Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 25 enero 2021
02:25
h

Caloiaro cerró la Liga Endesa como líder en robos y décimo en valoración

    El jugador del Rio Natura Monbus Obradoiro Angelo Caloiaro cerró la Liga Endesa como líder en robos y décimo en valoración, como mejor de un equipo que se coló diecinueve veces entre los quince mejores de los diferentes apartados estadísticos.

    El Obradoiro terminó ayer su participación en la presente temporada de la primera competición del baloncesto español en decimoquinta plaza, con la cuarta permanencia consecutiva.

    Destacó durante el curso el papel de Caloiaro, llegado el pasado verano, pues terminó el curso como décimo jugador mejor valorado de la Liga Endesa, con 14,9 puntos de esta estadística por partido, a 4,8 del líder del torneo.

    El jugador norteamericano lideró la liga en robos, con dos por partido tras conseguir 68, y también en minutos, pues se quedó a un segundo de completar los 1.028, con algo más de treinta en cada encuentros.

    También fue decimotercero en rebotes, con 5,65 por partido y un total de 192, empatado con el decimosegundo, y séptimo en porcentaje de tiros de dos puntos, con un 63,22 por ciento, además de decimosegundo en rebotes defensivos, después de promediar cuatro.

    Adam Waczynski, que lideró la Liga Endesa en puntos anotados hasta poco antes de su lesión que lo mantuvo casi dos meses lejos de las pistas, finalizó en tercer lugar en anotación, con 14,6 de promedio, con un total de 395, a 2,6 del mejor.

    Con un 2,15 por partido fue séptimo en triples anotados y decimocuarto en porcentaje de anotación desde el perímetro, gracias a un 42,03 por ciento.

    Anotó 3,07 tiros libres de media, lo que lo coloca en décimo lugar, y fue quinto en porcentaje desde la línea de 4,6 metros, de la mano de un 90,22 por ciento, los que tiró por las 4,48 faltas recibidas, un apartado en el que fue quinto.

    Lo peor en sus números es la segunda posición en pérdidas por partido, con 2,59, y la décima en tapones recibidos, que fueron 0,44 de media.

    Donnie McGrath acabó el curso como quinto asistente de la competición, con 4,7 por partido, y en octava posición en pérdidas, pues tuvo 2,24 como promedio.

    Juanjo Triguero capturó 1,8 rebotes ofensivos, una cifra que lo coloca en decimotercera posición, y cometió 3,3 faltas en cada encuentro, por lo que es tercero en este apartado.

    Artem Pustovyi, que jugó veintiocho encuentros, puso veintiún tapones, por lo que promedió 0,75 por encuentro, el séptimo mejor dato de la competición.

    Estos cinco jugadores consiguieron colarse diecinueve veces entre los quince mejores de los diferentes apartados estadísticos que recoge la Liga Endesa a nivel individual.

    23 may 2016 / 12:12
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito