Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 21 enero 2022
02:00
h
EL TEJIDO PRODUCTIVO, EN BUSCA DE EUROS

Créditos que rozan la usura ahogan a muchos empresarios

Lo reconocen las patronales, los autónomos e incluso los notarios: las condiciones para lograr financiación están cuesta arriba

Esta semana lo destacó el Banco de España: en plena recesión, los bancos endurecen, y mucho, las condiciones de crédito a las empresas. Si hace un año por una póliza de unos 24.000 euros se abonaba a Euribor (4,498% al cierre de enero) más un diferencial del 0,5-1%, este año la banca recarga el índice de referencia, situado en el 2,622% de media el pasado mes, con un 4,5%, como mínimo. Si en 2008 se abonó del 5 al 5,5% de intereses, este año se supera la cota del 7%, y eso si hay suerte y lo conceden. Las pymes, por tanto, nada saben de descensos como el que viven las hipotecas. De que financiarse es cada vez más complicado nos dieron fe los notarios, la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), el Consello Galego de Cámaras, tres colectivos de autónomos y la Federación Gallega de Comercio (FGC). En una toma de contacto con ellos, concluimos que se ha vuelto más que indispensable avalar con el patrimonio personal, e incluso de la familia, las pólizas y otros créditos. La banca cerró el grifo hasta al circulante para afrontar gastos, poniendo en peligro la viabilidad de miles de empresas, y eso sólo en Galicia. El palo llega pese a que en el historial de riesgo de la gran mayoría de los empresarios afectados no hay ni una mota de polvo: deben suscribir una nueva póliza y en condiciones menos ventajosas, o no obtienen ni un euro.

La CEG constataba estos problemas, e instaba a que las líneas de apoyo al circulante de la Xunta y las que manarán del ICO "se gestionen con más fluidez". También las cámaras de comercio aplauden estas fórmulas para la liquidez y la capitalización empresarial, pero señalan que las financieras han endurecido sus condiciones "ante la inestabilidad de la economía y el previsible deterioro en la cuenta de resultados de las empresas".

Desde el Consello Galego de Cámaras se apunta que "ante la crisis se están notando dificultades en la renovación de pólizas y de acceso al crédito de las pymes", y todo pese a que "la mayoría de los negocios siguen siendo rentables". La banca "en algunos casos añade al Euribor un diferencial mucho mayor que hace 12 meses, lo que implica mayor coste financiero y que, a veces, las operaciones no se formalicen". Tras este duro ajuste "sin duda la situación se normalizará, pero todos tendremos que adaptarnos". Su apuesta pasa por que el BCE lleve los tipos al 1%, con el Euribor bajo el 2%. Veremos si eso abarata los créditos.

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Galicia también apunta a fortísimas restricciones "tanto en la concesión como en la renovación de pólizas para circulante". Constatan que los avales atan bienes del autónomo y de su familia, "sin los cuales la financiación no sería posible". La situación para cientos de ellos, así como para sus trabajadores, "es crítica".

Otro colectivo, la Confederación de Autónomos y Profesionales de España (Caype), señala, por si las moscas, que el artículo 10 del Estatuto del Trabajo Autónomo recoge que la vivienda habitual del profesional por cuenta propia "sólo se embargará en último caso, y que en caso de que no pueda afrontar sus pagos de ninguna otra forma, se concederá el plazo de un año hasta que se le embargue, con la esperanza de que pueda recuperarse".

Por último, OAP-Galicia denuncia que "los autónomos siempre tuvimos problemas para acceder a créditos, pero desde que empezó el declive financiero es mucho peor". De nueva financiación, casi nada: "Bueno es mantener las operaciones contraídas con anterioridad, y si alguna se hace es poniendo sobre la mesa el doble en valor de tasación a la baja".

EL NOTARIO DA FE

"Las condiciones son más duras"

La sombra de la crisis es alargada y no distingue entre ciencias o letras. Y si a los bancos no les dan las cuentas para abrir la mano del crédito, los notarios tampoco se libran del frenazo económico, aunque las penas van por barrios: el descenso de los trámites tanto por el parón inmobiliario como por el de la financiación "se nota", tanto en personas físicas como jurídicas, confirma el decano del Colegio de Notarios de Galicia, José Manuel Amigo.

No obstante -continúa-, "la incidencia varía mucho según la zona. No es lo mismo una notaría urbana que del rural". Y es que el negocio bajó, sobre todo, en las poblaciones con mayor exposición al ladrillo.

Como testigos de las hipotecas o las pólizas de crédito que se formalizan, Amigo coincide en que las condiciones impuestas por la banca "se han endurecido claramente". "Los diferenciales y los tipos son superiores, "incluso en más de dos puntos en el caso de los intereses". Con todo, "creo que el parón afecta menos a Galicia que al resto de España", dijo .

Reacciones

"Hai empresas que desaparecen"

Francisco Cruz, empresario y Pdte. de la Cámara de Comercio de Ferrol

Cabeza visible de los empresarios ferrolanos y presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Cruz reconoce que "temos problemas no financiamento e na renovación das pólizas de crédito, é preocupante". Incluso admite que "empresas solventes xa non poden subsistir pola falta de apoio bancario, entran en proceso de recorte e mesmo desaparecen". Por este motivo, reclama que "a administración actúe e as axudas ás entidades bancarias repercutan nas pymes e nos consumidores". Aún así destaca que "Ferrol non sufre tanto a crise da construción, porque conta co naval e co eólico".

"Dixéronme que non había garantía"

Pablo Pereira, ex propietario de una empresa de decoración con escayola

Tres personas en plantilla, y el jefe codo con codo con sus empleados. Así trabajaba Pablo Pereira en la empresa que llevaba su nombre, hasta que desapareció. "Pechei por falta de pago de algunas obras, e cando acudín a un par de bancos en busca de créditos, dixeron que non había garantías", señala. Su buen hacer con la escayola y el pladur le ha valido tener ya un nuevo empleo en una gran empresa, y algunos de los empresarios que le adeudaban han comenzado a pagar. Buenas noticias para quien antes, con su propia empresa, trabajaba diez horas diarias. "Agora, oito" .

01 feb 2009 / 01:09
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito