejor de los porvenires.

Abordaron los principales hitos alcanzados durante este año y la situación actual en la que se encuentra el sector en un encuentro con periodistas el presidente del Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia, José Manuel Iglesias, titular también de la firma de parques infantiles Galopín; el secretario xeral de la Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga), Jacobo Feijóo, y dirigente de UUAA; el director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans; la presidenta de la Asociación de Viveros Forestales de Galicia (Vifoga), Isabel Álvarez; y el presidente de Monte Industria, José Carballo, también consejero delegado de Finsa.

Este último fue el que más acercó el almuerzo informativo de ayer a una presentación de resultados, al indicar que la previsión este año es de un incremento de facturación del conjunto de la cadena forestal y maderera de Galicia de entre el 5 y el 8 % frente a los 2.200 millones de euros alcanzados en 2017, según los datos del análisis realizado por la Axencia da Industria Forestal (XERA) que dirige Ignacio Lema y la Escola de Enxeñería Forestal del campus pontevedrés de la Uvigo, que comanda Juan Picos.

Se seguiría la tendencia del bienio anterior, cuando se creció un 16 % frente a 2015, con lo que la horquilla se situaría este 2018 en un negocio de entre 2.300 y 2.400 millones. Un síntoma de "sostenibilidad", para Carballo, pese a una ralentización que se hizo patente a lo largo de este segundo semestre. Parte tiene que ver con la desaceleración de la propia economía, dijo, aunque el descenso más acusado se dio en el contract, que diseña y dota espacios públicos como centros comerciales, tiendas u hoteles, y que es el que más factura en la segunda transformación, con unos 300 millones en 2017. El líder de Monte Industria lo achacó a "ciertos cambios de modelo" en tipología de ventas -más on line y menos establecimientos físicos- y menores proyectos a realizar.

Antes abría el debate José Manuel Iglesias, que junto a todos los presentes en la mesa, valoraban muy positivamente que se cumpliese con una demanda histórica, "de hace treinta años", y se separase en la Consellería de Medio Rural las áreas de planificación y gestión forestal y la de defensa del monte y luicha contra incendios. Carballo señalaba que era una "demanda unánime". El titular del Clúster destacaba también que el nuevo director xeral de Planificación e Ordenación Forestal, José Luis Chan, "generó muchísima ilusión" en el sector y cree que es una oportunidad que "no se puede desaprovechar". Todo fruto de un acuerdo en sede Parlamentaria, con el OK de populares y socialistas al dictamen de la comisión de estudios sobre política forestal -otro hito más de este 2018-, la abstención de En Marea y únicamente el rechazo del BNG. Éste recogió buena parte de las demandas de todos los agentes del sector, y en el tuvo gran protagonismo José González, parlamentario que luego pasó a convertirse en el actual conselleiro de Medio Rural.

La Cámara gallega dio una voz al sector que se le había negado durante 25 años. Ahora volverá a ella, aunque no sea necesario -bastaría con la aprobación del Consello de la Xunta-, el borrador del futuro Plan Forestal de Galicia, "muy avanzado", según detalló Jacobo Feijóo. Antes solo falta que la Consellería de Medio Ambiente realice la preceptiva evaluación estratégica.

Las propuestas consensuadas este año entre los agentes del sector y la Fundación Juana de Vega abren ahora retos de futuro. Como también el histórico acuerdo de la sociedad civil para alcanzar el conocido como pacto dos rumorosos -por los pinos del himno gallego- que busca revitalizar la plantación y aprovechamiento de madera de coníferas, especie que sufrió el sorpasso del eucalipto hace una década: entonces suponía más de la mitad de las cortas y hoy apenas el 37 % y a al baja. Genética, silvicultura y diálogo con los aserraderos serán claves para elevar la productividad. Veremos si la Xunta acompaña.

Otro eje del plan forestal afectará al modelo de gestión, con la lucha contra el abandono rural como "caballo de batalla", e incluye el "cambio importantísimo" del paso de montes vecinales a contratos de gestión. Recoge Europa Press el aviso de Jacobo Feijóo: "Más de la mitad de agricultores y ganaderos se van a jubilar en una década" en Galicia. Toca buscarles relevo en un monte sostenible y rentable.

20.320 empleos directos, más entre cincuenta mil y sesenta mil indirectos, que generaba la cadena forestal-madera de Galicia en 2017. Su facturación, que ascendió sobre los 2.200 millones de euros -un 16 % más que en 2015- se repartía por subsectores, también en millones, así:

Rematantes 452

Aserrado 355

Tablero y celulosa 900

Mueble y 'contract' 500

José Manuel Iglesias

Presidente del Cluster da madeira

"Sin sostenibilidad económica no hay futuro para el monte, se da lugar a una bomba de biomasa, tenemos el riesgo de acabar siendo un desierto verde"

José Carballo

Presidente de Monte Industria

"Un reto para el nuevo plan forestal es que no haya intervencionismo exagerado por parte de la Administración, porque no conduce a nada práctico"

10 dic 2018 / 22:57
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito