Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h
{EL DÍA DESPUÉS}

Complicaciones

    Al Obra se le está complicando la situación cada vez más. El partido ante el J­oventut era uno de los que teóricamente se podrían intentar ganar dentro del dificilísimo calendario que de aquí a final de temporada nos espera. No es que el J­oventut sea un equipo fácil y menos en su cancha, pero pensando en que fuera restan los enfrentamientos con Estudiantes, que será casi decisivo, Real Madrid, Tenerife y Andorra, parecía el partido más asequible. En Sar nos visitarán Murcia, Bilbao y Unicaja, todos inmersos en la lucha por entrar en el play-off, por lo que serán rivales más que complicados. Y siguiendo con las complicaciones, las victorias de Estudiantes y Manresa ponen la cola clasificatoria al rojo vivo, ya que ahora el Obra, aunque de momento depende de sí mismo, complica la situación lo que están haciendo los demás, que salvo el Guipuzkoa son capaces de ganar incluso contra pronóstico y con facilidad como ha hecho el Manresa otra vez.
    Ante el Joventut se quiso pero no se pudo. La buena defensa a los tiradores exteriores de la Penya dejó con menor cobertura a los interiores, que se impusieron dentro y fuera de la zona, ya que Suton anotó desde donde quiso. En ataque el Obra no tiene muchos puntos, le cuesta anotar muchísimo y uno de los que lo estaba haciendo con facilidad y acierto, Brown, se cargó de una forma absurda de faltas personales y se fue al banco antes de lo deseado dejando al equipo muy huérfano en ataque, en el que por un lado tuvo poca aportación interior y por otro la falta de acierto en los triples acabó por condenar al equipo en un partido que por los resultados de la jornada era importantísimo. Tanto como lo va a ser el próximo envite en Madrid ante el Estudiantes, donde se juegan dos partidos pensando también en el basket average. Honestamente creo que ganar en Madrid será muy difícil porque el Obra no está fino y el Estudiantes sí lo está, con Laprovittola de killer, escudado por el juego interior de Nacho Martín y Simpson, y con jugadores como nuestro conocido Pavel Pumprla que apenas tienen más protagonismo que hacer un buen trabajo en defensa durante pocos minutos.
    Cambiando de tercio, a los dos debutantes no se les puede juzgar ya que acaban de aterrizar y han realizado muy pocos entrenamientos. Además, aprender el complejo entramado táctico del Obra no es tarea fácil aunque sean dos jugadores expertos y con oficio. A ver si contra el Estudiantes pueden ayudar, sobre todo Kolesnikov ya que el repentizar los movimientos para un pívot suele ser menos complicado y desde el punto de vista de adaptación, Maric ya está talludito de vivir y jugar en diversos países y equipos, y conoce la liga y el país. A todos los necesitamos, pero la aportación de estos dos jugadores debe ser fundamental para cambiar la dinámica y ganar, que es lo único que hace falta. Es la única esperanza a la que nos podemos agarrar.

    11 abr 2016 / 22:42
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito