Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 28 septiembre 2020
20:50
h
{crónica personal}

Choque de trenes

    EL confidente, de Convergencia Democrática de Catalunya, fiel a su condición hace confidencias a otro lado del teléfono: las cosas están mal entre Jonqueras y Artur Mas, y el triunfalismo de las declaraciones públicas a costa de la Diada y la cadena humana no se corresponde con lo que sucede en el seno de CiU. No es un secreto que las cosas no van bien entre Mas y Durán i Lleida -al líder de Unió le gustan muy poco las aparentes ansias independentistas del presidente de la Generalitat y no piensa rebasar determinados límites-. Pero lo que es menos sabido es que tampoco está contento Jonqueras, que piensa que Mas ha cedido ante Rajoy; y no está contento Mas porque piensa que Jonqueras le está llevando a una vía que para él es un desastre.

    Un desastre porque no cuenta con el apoyo de Unió para esa aventura, tampoco con el de una parte considerable de CDC, tampoco con los empresarios, ni siquiera con los sindicatos mayoritarios, y encima se queda en la peor de las situaciones si su empeño independentista provoca el corte del suministro en euros que le ofrece Rajoy. Y sabe Mas mejor que nadie que sin no cuenta con el dinero del Estado, es impensable pagar los servicios sociales de Cataluña, las infraestructuras e incluso los salarios. Una catástrofe que le dejaría aún más bajo en la aceptación de los ciudadanos, que sufren las consecuencias de una crisis a la que se suma la mala gestión de las cuentas de la Generalitat.

    Jonqueras se ve crecido y lanza bravatas todos los días: la última, que antes de fin de año Mas debe fijar la fecha de la consulta, que tiene que ser en el 2014 y que solo se formulará una pregunta, muy clara además, si se está o no a favor de la independencia. Lo que tiene en mente Rajoy es otra cosa, y así se lo ha transmitido a Mas en sus varios encuentros: ni hablar de independencia, ni una palabra sobre soberanía, y solo cedería algo, algo, en las cuestiones financieras.

    El confidente augura una escalada de la tensión entre Jonqueras y Mas, afirma que el análisis que hacen en su partido sobre la Diada no es excesivamente positivo y está convencido de que de la tensión actual entre Mas y el líder de ERC puede salir una ruptura sonada. A ver.

    Periodista

    15 sep 2013 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito