Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 25 febrero 2021
11:01
h

Cierre de albergues privados y públicos desde hoy para evitar que se produzcan contagios

Los hosteleros sugieren a quienes permanecen en la Ruta que traten de regresar a sus casas lo antes posible

    Santiago.La Asociación Gallega de Albergues Privados (Agalber) recomienda el cierre de todos los albergues de peregrinos, estén o no asociados, hasta que la situación de pandemia del covid-19 esté controlada y las autoridades sanitarias confirmen que no hay riesgo de contagio. Los hospitaleros, trabajadores y propietarios de los albergues consideran que es difícil evitar al 100 % que haya contagios en sus establecimientos con las medidas de prevención que se recomiendan desde las administraciones actualmente, tanto entre peregrinos como con el personal que los atiende.

    Así, defienden que la única medida efectiva es el cierre total de los alojamientos, que "llevaremos a cabo pese a las repercusiones económicas que tiene para nuestros negocios, por responsabilidad social, y también para proteger el futuro del Camino de Santiago, ya que no queremos que se convierta en un foco de contagio y que la imagen de la peregrinación quede marcada durante muchos años".

    Esta postura es compartida por muchas otras asociaciones de establecimientos, asociaciones de amigos del Camino y por la mayor parte del sector turístico, tal y como se puso de relevancia en la reunión celebrada ayer en Santiago con la Consellería de Turismo. Desde Agalber manifestaron al conselleiro, Román Rodríguez, que "estamos dispuestos a sacrificar nuestros negocios por responsabilidad, pero también que muchos precisaremos ayudas económicas, fiscales y laborales lo antes posible para que cuando esto pase podamos estar preparados para volver a impulsar el Camino".

    "Queremos también concienciar a los peregrinos y recomendar que vuelvan a sus casas, que pospongan su viaje, ya que el Camino seguirá aquí cuando esto pase, y ahora mismo pensamos que no es el momento de hacerlo, por su seguridad y la de todos", declararon, antes de apuntar que dado que aún hay peregrinos en la Ruta, "y tampoco queremos que se vean desamparados, recomendaremos el cierre total a partir del próximo lunes". Puesto que las administraciones consideran que los albergues públicos deben seguir abiertos, los peregrinos que sigan viniendo hasta que se tomen restricciones más severas deberán dirigirse los albergues públicos, que también adoptarán restricciones ante la pandemia.

    En este sentido, la Consellería de Cultura e Turismo informaba ayer por la mañana de que se restringiría la ocupación de los establecimientos de la red pública de la Xunta de Galicia a un tercio de su capacidad máxima. Además, permanecerían cerrados los servicios comunes de los locales. Apuntaba, además, que ya fueron también distribuidos materiales e indicaciones en la búsqueda de extremar e incrementar las medidas de higiene y limpieza. Sin embargo, el presidente de la Xunta, en su comparecencia de última hora de la tarde, se limitó a afirmar que se cerrarán "los albergues de peregrinos" desde las 00.00 horas de hoy, por lo que todo parece indicar que la medida también afecta a los públicos.

    Desde la Catedral señalaron ayer que en los primeros 12 días de marzo llegaron a ciudad del Apóstol en torno a 1.700 peregrinos, lo que se traduce en una media de 140 al día. Con esta cifra se podría hacer una estimación de los caminantes que se encuentran actualmente en la Ruta, teniendo en cuenta que la media de los itinerarios suele ser de entre cinco y siete jornadas. Los números son muy bajos.

    IGLESIAS ABIERTAS pero sin misas públicas

    ••• Ante la situación creada por la expansión del virus covid-19, la responsabilidad por el bien de la salud propia y del prójimo, los obispos de la provincia eclesiástica de Santiago establecieron ayer que se dispensa a los fieles cristianos de la asistencia a la eucaristía, los domingos y fiestas de precepto. Se puede seguir la santa misa por radio o televisión, así como por internet. La comunión espiritual es una práctica tradicional de la Iglesia que, señalan, se ha de recuperar en estas dolorosas circunstancias, y puede ser ocasión de santificación y de comunión eclesial. También se cancelan las celebraciones comunitarias y públicas de la misa hasta ser superada la actual situación de emergencia.

    ••• Los sacerdotes continuarán celebrando diariamente la eucaristía, rezando por el pueblo de Dios, siendo posible la asistencia de un pequeño grupo de fieles. Los funerales pueden celebrarse según la modalidad de 'Celebración de las Exequias sin misa'. Las misas exequiales pueden ser celebradas después de esta fase crítica; o en estos momentos sólo con el grupo de los familiares más allegados. Además, deben posponerse las celebraciones de aniversarios hasta después de Semana Santa.

    ••• Estas indicaciones se aplicarán igualmente para las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa. Aconsejan a los responsables de las cofradías que sigan también las orientaciones de las autoridades sanitarias.

    ••• Los templos de la Diócesis seguirán abiertos, a menos que las autoridades sanitarias digan lo contrario, como signo de esperanza y a disposición de los fieles para que puedan ir a rezar, sin aglomeraciones y vivir en el silencio estos momentos difíciles.

    13 mar 2020 / 23:05
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito