Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
23:16
h

Denuncian serias deficiencias en el mantenimiento de equipos electromédicos del Sergas

CIG señala que la empresa adjudicataria incumple las revisiones preventivas y no utiliza piezas originales

    Santiago. El pasado julio Iberman recibió la adjudicación del servicio de mantenimiento del equipamiento electromédico del Sergas. Las denuncias relativas al deterioro de la calidad del servicio, que hasta entonces prestaba personal del Sergas, no se hicieron esperar y en los meses siguientes CIG-Saúde denunció el incumplimiento de las condiciones del contrato, señalando la falta de presencia física las 24 horas, la carencia de equipos de sustitución en caso de avería y la ausencia de revisiones preventivas.

    Ayer, la secretaria xeral del sindicato, María Xosé Abuín, y delegados de CIG en diferentes centros del Sergas convocaron a la prensa para reiterar su denuncia y advertir de los "constantes fallos" que se están produciendo en el mantenimiento de estos equipos y de sus graves consecuencias, tanto en el deterioro de la asistencia al paciente como en incremento de costes para el sistema sanitario público y pérdida de vida útil de los equipos.

    Abuín instó al Sergas a recuperar la concesión, asegurando que los mantenimientos preventivos de los equipos no están al día y que la empresa incumple el pliego de prescripciones técnicas contemplado en el contrato. La firma, añadió, no respeta los protocolos de los fabricantes, no emplea piezas originales y no ofrece garantías en las reparaciones.

    Las incidencias son múltiples, según denuncia CIG-Saúde. En el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, expusieron, un dializador ardió mientras se trataba a un paciente "como consecuencia de empregar pezas usadas doutros equipos que levaban bastante tempo retirados"; en el Gil Casares, varios equipos de endoscopia llevan tiempo sin reparar; en el Complexo Hospitalario da Coruña un electrobisturí acumula varias semanas fuera de servicio; en el Complexo Hospitalario de Pontevedra existen problemas con los mezcladores de oxígeno de neonatos y respiradores y ventiladores fuera de servicio, y en el hospital de O Barco, donde ya hace meses un problema con una incubadora forzó al Sergas a desplazar a Ourense a una paciente de parto, una sala de rayos lleva cuatro semanas también parada.

    14 abr 2014 / 21:11
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito