Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 03 junio 2020
02:40
h

Conmoción en Compostela por el fallecimiento de Dositeo Rodríguez

Resultó afectado por el coronavirus, que contrajo en un viaje a Lloret del Mar // Sus restos mortales fueron incinerados ayer en la intimidad familiar

El fallecimiento ayer en el Complejo Hospitalario de Santiago de Dositeo Rodríguez Rodríguez a causa del coronavirus provocó un profundo pesar en toda la sociedad y en las múltiples instituciones en las que desarrolló su larga trayectoria profesional, en las que desempeñó las más diversas responsabilidades y cosechó una merecida fama de buen gestor y de persona de talante próximo y dialogante con quienes eran sus colaboradores. El cuerpo del destacado político gallego fue incinerado ayer en la intimidad familiar. Según una de sus hijas, cuando concluya la cuarentena su familia organizará un funeral en su memoria.

Hace poco hiciera un viaje del Imserso con su mujer, Carmela del Corral, a Lloret de Mar, en Cataluña, y al regresar se sintió mal. Fue diagnosticado de infección por coronavirus e ingresado en el CHUS.

Este pasado martes publicó en este periódico un artículo titulado ¡¡Basta ya!!, en el que reflexionaba sobre las repercusiones sanitarias, sociales y políticas de las crisis del coronavirus.

Nacido en el año 1935 en el municipio lucense de Ribas de Sil, licenciado en Derecho y profesor mercantil, una de sus responsabilidades fue la de gerente de la Universidade de Santiago de Compostela, labor que desempeñó durante media década desde comienzos de los ochenta hasta mediados de esa misma década, cuando fue sucedido por quien sería después su compañero en la Corporación compostelana, Francisco Candela.

Además de la ampliación del Campus Vida, fueron momentos de importantes cambios normativos en materia educativa, tanto en lo que se refiere a la autonomía universitaria como en la modificación de los órganos de gobierno. Unos aspectos que requerían una especial capacidad negociadora para plasmarlos en la realidad de la institución académica.

Un reto muy complicado que Dositeo Rodríguez fue capaz de superar, y en el que quienes participaron con él en la tramitación, incluso desde posiciones políticas y laborales muy alejadas, destacaron ayer tanto su profesionalidad como el trato cercano y respetuoso que siempre supo mantener en las negociaciones, así como su preocupación por encontrar soluciones a los problemas que le planteaban los representantes de la plantilla de trabajadores de la institución.

Tras su paso por la USC regresó a su puesto de funcionario en el Cuerpo Superior de Interventores y Auditores del Estado. Fue diputado autonómico por el Partido Popular, y posteriormente desempeñó el cargo de conselleiro de Presidencia e Administración Pública de la Xunta entre 1990 y 1999, bajo varios gobiernos de Manuel Fraga.

A finales de esa década, en 1999, dio el salto a la política municipal como candidato por el PP a la alcaldía de Santiago. La lista encabezada por Dositeo Rodríguez ganó las elecciones con once concejales, pero la alianza entre socialistas y BNG logró la mayoría absoluta, por lo que permaneció como portavoz de la oposición, puesto que repitió cuatro años más tras los comicios de 2003, compaginando este puesto con el de vicepresidente de la Diputación de A Coruña.

En este segundo mandato, en el que el Partido Socialista tenía minoría mayoritaria, pero no consiguió cerrar de inicio un acuerdo con el BNG, el grupo de Dositeo Rodríguez tuvo un especial protagonismo a la hora de impulsar proyectos como la adhesión de Santiago a Sogama.

Desde este cargo desarrolló una intensa actividad en favor de las asociaciones de vecinos de Compostela. En 2006 dejó la política municipal, y actualmente era miembro del Consello de Contas y del Patronato de la Fundación Camilo José Cela.

Brillante trayectoria

Dositeo Rodríguez, de ochenta y cuatro años de edad, comenzó a sentir los síntomas hace días, y a mediados de esta semana fue ingresado en el Hospital Clínico de Santiago, donde falleció en la jornada de ayer. Estaba casado con Carmela del Corral, con quien tuvo cuatro hijos, Antonio, Paula, Miguel y Covadonga.

A lo largo de su dilatada carrera profesional, desempeñó, entre otros cargos, los de gerente de la USC, interventor general de la Xunta, conselleiro de Presidencia e Administración Pública, vicepresidente de la Diputación y presidente del Consello de Contas de Galicia. Era colaborador habitual en las páginas de EL CORREO GALLEGO

28 mar 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito