Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 19 junio 2021
15:12
h

David Fonseca arrasa con su show en Santiago

El músico abrió cantando dentro de una cabina con un escenario de dos pisos y neones gigantes

David Fonseca, un David Byrne luso líder del iTunes de Portugal y que lleva años girando por medio mundo, arrasó durante su concierto el pasado viernes en la sala Capitol de Santiago con una de las puestas en escena más llamativas de lo visto en la capital gallega en los últimos años.

Ante un centenar de espectadores, concurrencia corta para lo que luego ofreció su directo, Fonseca empezó su actuación cantando desde dentro de una londinense cabina de teléfono, parte de un montaje de dos pisos con amplio dispositivo lumínico.

Arropado por un banda con dos guitarras, un teclista, batería y bajo, su pop rock enérgico se centro en presentar las canciones de Between waves, uno de cuyos singles, Minute for silence, tiene un llamativo vídeoclip que se ha convertido en un fenómeno en Internet, y que supuso uno de los clímax de un show donde tuvo un gesto de complicidad para los seguidores de la saga de La guerra de las galaxias al improvisar parte de su banda sonora para alegría de parte del público, que también destejó sus versiones de Girls Just Want To Have Fun (Las chicas solo quieren divertirse), canción que dedicó "a las mujeres de Santiago" y de Time After Time, dos temas de Cindy Lauper que Fonseca supo llevar a su terreno de brioso pop británico, de sonido elegante y calculada escenificación en un local que acabó haciéndole reverencias tras hora y media de concierto.

El día previo, actuó en la sala Karma de Pontevedra, y la semana que viene lo hará en Barcelona y Madrid, parte de su intento por abrirse hueco en el mercado español, donde ya se editaron los discos de Silence 4, banda que lideró a finales de los años noventa antes de abrir etapa en solitario.

Durante el bis, Fonseca salió vestido de boxeador, quitándose luego la vestimenta y jugando a moverse como un robot mientras su banda repartía sonidos sincopados propios de la música electrónica y él jugaba en escena con una linterna entre sombras y aplausos ante un repertorio que manejó siempre al servicio del baile.

23 may 2010 / 00:37
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito