Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 julio 2020
22:38
h
JEFE DEL DEPARTAMENTO DE INFORMÁTICA DEL IES SAN CLEMENTE

Emiliano Gómez Vázquez: "Ver un vídeo en la Red o descargar un fichero .pdf no es teleformación"

Emiliano, el IES San Clemente es referencia en Galicia en cuanto a contenidos de teleformación. ¿Puede resumirnos su experiencia?

El San Clemente tiene un componente esencial aparte de su infraestructura y es su equipo docente formado por unos 80 miembros y un departamento de Informática compuesto por cerca de 50 docentes profesionales, entusiastas e implicados, que dan soporte a todo el Centro, 24 de ellos implicados directamente en la impartición de Informática a Distancia.

Comenzamos con Bachillerato, ESO y ESA a distancia sobre el 2000, consolidándose en 2004 mediante la implementación de una plataforma de teleformación de creación propia para cuyo desarrollo se partió de cero y se usaron herramientas del universo .NET contando con app para dispositivos móviles.

Miles de personas de toda Galicia la utilizan y desde el curso 2011 coordino la impartición de los primeros Ciclos Superiores de Informática a Distancia basados en una Plataforma Moodle de la Consellería de Educación, denominada Platega, hoy en día FPadistancia.

Actualmente, disponemos de aulas virtuales para la enseñanza presencial basadas en un ­Moodle programado y personalizado, denominado Mestre y un sistema de incidencias de soporte on-line. Disponemos de una sala de grabación de vídeos educativos, grabación de clases, sistemas de videoconferencia y hemos desarrollado un servicio privado de almacenamiento cloud albergado en nuestros servidores y que permite al profesorado acceder a sus carpetas y documentos pudiendo gestionarlos desde cualquier lugar con acceso a internet. A raíz del cierre del centro, varios miembros del departamento han desarrollado una primera versión de una herramienta de gestión de proyectos on-line basada en la plataforma gitlab, para gestionar los proyectos de ciclo de una forma integrada, controlada y colaborativa.

Muchos pensarán que la teleformación consiste solo en acceder a contenidos que se podrían hallar en internet, ¿pero qué herramientas ofrece para el aprendizaje?

Naturalmente, algunos de los contenidos que se encuentran en internet son formativos, con distinta calidad y rigor, un docente puede recomendar ver un vídeo en internet o descargar un fichero .pdf, pero no podemos referirnos a esto como teleformación; para que se considere teleformación se ha de fomentar la capacitación no presencial, a través de plataformas tecnológicas que posibiliten y flexibilicen el acceso y el tiempo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, muy útil para personas con necesidades especiales, adecuándolos a las habilidades, necesidades y disponibilidades del alumnado y garantizar ambientes de aprendizaje colaborativos mediante el uso de herramientas de comunicación que permitan que los usuarios, a través de una red telemática, coincidan en el tiempo y se comuniquen entre sí.

¿Qué opciones existen en cuanto a plataformas? ¿Son caras?

La elección de una plataforma e-learning se divide en dos grupos: a) para crear cursos o b) para aprender on-line. En ambos la elección puede ser gratuita, comercial o de desarrollo propio, vendrá dada por las necesidades concretas de la institución o acción formativa dependiendo de su organización, pedagogía, tecnología y economía.

La mayoría de las plataformas gratuitas o comerciales suelen estar orientadas a cursillos, formación de empleados, pero no a la formación reglada. La otra opción es el desarrollo propio. Para un centro de educación primaria o secundaria bastaría con utilizar alguna de las plataformas gratuitas para crear cursos: Moodle, Dokeos o Google Classroom, alguna universidad utiliza la plataforma para crear cursos de pago Blackboard, sin embargo, en mi opinión, creo que en el caso de una universidad, esta debiera de desarrollar su propia plataforma para disponer de un control sobre el código con las ventajas que esto supone, poder obtener las estadísticas e índices deseados, establecer un control horario, fichaje por reconocimiento facial..., aspectos que en el San Clemente ya tenemos implementados.

Khan Academy es una organización sin fines de lucro cuya misión es proporcionar una educación gratuita de clase mundial.

En general, ¿estamos preparados para aprovechar todas estas ventajas en el contexto actual?

Por supuesto, en Galicia estamos a la vanguardia nacional de educación a distancia, el aprovechamiento de oportunidades que nos brinda esta modalidad se hace bajo estas circunstancias actuales más tentador que nunca. En este entorno, se hace imprescindible que los responsables del proceso educativo tengan que actualizar las fórmulas docentes, deslocalizando el aula y utilizando la tecnología actual.

Tenemos la tecnología y el equipo humano, falta tiempo de adaptación. Impartir teleformación suena a tarea fácil para quien nunca ha impartido en esta modalidad, esta idea cambia radicalmente después de haber probado este sistema. En el contexto actual hay un número de docentes que súbitamente han pasado de la clase presencial a la virtual y para quienes es su primera vez, el cambio no es fácil porque falta tiempo de adaptación.

El papel del profesorado ha pasado bruscamente de transmisor de conocimientos a tutor y guía del proceso de aprendizaje del alumnado. Ahora tiene una importancia fundamental que "acoja, oriente, acompañe y transmita motivación, muestre interés y sensibilidad permanente" y como diseñador y seleccionador de materiales, medios y estrategias de aprendizaje, creando en el entorno las situaciones propicias para ello, fomentando la satisfacción de explorar y descubrir, aprovechando y potenciando la osadía, la creatividad y la curiosidad del alumnado y priorizando su deseo de pensar y de saber antes que la fijación por ­aprobar; en plena era de la información la orientación, el espíritu crítico y un acompañamiento que procure paliar la sensación de soledad en casa del alumnado, pasan a ser muy importantes.

Por su parte, ahora el alumnado deja de ser pasivo y pasa a dirigir su propio proceso de aprendizaje.

¿Cree que para el alumnado sería una oportunidad de hacer los contenidos más atractivos y cercanos?

Por supuesto, así debiera de ser la educación, es el gran reto. El alumnado es en la mayoría de los casos totalmente diferente, dispone de smartphones, tabletas y, en último lugar, ordenadores porque considera estas herramientas atractivas, ágiles y útiles, ya que les proporcionan un entorno móvil, amistoso y emocionante en el que se les facilita la interconexión social, la actualización y el aprendizaje permanente También la comunidad educativa ya dispone de las herramientas necesarias para acceder a la Red, solo falta la emoción de este empuje para trabajar juntos, con cohesión, sin muros, fronteras ni distancias.

Aprovechemos el momento, hagámoslo atractivo y cercano, ­facilitémosle un entorno de aprendizaje con criterios educativos fiables, ágil y estimulante, que incluya con naturalidad las diferencias y las diversidades que existen.

Para los incrédulos, Emiliano: No necesariamente tiene que ser peor la enseñanza a distancia, ­¿verdad?

En absoluto, cuando comenzamos con esta modalidad esa era una incertidumbre: ¿cómo harán las prácticas en casa?, ¿cómo se comportarán en la empresa? Después de unos años podemos demostrar que no es peor, sino que forma parte de la enseñanza del futuro. Este tipo de alumnado es muy válido y respetuoso, acostumbrado a presentar bien los trabajos, a gestionar su tiempo y muy trabajador; recientemente el premio extraordinario de bachillerato y una de las calificaciones más altas en la ABAU ha recaído en alumnado de Bachillerato a distancia y el premio gallego de informática se le otorgó a un alumno de informática a distancia y los informes de evaluación de las empresas gallegas son excelentes.

Estamos viendo que en el estado de alarma hay profesores que no tienen muy claro eso de enviar contenidos a los alumnos de Secundaria. De hecho, hay algunos que piden que se sigan haciendo las actividades en la libreta...

Estas circunstancias ha pillado a muchos docentes desprevenidos, Es necesaria una formación en posibilidades y recursos en la gestión de una plataforma on-line para una parte del profesorado que lo necesita y desde luego la concienciación es fundamental. El profesorado en casa dispone solamente de sus limitados recursos tecnológicos que ahora con el confinamiento probablemente sean compartidos, lo que da lugar a situaciones como que en algún Centro no se envíen ­contenidos rápidamente al alumnado de secundaria, se envíen en exceso o se recomiende seguir utilizando la libreta. Pero esto pasará y habremos aprendido. La actitud es casi todo en educación a distancia, es una gran satisfacción motivar e intentar que el alumnado siga estudiando en estas circunstancias, conseguirlo es parte de nuestra motivación y una sensación realmente magnífica.

27 mar 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito