Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h
emotivo sepelio en cabana de bergantiños

Dolor sin límite en el entierro de los tres jóvenes fallecidos en accidente

El polideportivo ejerció de capilla ardiente y escenario del funeral ·· Los asistentes a la misa despidieron a los muchachos con una sonora ovación ·· La parroquia, de apenas trescientos cincuenta habitantes, llora la pérdida en la carretera de prácticamente una generación

Mario Alberto Lema Montes, Francisco Javier Lema Charlín e Iván Lema Pose, los tres jóvenes de Borneiro (Cabana de Bergantiños) fallecidos el viernes en un brutal accidente de circulación en Fornelos (Zas), fueron despedidos ayer en medio de un mar de lágrimas y llantos por una multitud de familiares, vecinos y amigos que se sentían incapaces de asimilar tan trágico suceso y que le tributaron una sonora ovación en su último adiós.

A las ocho de la tarde, el polideportivo de A Carballa, que ejerció de improvisada capilla ardiente desde la tarde del sábado, fue escenario también de la celebración de un funeral en memoria de los tres jóvenes, al que asistieron más de mil personas, entre las que estaban los alcaldes de Cabana, José Muíño; y de Laxe, Antonio Carracedo; y miembros de la Corporación local.

Ante la avalancha de personas que acudieron al sepelio, el párroco recomendó que en la conducción de los cadáveres al cementerio sólo participaran los familiares y amigos más íntimos. Y es que desde que se abrió al público la capilla ardiente, en la tarde del sábado, miles de personas pasaron por el pabellón cabanés para dar su último adiós a los malogrados jóvenes. A las doce de la noche del mismo sábado, coincidiendo con una misa en dichas instalaciones, se congregaron allí unas 2.000 personas, al tiempo que no cesaban de llegar ramos y coronas de flores.

"¿Por qué les ha tocado a ellos?" era la pregunta que todos los presentes se hacían y de la cual se hizo eco en voz alta el cura párroco durante la liturgia nocturna, a la que él mismo respondió señalando que "sólo Dios lo sabe". El sacerdote anunció que en las fiestas parroquiales de San Juan del próximo fin de semana no habrá fuegos de artificio en honor a los tres jóvenes vecinos.

Lo que sí se conoce es el balance de apenas unos segundos que fueron suficientes para segar tres vidas de 19, 18 y 17 años y dejar a tres familias destrozadas y una pequeña parroquia, que apenas supera los 350 habitantes, conmocionada y desolada por la pérdida de "case unha xeración", como aseguraba uno de sus vecinos. En el subconsciente de todos estaba el exceso de velocidad como el causante de tan grande pérdida -algunos aseguran que el vehículo en el que viajaban los jóvenes triplicaba la velocidad permitida del 50 kilómetros por hora-, pero ayer no era el momento de buscar explicaciones sino de apoyar y consolar a unos padres, hermanos y abuelos rotos por el dolor y la impotencia.

El impacto emocional se hizo extensible a toda la Costa da Morte, donde el accidente centró ayer todas las conversaciones. Casi todos tienen claro el porqué de algo que el alcalde de Cabana, José Muíño, calificaba el sábado de "sangría de jóvenes en las carreteras", pero lo que nadie sabe es cómo ponerle fin al problema. Incrementar la edad mínima para obtener el carné, implantar limitadores de velocidad en los vehículos de los jóvenes, prohibirles utilizar el coche a partir de determinadas horas y en fines de semana... son sólo algunas de las sugerencias de la ciudadanía, pero sólo eso, pues todos reconocen que "tristemente, noticias como ésta acabarán repitiéndose".

ACCIDENTES EN RIANXO, ORDES Y ALLARIZ

Cinco chicos heridos graves

Tres jóvenes de entre 18 y 20 años de edad -el conductor del turismo, R.N.C., de 20 años; el pasajero J.R.T.B., de 19 años; y el otro ocupante del vehículo, R.F.R., de 18 años de edad- resultaron heridos de gravedad a las 05.00 horas de ayer en Rianxo, cuando el vehículo en el que viajaban se salió de la carretera.

Otro joven de 21 años de edad resultó herido grave en Ordes cuando su coche colisionó frontolateralmente con otro en una pista forestal. El siniestro ocurrió a las 06.20 horas de ayer en una pista que une Sigüeiro con Folgoso y, como consecuencia del impacto entre ambos vehículos, resultó herido grave R.R.R., de 21 años.

Asimismo, sufrió heridas de carácter leve el pasajero que le acompañaba, de 23 años, mientras que el conductor del otro turismo implicado en el siniestro, de 19 años, también sufrió heridas de carácter leve.

Asimismo, un joven que pilotaba una moto, Óscar G.G., de 27 años y vecino de Salvaterra de Miño, resultó herido grave en Allariz al colisionar con un cuadriciclo, cuyo conductor, Leonel C.C., de 48 años y vecino de Amoeiro, resultó ileso.

Persecución en Vimianzo

También ilesos resultaron J.C.C., de 31 años, y su acompañante, después de que el Golf que conducía quedara destrozado al salirse de la carretera en el centro de Baio (Zas) al ser perseguido por la Guardia Civil tras intentar evitar un control de tráfico con radar en Santa Irene (Vimianzo). J.C.C. fue detenido ya que dio positivo en la prueba de alcoholemia que se le practicó .

LAS CLAVES

Un día de luto oficial en el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños vivió ayer un día de luto oficial, decretado por el alcalde, José Muíño. Además, la totalidad de los miembros de la Corporación local guardarán mañana un minuto de silencio en memoria de los tres fallecidos antes de iniciar la sesión plenaria prevista.

Víctor Lema sigue recuperándose

El cuarto ocupante del turismo, y el único que sobrevivió, Víctor Lema Nantón, de 18 años, evoluciona favorablemente, aunque sigue ingresado en la UVI del hospital Juan Canalejo de A Coruña. Fue operado a raíz de una hemorragia interna y sufre varias fracturas .

19 jun 2006 / 00:23
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito