Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 diciembre 2022
02:41
h
Centro Médico de Medicina Estética y Nutrición

Dra. Débora Azuaje: “El secreto está en un resultado final natural y armónico”

La doctora Débora Azuaje, en su Centro Médico de Medicina Estética y Nutrición, destaca que "el trato al paciente es tanto o más importante que el tratamiento que se le pueda realizar" y pone en valor las múltiples funciones y el amplio abanico de servicios con los que cuenta su especialidad.

Actualmente, ¿qué aporta la medicina estética al paciente?

Sin duda, le permite reencontrarse con el bienestar perdido. Sentirnos mejor con nosotros mismos es tan importante que, gracias a la capacidad de la medicina estética de revertir aquellos detalles que no nos agradan de nuestro físico, mejoramos nuestra autoestima, energía e incluso nuestras habilidades sociales. Cada año son más las personas que se someten a ella para frenar el envejecimiento. Y es que, en la actualidad, existen muchas técnicas mínimante invasivas que no requieren pasar por quirófano y cuyo objetivo no es sólo eliminar los signos de envejecimiento, sino quecuentan con un efecto preventivoy terapéutico de la piel que mejora su edad biológica.

Aunque la gente crea que es una especialidad superficial, no lo es, ya que es muy completa y abarca prácticamente todas las partes del cuerpo. Además, resulta muy gratificante para el paciente. Al final, hay que tener en cuenta que hay pacientes con algún problema estético y el alcance del complejo sólo lo conoce el que lo padece. Lo que para uno puede ser una tontería, para otros u otras puede suponer una limitación importante de su vida, y con la medicina estética se mejora.

Por eso, cada vez son más las personas que se ponen en nuestras manos para conseguir este cambio, tanto exterior como interior.

¿Cuáles son los cuidados que considera imprescindibles para retrasar el envejecimiento?

Existen cinco recomendaciones clave para mantener el aspecto joven: un buen estudio del rostro, mejorar los contornos o formas de cara y cuello, mejorar las luces y sombras en el rostro, invertir las líneas descendentes y trabajar la textura y pigmentación de la piel.

¿Por qué es importante un estudio exhaustivo del rostro?

Un estudio profundo del rostro y de su piel aseguran un resultado excelente. El buen diagnóstico lo conseguimos con un buen trabajo previo, mediante un análisis exhaustivo del paciente: proceso de envejecimiento, características personales, hábitos... observándolo, palpando su piel, realizando fotografías y, sobre todo, escuchándolo. Así, posteriormente, se asegura un resultado natural y armónico.

¿Por qué actuar sobre los contornos o formas de cara y cuello?

El ser humano percibe si una persona es joven, bella o incluso hasta buena, viéndola desde la distancia. Es injusto, pero es así y, aunque más tarde podamos cambiar nuestra percepción, lo cierto es que la primera impresión viene predeterminada por el contorno del rostro, puesto que en distancias largas no podemos ver si, por ejemplo, esa persona tiene o no arrugas. De ahí la importancia de tener bien definido el óvalo facial y tener alternancia de convexidad y concavidad entre nuestro pómulo y la mejilla.

¿Qué técnicas emplean para el cuidado de las luces en el rostro, textura o pigmentación de la piel?

Para mejorar las luces y sombras, fundamentalmente, trabajamos con ácido hialurónico en puntos estratégicos. En el caso de líneas descendentes, las reducimos principalmente con toxina botulínica, mientras que para la textura y pigmentación de la piel, empleamos nuestras exclusivas mesoterapias realizadas con cócteles cuidadosamente personalizados según las necesidades de la piel del paciente, así como los p­eelings químicos médicos.

¿Cuál es el secreto para lograr unos resultados excelentes?

El secreto no es otro que respetar la naturalidad. Es decir, que el resultado conseguido sea natural y armónico. Uno de los comentarios que más escucho de mis pacientes es que, con nuestros tratamientos, notan una evidente mejoría, sin perder su esencia.

{ TRIBUNA LIBRE}

A VECES LOS HOMBRES nos quejamos de la palabrería que muestran algunas personas.

Comerciantes, políticos, periodistas e incluso personas consagradas, se muestran como seres vacíos, que encubren su condición con hermosos vocablos. La respuesta ante esa incongruencia, la ofrece el refrán según el cual "obras son amores, y no buenas razones". Cierto que, dando una ojeada hacia atrás, también podemos ver otro aspecto, que nos mueve a escuchar de modo crítico al que habla, de suerte que, ahondando en lo que dice y en el modo de referirlo, consigamos enjuiciar adecuadamente a esa persona.

La 1ª lectura de la Misa de este domingo, el 8º del Tiempo Ordinario, tomada del libro del Eclesiástico, pone en paralelo una vasija con el horno en que se cocina, y por otro lado la conversación que se muestra, respecto de la persona que habla. También presenta la semejanza entre un árbol y el fruto que produce, y por otro lado el corazón de una persona concreta, respecto de la palabra que profiere. Así pues, "por sus frutos los conoceréis", y también por el modo de hablar nos podemos hacer una idea de la persona.

El evangelio según San Lucas saca consecuencias de la imagen del árbol y sus frutos. El árbol bueno suele dar frutos buenos, y algo semejante acontece con el árbol malo, cuyos frutos no son nada buenos. Por sus frutos se conocerá el tipo de árbol; y, en lo tocante a las personas, sacan hacia fuera los frutos de un corazón bueno o malo, según su propia condición, porque "de la abundancia del corazón habla la boca".

La 2ª lectura, de la 1ª Carta de San Pablo a los Corintios, afronta el camino del ser humano: de ser corruptible y mortal que es, pasará a ser incorruptible e inmortal. Esto acontece por obra de Dios, que vence a la muerte y nos da la victoria por el hombre Cristo Jesús, el Hijo de Dios que ha muerto y resucitado. Así pues, como agradecimiento, hemos de entregarnos sin reservas a la obra del Señor.

"El trato al paciente es tanto o más importante que el tratamiento que se le pueda realizar"

02 mar 2019 / 22:39
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito