Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 27 junio 2022
14:45
h

La central de As Pontes cerrará en 2030 y la de Cerceda en 2020

Endesa invirtió 217 millones para prolongar la vida de la planta pontesa hasta 2045 // Pero el Gobierno calcula que en 12 años ya habrán clausurado todas las térmicas

Hace ocho meses, el presidente de Endesa anunciaba que la central de As Pontes prolongaría su vida útil hasta 2045. Se iniciaban en marzo las obras de transformación de la planta térmica, para prolongar su vida 25 años más. Según Borja Prado, la inversión ascendía a 217 millones de euros. Ahora el Gobierno indica que As Pontes cerrará como muy tarde en 2030. Y recalca que Meirama (Cerceda) tiene los días contados para 2020.

En Meirama trabajan unos 200 operarios. Y As Pontes tiene una plantilla de 700 trabajadores, de forma directa. El secretario de Estado de Energía se encargaba ayer de dar la noticia. Nueve de las 14 centrales térmicas de España cerrarán en junio de 2020, al no hacer las inversiones requeridas por la UE para reducir contaminación. Entre ellas se incluye la de Gas Natural Fenosa en M­eirama. Cinco consiguen prolongar su vida útil con tope en 2030. Las que salen adelante, como la de As Pontes, acometen las labores demandadas de desnitrificación y desulfurización para continuar con su actividad.

De todos modos, José D­omínguez recalca que no se trata de una imposición sino de cálculos sobre el futuro del sector. "Lo que nosotros creemos que va a ocurrir, pero no lo estamos imponiendo, es que van a cerrar entre 2020 y 2030 todas". Según el secretario de Estado de Energía, "en 2030 no habrá ninguna central de carbón, pero mi vaticinio es que van a cerrar bastante antes de una manera natural, y no porque las cerremos nosotros". Endesa salva así sus centrales de As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería), en las que hizo inversiones por más de 400 millones de euros. Pero Gas Natural (Energy) renuncia a Meirama más allá de 2020, según los cálculos del Gobierno. Las otras centrales que durarían más de dos años son Los Barrios en Cádiz (V­iesgo), y Aboño y Soto de Ribera (en Asturias y de EDP España).

CICLO COMBINADO La central de As Pontes vive del carbón importado tras el cierre de su mina. Y cuenta con un ciclo combinado desde 2008, que creó Endesa con 800 megavatios y 367 millones de euros. Según el secretario de Estado de Energía, en un encuentro organizado por la publicación Expansión, "el sector gasista deberá reinventarse si quiere ir más allá de la primera fase de la transición energética, el gas está para echar una mano inicial... pero no se puede quedar ahí".

Según José Domínguez, el gas jugaría un papel importante en la transición entre el carbón y las renovables. Pero apuesta por un sector gasista "con cero emisiones y diferente al que tenemos hoy, basado en gas renovable, en hidrógeno". En su plan inversor presentado en 2017, Endesa ya preveía unas inversiones totales de 5.000 millones de euros desde ese año hasta 2020. Unos 300 millones de euros se destinarían a adaptar el carbón a las mejores prácticas ambientales. Y las principales cantidades se centraban en las térmicas de Litoral (Almería) y As Pontes. Desde principios de 2018, ya se barajaba que a Meirama le quedaban dos años de vida. Pero se mantenía la previsión de 2045 para As Pontes, tal y como se confirmó en marzo durante la visita del presidente de Endesa a la central. Ambas térmicas renunciaron hace años al carbón autóctono para utilizar el importado, menos contaminante. Y también hicieron obras en sus instalaciones para reducir emisiones.

Endesa repitió inversiones millonarias recientemente, lo que le permite continuar en As Pontes con ese tope de 2030 (diez años más que la planta de Cerceda). A partir de 2020, la Comisión Europea obliga a recortar nuevamente las emisiones. Por lo que sólo seguirán adelante las plantas que hayan realizado las inversiones necesarias, con ese objetivo de respeto medioambiental.

De momento, Endesa ha reconocido que no ha realizado las inversiones necesarias para las centrales de Andorra (Teruel) y Compostilla (León).

Pero recalca que no ha pedido su cierre. Además ha convocado a los sindicatos de ambas plantas para el jueves. La central térmica de As Pontes tiene un ciclo convencional de 1.468 megavatios (más los 800 del combinado). Y se encuentra operativa desde 1976. La de Meirama se inaguró en el mismo año, y cuenta con un grupo de 563 megavatios.

15 nov 2018 / 22:50
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito