Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 24 mayo 2020
09:27
h

Dañan con una tala no autorizada el vial de acceso al castro de Baroña

Tras el paso de la maquinaria pesada, el camino enlosado quedó embarrado // El grupo ecologista Arco Iris habla de “atentado al patrimonio” y pide que se sancione // El Concello prepara una ordenanza para controlar a los madereros

Una empresa maderera contratada por un particular provocó daños en la pista enlosada que da acceso al castro de Baroña, en Porto do Son, al transportar pinos procedentes de una tala que carecía de la necesaria autorización de Patrimonio.

Los hechos fueron denunciados por el colectivo Arco Iris ante la Policía Autonómica y el Seprona, mientras que el Concello sonense encargó a la Policía Nacional un informe que remitirá a la Xunta.

Según pudo saber este diario, el promotor de la actuación carecía del preceptivo permiso y alegó que lo había solicitado a Patrimonio y a la Consellería de Medio Ambiente, pero que decidió iniciar los trabajos pese a no haber tenido respuesta.

El hecho de que el terreno estuviese húmedo contribuyó a empeorar los daños en el vial, que está sujeto a protección en el marco de un plan especial que complementa la que tiene el castro como Bien de Interés Cultural (BIC). Ello quiere decir que cualquier actuación en él debe contar con el permiso explícito de Patrimonio. De hecho, la propia administración local lleva un tiempo esperando autorización para instalar una pasarela peatonal en esa misma pista para poder facilitar el acceso al yacimiento.

Con todo, el alcalde sonense, Luis Oujo, dijo ayer que “creo que non se danaron as pedras” (un enlosado tradicional) y añadió que “non creo que os autores actuasen con mala intención; pero nestes casos hai que traballar con moito coidado”.

Sin embargo, con independencia de la importancia que tengan los desperfectos ocasionados y que deberán determinar los expertos de la Administración autonómica, el regidor se mostró preocupado por éste y otros hechos similares, y anunció medidas para intentar ponerle freno a nivel municipal.

El responsable de la tala ya acometió los trabajos necesarios para acondicionar el camino dañado, que serán revisados por el arquitecto municipal y por técnicos de la Dirección Xeral de Patrimonio. Será este último departamento el que dictamine el alcance de los destrozos y la sanción que se impondrá al responsable de los mismos.

PIDEN SANCIÓN EJEMPLAR. Por su parte, la asociación ecologista Arco Iris tacha lo ocurrido de “incalificable atentado al patrimonio etnográfico de la comarca del Barbanza, posiblemente irreversible” y critica la “impunidad” con la que asegura que han actuado los responsables “aprovechando la ausencia de visitantes por la epidemia del coronavirus y la dedicación de los servicios de guardería a la fumigación de locales”. Por ello, desde Arco Iris consideran que los daños podrían ser constitutivos de “un delito contra el patrimonio”. Asimismo, el colectivo indica que “este tremendo atentado ambiental y cultural debe ser tipificado como muy grave y, como tal, debe ser sancionado, independientemente de obligar a los causantes del mismo a restaurarlo a su estado original” y que “quienes han hecho esto se han amparado en una situación de alarma nacional y por ello merecen una sanción ejemplar”.

HASTA UN MILLÓN DE EUROS. Cabe señalar que la Lei 5/2016 del 4 de mayo de Patrimonio Cultural de Galicia establece claramente que las sanciones por atentar contra un elemento patrimonial que cuente con la catalogación de Bien de Interés Cultural pueden alcanzar hasta el millón de euros.

areadecompostela@elcorreogallego.es

EL PROTAGONISTA
Luis Oujo Pouso
Alcalde de Porto do Son

“Esixirémoslle que depositen unha fianza”

El alcalde sonense, Luis Oujo, informó que su ejecutivo está preparando ya una ordenanza municipal para poner orden en las talas, “porque non é a primeira vez que temos problemas con madeireiros que deixan os camiños forestais feitos un desastre”. El regidor indica que “as talas hai que facelas, e por algún sitio hai que sacar a madeira dos montes, pero teñen que quedar os accesos en bo estado”. En este sentido, añadió que se va a establecer la obligación de depositar una fianza de la que el Concello pueda echar mano en aquellos casos en los que se produzcan daños en pistas forestales, infraestructuras públicas o elementos patrimoniales.

22 abr 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito