Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 02 junio 2020
22:02
h

Cerca de cuatro mil jóvenes se suman a la actividad agraria en la última década

Desde 2009 se beneficiaron de 107 millones en ayudas para incorporar savia nueva al campo // Cuatro de cada diez son ahora mujeres // Una de cada 10 explotaciones en Galicia la dirigen menores de 30 años bien formados

Trabajar en el campo no es tarea fácil. Que el fruto de esa labor sea rentable, harto complicado. Y ya, si rizamos el rizo, que esta actividad salve el estigma de estar reservada a ciudadanos de segunda, a habitantes de la Galicia deshabitada donde muchos servicios brillan por su ausencia, resulta casi una quimera. Lo vemos en las reactivadas protestas en el campo gallego, donde se demanda, para que los agricultores y ganaderos puedan ofrecer un futuro a sus hijos, un precio justo que al menos les permita garantizarse el equivalente al salario mínimo interprofesional.

A pesar de todo este panorama, en la última década han sido un total de 3.805 los jóvenes menores de treinta años que han decidido dar el paso y, aprovechando la línea de ayudas específica habilitada para ello por la Consellería de Medio Rural, incorporarse a la actividad agroganadera. Esta evolución ha permitido rejuvenecer a un sector primario que, como el conjunto de Galicia, se encuentra muy envejecido, dando de paso el relevo a veteranos en el mundo de la carne, la leche y la huerta que demandaban a gritos el justo retiro tras una vida laboral que resulta ser esclava como pocas.

Desde el departamento autonómico que comanda José González argumentan que "dada la importancia del sector agrario, la Xunta hace un esfuerzo ingente para apoyarlo año a año", recordando que el pasado ejercicio fueron más de un millar los ganaderos y agricultores beneficiarios de los por encima de cuarenta millones de euros de las subvenciones para el apoyo a las inversiones en las explotaciones agrícolas -los conocidos como planes de mejora-, que incluyen la incorporación de jóvenes y el desarrollo de las pequeñas explotaciones.

De todos ellos, recuerdan, un total de 356 fueron de menores de treinta años que decidieron incorporarse e la actividad agraria, rompiendo todos los tabús establecidos. Entre ellos 139 mujeres, cuatro de cada diez. Si atendemos al último cuatrienio, ellas fueron 723, ellos 1.099, un 40-60 %.

Recuerda Medio Rural, como también hizo recientemente el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su visita a Mazaricos -una de las comarcas ganaderas por excelencia en la comunidad- que en la actualidad una de cada diez granjas en Galicia está dirigida por jóvenes que no alcanzan aún la treintena, profesionales mejor formados que las anteriores generaciones.

Si atendemos a las tres últimas convocatorias de esta orden, las que se corresponden con el actual Plan de Desenvolvemento Rural (PDR) de 2016 a 2018, se tramitaron en total 1.466 expedientes de incorporación por un valor que supera 52,2 millones.

Cabe señalar que la cifra de explotaciones lácteas no para de bajar, año tras año, mientras, sin embargo, aumentan las cabezas de ganado y las entrega de leche. Si 2014 se cerraba con más de 9.600 granjas, en 2017 caían ya a 8.014, al cierre de 2018 eran 7.548, y en diciembre del año pasado eran 7.147. Según datos del IGE, en el cómputo total de explotaciones ganaderas había hace dos años 32.671, la inmensa mayoría, con casi 21.000 dedicadas a la producción cárnica.

FONDOS OCTAVA REGIÓN LÁCTEA DE EUROPA

Récord histórico en la leche

Galicia se situó al cierre del pasado ejercicio, según los datos recabados de las Declaraciones Obligatorias del Sector del Vacuno de Leche del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), como la octava región europea en producción de leche, con el 38,5 % de la producción total en España. Se alcanzó la cifra récord de 2.787 millones de kilos por encima del anterior registro histórico de 2.739,4 de 2018, y de los 2.660 de un año antes.

El pasado ejercicio, tras ese incremento de la producción del 1,8 % frente a 2018, la facturación del sector en Galicia superó los 880 millones de euros, fruto de multiplicar cada litro por una de las medias más bajas de España. En el último mes del ejercicio fueron 0,327 € por litro, frente al promedio estatal de 0,338.

El 63,5 por ciento de la leche que se entrega en Galicia a las industrias o se envasa (la mayor parte) o se transforma en la propia comunidad, un total de 1.771 millones de kilos. El 36,5 por ciento restante acaba yéndose fuera: las cisternas se llevan más de mil millones de kilogramos fuera de las fronteras gallegas, por lo que en el exterior dejarán cualquier valor añadido que pudiese generar.

Los 7.147 ganaderos con entregas que culminaron el ejercicio, según las estadísticas del FEGA, representan el 55,7 % del total que continúa con la actividad en todo el Estado, donde se totalizaron 12.831 a diciembre. En cuanto al número de compradores declarados, en la comunidad se detallan 48 de un total de 307 en toda España.

28.210 euros de media por explotación resultantes de dividir los 107,34 millones distribuidos en 3.805 expedientes totales de las ayudas a la incorporación de jóvenes en la última década. Abajo, por ejercicio:

Año Nº €

2009 319 7.283.794

2010 287 6.451.234

2011 265 6.104.010

2012 439 9.654.872

2013 262 5.664.848

2014 265 5.652.996

2015 146 3.220.304

2016 618 24.325.500

2017 466 14.920.000

2018 382 11.645.500

2019 356 12.418.000

26 feb 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito