Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 25 enero 2022
03:03
h

Cuarto milenio en Tráfico

El edil Xan Duro firmó una resolución en la que se autoanulaba una multa de circulación de 400 euros // CA aseguró ayer que se trató de un error de transcripción del nombre y que la propuesta de sanción corresponde a otra persona que no pudo ser identificada por falta de datos

    Una resolución oficial del Pazo de Raxoi, con fecha a 27 de junio, en la que el concejal de Medio Ambiente, Convivencia e Informática, Xan Duro, se autoanulaba una multa de tráfico alegando "falta de datos esenciais" para la correcta identificación de las personas propuestas para la sanción, hizo saltar todas las alarmas. Todo apuntaba a un posible chanchullo muy feo del edil de Compostela Aberta, que podría querer librarse de una multa de 400 euros, camuflando su nombre entre el de otras tres personas a las que Tráfico no consiguió localizar con datos sólidos y por eso decidió dar carpetazo a sus expedientes. Un escándalo.

    Pero supuestamente no fue así. El Gobierno local aseguró ayer, tras la llamada de EL CORREO, que se trata de un error administrativo. Echó la culpa -balones fuera- a la empresa que gestiona las sanciones de Tráfico, que ayer mismo, después de la consulta de este periódico, firmó un documento en el que reconoce el fallo y que el Ejecutivo de Noriega hizo llegar a esta Redacción.

    "Visto o expediente, detectamos a existencia dun erro. Efectivamente figura o nome de Xan Duro pero o expediente ao que se fai referencia, a matrícula e o DNI corresponden a outra persoa. A empresa que xestiona as sancións recoñece o erro. Non existe ningún expediente sancionador a Xan Duro", alegó el Gobierno local sobre el supuesto descuido en la transcripción del nombre.

    No obstante, más allá del error administrativo, cabe destacar la falta de agudeza visual del concejal de Medio Ambiente Convivencia e Informática, con competencias en Tráfico, puesto que la resolución de anulación de los expedientes, en la que aparece su nombre entre los indultados por falta de información, está firmada de su puño y letra, como se puede ver en el documento que acompaña a esta información.

    Al parecer, el nombre se coló entre el del resto de personas propuestas para sanción, aunque el resto de datos -matrícula del vehículo y pasaporte- corresponderían a otra persona, que no ha podido ser localizada al carecer de información solvente para su identificación, puesto que los NIF que constan son "incorrectos".

    Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

    27 ago 2018 / 22:43
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito