Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 febrero 2023
18:15
h
al habla

Cien años del Banco de Galicia

    PAUL Samuelson decía que las funciones principales de un banco son mantener depósitos a la vista y facilitar créditos. En Galicia dichas funciones inicialmente se desarrollaron a nivel local en las casas de banca fundadas en el siglo XVIII en las ciudades costeras que mantenían actividades de comercio exterior. Más tarde, en el siglo XIX, se fue extendiendo al resto de ciudades y las principales villas, naciendo también en esa época las cajas de ahorros. Ya en el siglo XX y después de la Ley Cambó del año 1921, las entidades fueron abriendo sucursales o absorbiendo a otras para facilitar su expansión, por lo que ya existían algunas que trascendían el ámbito local pudiendo calificarse ya como "regionales", siendo la presencia de bancos de fuera de Galicia muy escasa.

    Fue el 27 de diciembre de 1918 cuando se constituyó en Vigo la Banca Viñas Aranda, fundada por el noiés Francisco Andrés Viñas y por Salvador Aranda, auténtico germen del Banco de Galicia. En 1954 pasó a denominarse Banco de Vigo-Viñas Aranda y en 1957 Banco de Vigo, siendo la segunda entidad bancaria con tal denominación, después de la fundada en 1900 y que en 1925, tras su quiebra en el marco de la crisis bancaria de los primeros años de la dictadura de Primo de Rivera, fuera absorbida por Banco Pastor. El Banco de Vigo finalmente fue comprado por el Banco Popular en 1969 a través de su sociedad de cartera Popularinsa, que adquirió la mayoría de su capital.

    La otra raíz del Galicia prendió en la Chantada de 1893, donde se fundaba la casa de banca Benito de Soto Linares, corresponsal del Banco de España y de la casa Simeón. A la muerte del fundador en 1913, su viuda e hijos constituyeron "Viuda de Benito de Soto" a la vez que ampliaban sus corresponsalías a los bancos Central, Hispano Americano y Español de Crédito. El 7 de junio de 1964 se constituye como Banco de Soto y en octubre de 1971 pasa a denominarse Banco de Lugo y a domiciliarse en Lugo, cuando fue comprado por el Popular también a través de Popularinsa.

    El Popular decide fusionar a los bancos de Vigo y Lugo para constituir el Galicia el 31 de diciembre de 1973 y sitúa su domicilio social en la calle Policarpo Sanz de Vigo. El banco se mantuvo como marca independiente hasta el 29 de diciembre de 2008 cuando fue absorbido por su matriz. La crudeza de la crisis financiera iniciada en el 2008 fue la causa de esa decisión, más que la eficiencia de la que este grupo bancario siempre había sido líder, e impidió que llegase a ser un banco centenario. La d­esaparición del Galicia supuso el inicio del desmantelamiento de la banca comercial gallega, a la espera de lo que suceda con su único superviviente, el Pastor.

    Economista

    10 abr 2018 / 22:19
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito