Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 07 agosto 2020
02:02
h

Darío Villanueva convierte en libro su obsesión por la poesía y la cinematografía

El director de la RAE presentó en Madrid 'Imágenes de la ciudad', donde relaciona el cine y la literatura de los años 20

El miércoles se presentó, en la Filmoteca Nacional de Madrid, el libro Imágenes de la Ciudad. Poesía y cine, de Whitman a Lorca, del que es autor el catedrático y director de la RAE, Darío Villanueva. El volumen fue publicado por Ediciones Cátedra dentro de su colección Signo e Imagen.

Jenaro Talens, director de la colección, acompañó al autor durante la presentación y sobre la obra dijo que es una de las más sólidas que se han escrito sobre cine y poesía, un tema muy poco abordado por la complejidad de la relación entre el discurso poético y el discurso fílmico.

El libro es un excelente trabajo de literatura comparada -género que siempre ha interesado a Villanueva- en el sentido en que la entendía Eliot: "Como territorio sin fronteras lingüísticas, espaciales, temporales o políticas", y también desde la perspectiva de Walzel: "como iluminación recíproca de las artes", haciendo referencia a las relaciones que un nuevo séptimo arte estaba manteniendo con la literatura a principios de los años 20.

En palabras del autor, el libro nace de una obsesión que comenzó en los años 80 cuando conoció el corto vanguardista de Paul Strand y Charles Sheeler, de 1921, titulado Manhatta, una cinta muda con imágenes de la ciudad de Nueva York intercaladas con fragmentos del poema Hojas de hierba, la obra magna de Walt Whitman, que presenta a Nueva York como la gran ciudad democrática, un canto optimista a la vida y a la persona.

El libro también es resultado de un compromiso académico que Darío Villanueva adquirió cuando la Cátedra Miguel Delibes de la City University of New York le pidió que impartiese unos cursos en 2007, una encomienda que le permitió saldar además lo que consideraba una vieja deuda como investigador hacia Lorca, que venía de muy atrás.

En su interés por las relaciones entre la ciudad, el cine y la lírica influyó de modo determinante el poemario de García Lorca Poeta en Nueva York, considerado por Villanueva "una de las manifestaciones más logradas del expresionismo poético, que convierte a la metrópolis moderna en tema poético fundamental".

"Si algún día se inventase finalmente la máquina del tiempo, me pido los años 20", dijo, "un decenio maravilloso con gran efervescencia de movimientos sociales y estéticos, y de un gran cosmopolitismo, unos años especialmente abiertos donde las ideas circulaban a gran velocidad y el cine ocupaba un lugar privilegiado".

22 may 2015 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito