Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 04 diciembre 2022
20:30
h
susto en Compostela

Caos de tráfico al explotar dos bombonas de gas en un camión

El vehículo transportaba caucho caliente en una caldera para unas obras en la rotonda de A Rocha ·· Empezó a arder y los envases de propano saltaron por los aires ·· El conductor pudo salvar la vida de milagro ·· No hubo heridos

Tremendo susto el que se llevaron ayer los vecinos y los que circulaban por el puente de la Rocha a eso de las 11.14, en dirección a Santiago. Una camioneta, que se dirigía a realizar una reparación en el asfalto de la rotonda, ubicada frente a la antigua fábrica de paraguas Caravel, comenzaba a arder de forma repentina, tras escucharse una fuerte explosión.

Segundos antes, el conductor del vehículo accidentado se había bajado, tras observar que salía humo del camión. Consciente de que transportaba siete bombonas de gas propano, además de una caldera, que estaba encendida, cogió inmediatamente un estintor y empezó a detener el tráfico, para impedir que se acercaran al camión. Después intentó apagar el fuego, y fue cuando una de las bombonas explotó. Milagrosamente no resultó herido.

Alertados por el estruendo y las llamas, dos compañeros del conductor, que se encontraban reparando con caucho las juntas de dilatación de la glorieta, acudieron en su auxilio y avisaron al 112, que llamó a la Policía Local, Guardia Civil y Bomberos. Los dos obreros también intentaron apagar el fuego con extintores, pero les fue imposible.

Rápidamente llegó al lugar del siniestro la Policía Local, que cortó el tráfico en ambos sentidos, y tres camiones de bomberos. En ese momento se produjo la segunda explosión. Inmediatamente comenzaron a rociar con agua el vehículo y en poco tiempo los efectivos del servicio antiincendios lograron extinguir el fuego, aunque siguieron vertiendo agua sobre el camión durante más de media hora para enfriar las bombonas de gas propano.

Como consecuencia del suceso, la circulación estuvo parada en dirección Milladoiro 45 minutos, mientras que los carriles hacia Santiago se abrieron a las 12.55 horas. Esta situación provocó importantes retenciones en los distintos accesos a la capital gallega, para desesperación de cientos de conductores, que se vieron atrapados en el asfalto sin saber qué estaba ocurriendo.

El conductor del camión, un joven de 25 años llamado Fernando, bastante aturdido y asustado por lo ocurrido, sólo se limitó a decir que "íbamos a arreglar la rotonda", y prefirió no dar más explicaciones sobre lo ocurrido. Un compañero suyo, José, todavía con el susto en el cuerpo, explicaba así como había ocurrido todo. "Estabamos trabajando en la rotonda cuando oímos el estallido y vimos que la camioneta estaba ardiendo. Fuimos corriendo e intentamos apagar el fuego, pero vimos que era imposible".

Norberto Villaverde, jefe de la Policía Local, que se personó en la zona, destacó la pericia con la que había actuado el conductor del camión, que tras detectar que había humo "se bajó rapidamente y comenzó a detener a los coches, que en esos momentos circulaban por el puente".

Xesús Martínez, sargento de servicio de los bomberos, contaba la rapidez con la que se había producido todo. "Nos llamaron a las 11.30. Cuando llegamos, el camión estaba en llamas, porque ya se había producido la primera explosión. Después se produjo la segunda y extinguimos las llamas pronto, aunque estuvimos refrigerando las bombonas durante bastante tiempo".

300 grados centígrados

Todo apunta a que el calor de la caldera de la que está dotada el camión, para calentar el caucho que se echa en las juntas de dilatación del asfalto, y que puede alcanzar los 300 grados centígrados, hizo explotar las dos bombonas de propano. La caldera estaba instalada en la parte delantera del remolque, pegada justo a la cabina del conductor y rodeada por siete bombonas de propano.

Según explicó a este rotativo Norberto Villaverde, el camión tenía su documentaciónen en regla. Además aclaró que es normal que en estos vehículos se lleve la caldera encendida, "ya que necesitan calor y una temperatura constante para mantener líquido el caucho. Las bombonas eran la fuente de calor".


Intensas llamaradas
A las 11.14 horas, el Servicio de Emergencias 112 recibe el aviso de la explosión en un camión de A Rocha. Los bomberos llegaron al lugar justo cuando se produjo la segunda de las deflagraciones. El conductor, Fernando L. B., se bajó justo antes de producirse la primera explosión.

Manguera en mano

A cierta distancia los bomberos comienzan a extinguir el fuego en el Nissan L 80, matrícula M-4936-JZ, que se apagó rápidamente, aunque siguieron rociando las bombonas durante bastante tiempo para enfriarlas. El camión transportaba siete bombonas de gas propano para calentar la caldera.

Acabando la operación

Durante media hora, los efectivos del servicio contraincendios estuvieron regando el remolque del camión para evitar nuevas explosiones. La parte trasera del vehículo quedó totalmente carbonizada. Numerosos curiosos se acercaron a pie al puente para observar la operación.

LAS CLAVES

Intenso olor a goma quemada en la zona

Nada más llegar a la rotonda de A Rocha el olor a goma quemada inundaba el ambiente, ya que el camión trasportaba un material para rellenar las juntas de dilatación del asfalto de esta glorieta, compuesto principalmente por caucho. La primera bombona que explotó era de 35 kilos, mientras que la segunda era más pequeña, de 13 kilos. Con ellas se calentaba este material.

La alarma se extendió entre los vecinos

La casa de Manuel Martínez está muy cerca de donde se produjo el siniestro. "Se oyó un estruendo muy grande y los cristales de las ventanas se movieron. Nos llevamos un susto muy grande". Tras producirse las dos explosiones numerosos curiosos se acercaron andando al puente de A Rocha para comprobar en primera persona lo que había ocurrido y observar el trabajo de los bomberos.

07 abr 2008 / 22:35
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito