Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 30 octubre 2020
21:05
h
FÚTBOL ·· TERCERA DIVISIÓN

El Compos resuelve por la vía rápida para ser aún más líder

El equipo de Baleato llegó con ventaja de tres goles al descanso en Bouzas, pero se durmió en la segunda parte y pudo pagarlo caro ·· Centrón, Petter y Claudio, los artilleros

R. Bouzas  2
 
Compostela 3
 
Rápido de Bouzas: Menduiña, David Suárez, Fito, Portes, Cristian, Ita, Carlos Mos (Isma, min. 57), Calo (Jaco, min. 46), Ces, Hugo (Carlos Alberto, min. 69) y Álex.

Compostela: Pablo, Rego, Toño, Cholo, Jimmy, Vladimir (Pique, min. 88), Claudio, Petter (Tomás, min. 82), Miguel Centrón (Kinho, min. 69), Mariño y Rubén.

Árbitro: Álvarez Prada (Ourense). Amonestó a Isma, Calo y Álex en el Rápido de Bouzas, y a Vladimir, Mariño y Rubén en el Compostela. Además expulsó al jugador local Portes, en el minuto 42, con roja directa.

Goles: 0-1, min. 24: Miguel Centrón; 0-2, min. 31: Petter; 0-3, min. 46: Claudio; 1-3, min. 60: Ces; 2-3, min. 92: Álex.

Campo: Baltasar Pujales, aproximadamente 1.000 espectadores.

El Compostela goza de su momento dulce, y si bien vio cómo le perforaban su portería por primera vez después de mantenerla durante los últimos seis partidos en cero, la eficacia goleadora mostrada en la primera parte le permitió llevarse el triunfo del Baltasar Pujales. Y con este triunfo, el Compos es una jornada más el único equipo de la categoría que aún no ha conocido la derrota, y es más líder, con tres puntos de ventaja sobre el Montañeros, después del tropiezo de éste el sábado en su campo ante el Narón.

El conjunto de Chus Baleato dominó la primera parte a placer, y gracias a ello pudo asegurarse el triunfo en los primeros cuarenta y cinco minutos. El cuadro blanquiazul tocó sin oposición, movió el cuero como y cuando quiso, y en el momento en el que se lo propuso, marcó. El Rápido de Bouzas no existió en esta primera parte, en la que estuvo a merced de su rival, el sólido líder de la Tercera.

Miguel Centrón fue el que abrió la lata, en una acción individual entre dos defensas. El conjunto santiagués daba un golpe de autoridad, ya que sólo siete segundos más tarde, Petter marcaba el 0-2 y dejaba el encuentro medianamente sentenciado. Porque remontarle un 0-2 al Compos, en estos momentos, es un tarea harto complicada.

Aún había tiempo para más, y el equipo blanquiazul procuró ponerse a pensar en el próximo compromiso antes de que el árbitro mandase a los jugadores a los vestuarios. Petter estrelló el que pudo ser el tercer tanto en el palo, en el minuto 44, y en el descuento de la primera mitad, Claudio puso el 0-3.

Minutos antes, además, se había producido la sentencia definitiva para un Rápido de Bouzas que había estado a merced de su oponente cuando estaba en igualdad de efectivos, y que encima veía cómo era expulsado con roja directa su jugador Portes. Con uno menos, la empresa para el Rápido se presumía toda una heroicidad.

Delito de relajación

Con el encuentro relativamente resuelto, el Compostela cometió sin embargo un grave error: bajó el pistón. El Rápido de Bouzas, pese a estar con diez jugadores sobre el terreno de juego, reforzó su banda izquierda, con la entrada de Jaco, y encontró la manera de controlar el desarrollo del choque.

La relajación compostelana encontró respuesta en la presión del conjunto vigués, que con más fuerza que ideas obligó al líder de la categoría a jugar cada vez más cerca de su área. Así fueron llegando las aproximaciones locales, y el tanto que marcó Ces, en el minuto 60, fue el toque de atención. El partido, por increíble que pudiera parecer para quien hubiera presenciado la primera parte, tenía vida y podía darse la vuelta.

El Compostela, sin embargo, se reorganizó en labores defensivas, resistió sin excesivos apuros el alocado ataque del conjunto local y dejó pasar los minutos. La ventaja en el marcador de dos goles le permitía el lujo de renunciar al ataque.

Y así, cuando Álex batió a Pablo, en el minuto 92, para colocar en el electrónico el 2-3 definitivo, ya no había tiempo para más. El triunfo ya era compostelano.

 

!

La SD encajó tras seis partidos a cero

Una de las virtudes del Compostela es la seguridad defensiva, como demuestra el hecho de que no hubiese encajado ningún gol en los últimos seis partidos. Ayer, sin embargo, Pablo tuvo que sacar dos veces el balón del fondo de su portería. Cosas de la relajación, sin duda .

08 dic 2008 / 02:36
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito