Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 25 octubre 2020
01:39
h

La dejadez de Audasa provoca un nuevo accidente por otro jabalí

La AP-9 registra el enésimo incidente con animales, en este caso una colisión múltiple con una mujer de 44 años herida

    Una mujer de 44 años ha resultado herida en una colisión entre ocho vehículos la noche del sábado en la Autopista del Atlántico, tras la aparición de un jabalí en la carretera. El suceso se produjo cerca de las 22,45 horas, a la altura del punto kilométrico 73 de esta autopista en dirección A Coruña, o sea, a su paso por la capital gallega.

    Por su parte, el 061 confirmó a Europa Press que fue necesaria una ambulancia de soporte vital básico para asistir a la persona afectada. Se trataba de C.A.T, que tuvo que ser trasladada al Hospital de la Rosaleda, en Santiago. Según explicó el 112 Galicia, el animal irrumpió en la vía y provocó la colisión entre cinco vehículos, a los que poco después se sumaron otros tres por alcance. De estos hechos alertaron varios usuarios de la autopista, que fueron asistidos por la Guardia Civil al poco tiempo, también por la Policía Local y por los voluntarios de Protección Civil de la localidad.

    Una vez allí se constató que el animal había muerto a causa del impacto, algo que ya habían adelantado las personas que se comunicaron con las fuerzas de seguridad. Esto provocó retenciones en este punto, aunque escasas, y fue necesaria la intervención del personal del servicio de mantenimiento para restaurar las condiciones de seguridad en la calzada.

    El incidente, en este caso múltiple, es un suceso más en la larga lista de siniestros con animales que se han producido en la Ap-9. La falta de control por parte de Audasa provocó recientemente otro accidente, tal y como informó este periódico, con un vehículo que cubría el tramo A Coruña-Santiago. El conductor de un Mini circulaba muy por debajo del límite de velocidad legal cuando un jabalí irrumpió en la calzada. Nada pudo hacer para evitar atropellarlo, lo que causó la muerte del animal y considerables daños al vehículo.

    Pero esos accidentes no han hecho reaccionar por ahora a la concesionaria de la autopista, a la vista de que siguen produciéndose. La velocidad a la que se circula por estos viales, aun sin superar el máximo, provocan que en caso de aparecer un animal el golpe sea casi inevitable, porque intentar evitarlo con un volantazo puede tener consecuencias peores.

    06 ene 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito