Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 28 septiembre 2020
13:52
h
{ LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA }

"Unas cejas bien hechas dan armonía al rostro"

Tras ganar el Campeonato Nacional de Micropigmentación, Belén Estévez quedó cuarta en el de Berlín.

Comenzó a estudiar la carrera de Bellas Artes en Pontevedra, pero lo dejó el primer año para cursar el ciclo superior de Estética, y nada más finalizar los estudios empezó a trabajar como esteticista sin dejar de formarse. Lo que nunca creyó Belén Estévez, desde luego, es que aquel curso básico de cejas que hizo hace cuatro años "sin ninguna expectativa, porque en principio no me gustaba la idea de la micropigmentación", terminaría por convertirse en una pasión que le reportase tantos éxitos, el último convertido en cuarto puesto en el Campeonato Mundial celebrado no hace mucho en Alemania.

Aclara que "no es microblading, es micropigmentación, algo que se confunde mucho sin tener nada que ver" y que desde que hizo el primer curso de iniciación se enamoró de esta disciplina porque "no es solo un arte, es devolver la confianza a las personas y armonizar un rostro, y eso me apasiona. Sinceramente, llegué a la micropigmentación de rebote y sin esperanzas, porque los trabajos que se veían antes dejaban mucho que desear, pero me encantó desde el primer momento en que empecé a hacerlo", y explica que "se puede hacer en todo tipo de cejas, con pelo o sin él, porque siempre nos va aportar lo mismo, la armonía facial, que es lo que intentamos conseguir con la micropigmentación. Al fin y al cabo, es un dibujo sobre una superficie plana".

"Tenemos que jugar con las luces y sombras para dar forma y que simulen un volumen", señala, "y conseguir que a una distancia de conversación nadie perciba que no es nuestro pelo natural" e insiste en que "no nos imaginamos lo que unas cejas pueden subirnos la autoestima y la confianza en nosotros mismos".

En los labios, en cambio, el objetivo es "sacarles el mayor partido, definiendo más la forma para ganar volumen, aportar color... dar la sensación de boca saludable y jugosa".

Belén, que colabora con varios centros de Galicia, Barcelona y Palencia, entre ellos la clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda, en Santiago, comenta que "lo que más me solicitan son cejas, sobre todo gente que apenas tiene pelo, y tengo que confesar que es lo que más me gusta hacer. Cada tratamiento es un reto".

"También hago muchos sombreados de ojos", dice, "que en mi opinión quedan espectaculares y es algo sutil, elegante y discreto".

Aunque tiene pacientes de todas las edades, la mayoría son de 35 a 60 que acuden "porque han perdido el pelo por algún motivo, quimio, estrés, alopecias... aunque también están las que se depilaron mucho de jóvenes o simplemente quieren perfeccionar las cejas".

"Cada artista, cada profesional tiene su estilo propio", afirma rotunda, "Puede gustar más o menos, pero no por ello tiene que estar mal, y las pacientes que acuden a mí lo hacen normalmente porque han visto mis trabajos y se dejan asesorar. A mí me gusta tener una primera toma de contacto, hacer un diseño, que se vean y me digan cómo se sienten, y que tengan un período de adaptación. Es importante que sea natural y que no esté guiado por modas".

Las sesiones suelen ser de dos horas y aunque ya se intuye, el resultado final se verá unos dos meses después, "cuando ya está el tratamiento curado", y dependiendo de la zona, la micropigmentación permanece en la piel de entre uno y cinco años.

Belén Estévez afirma que "precisamente porque ahora mismo está en auge, también hay mucho intrusismo. Mi consejo es buscar un buen asesoramiento, porque muchas veces nos dejamos tentar por el precio, y lo importante es ver la experiencia, las medidas de higiene, que se usen productos de calidad y la formación de cada profesional. Tampoco hay que olvidar que es un trabajo artístico y por lo tanto, nos debe gustar su estilo".

Sobre el último galardón recibido, confiesa que "tras haber ganado el Campeonato Nacional de Micropigmentación de España, estar en el Mundial en Berlín ya fue un premio en sí. Aunque tuve numerosos infortunios, quedé cuarta y recibí el Premio a Cejas Innovadoras sobre Látex, y no puedo estar más feliz".

"Es importante que sean naturales y que no estén guiadas por modas, sin olvidar que es un trabajo artístico, es un dibujo sobre superficie plana"

"No imaginamos lo que unas cejas bien hechas pueden subirnos la autoestima y darnos confianza"

09 dic 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito