Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 16 enero 2022
20:20
h
reseña musical

"El eco", coralismo desde las raíces

    Para completar estas visiones gallegas dedicadas al centenario Pascual Veiga se anuncia la participación de la Coral El Eco en la Iglesia de la Universidad (20.30 horas), en una muestra de Lembranzas corais, en las que también tendrá su parte el grupo de gaitas A fume de carozo, bajo la dirección de Alejo Sanchís Mompó.

    El coralismo cobra dimensión de señorío a partir de lo que supuso el fenómeno social que reconocemos como Rexurdimento y que corre parejo con movimientos parecidos que se irán dando por el país. Proliferan los orfeones y agrupaciones corales. La personalidad de Montes Capón será santo y seña ya desde la fundación del Orfeón Lucense en 1897.

    Tal masa coral pasará a denominarse ocho años después Orfeón Galego. La Coral Polifónica El Eco, nace en 1881 gracias a la voluntad de Pascual Veiga y con los años conocerán a importantes maestros como Chané, J. Baldomir, Rodrigo A. Santiago. Tal larga vigencia dejaría espacio para tratar diversos repertorios desde la ópera a la zarzuela, gozando del privilegio de conocer batutas de prestigio como F. Patané, A. Basile, Wolf Ferrari o M. Armiliato.

    Pascual Veiga pues quedará para la historia como uno de los forjadores de los orfeones del país, contando como experiencia previa con lo que fue el Liceo Brigantino que, conjuntamente con C. Berea, dejaría interesantes experiencias, a partir de 1877. Probará poco después con el Orfeón Coruñés, proyecto abocado a uno de aquellos concursos que crearían modelo. Corta experiencia la que vivirá con el efímero Orfeón Pacheco, prueba para una nueva aventura con el Brigantino, su casa de siempre y con el que dará cuenta en los Juebos florales de Pontevedra.

    Vendrá casi al paso el Nuevo Orfeón, cuna y embrión precisamente de El Eco, integrado por unas treinta voces y que dejará escuchar en los Juegos florales en 1882. Un año después recibirá un primer premio ex aequo con El crepúsculo en Vigo, teniendo en el jurado al mítico Tamberlick. Compostela sabrá de su existencia en 1884 en virtud de una gala que les traerá con El amanecer de Eslava en programa.

    Profesionalmente será su etapa madrileña otro de los momentos a considerar por sus labores con el "Orfeón Matritense" y el del "Centro Gallego". "El Eco" centrará su programa en obras de quienes tuvieron protagonismo en su andadura.

    14 sep 2007 / 02:18
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito