Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 17 octubre 2021
09:14
h

“Es difícil dar con un conflicto que pueda convertirse en trama principal”

{ A Coruña, 1980 } Licenciada en Filología Hispánica e Inglesa, Abril Camino llevapublicadas once novelas románticas. La última, ‘Imposible canción de amor’, editadapor Penguin Random House, salió a la calle esta misma semana tras la buena acogidade ‘Mi mundo en tus ojos’. Además, es colaboradora habitual de ‘Animosa’.

"Escritora de novela romántica y otras cosas, no siempre tan cuquis. Fan incondicional de los viajes, el fútbol, los animales y el whisky con Cocacola. No se me da bien ser políticamente correcta". Así se presentaba Abril Camino en la revista Trendencias hasta el pasado mes de septiembre, cuando decidió dar un giro en su vida y dedicarse a escribir libros a tiempo completo y publicar con Penguin Random House, de Ediciones B, su undécimo trabajo literario, Imposible canción de amor, que salió a la calle el 7 de marzo, curiosamente el mismo día que cuatro años antes había tomado la determinación de empezar a escribir una novela.

¿Cómo llegas al mundo literario?

Me licencié en Filología Hispánica e Inglesa y siempre he sido una gran lectora, pero nunca se me había ocurrido dedicarme a esto. De hecho, estaba trabajando como profesora en una academia de inglés y haciendo correcciones para editoriales cuando me apunté a un taller literario y me entró el gusanillo de intentar escribir un libro. Pero desde entonces no he parado de publicar, primero en autoedición, mientras trabajaba como redactora en una conocida revista de moda, y desde hace un año con editorial.

¿Cómo fue la sensación de ver tu primera novela publicada?

En realidad, creo que por lo que sentí más orgullo realmente fue por ser capaz de terminarla, y lo cierto es que también sentía bastante incredulidad. Las primeras fueron autoeditadas, y con la décima decidí probar en el mundo editorial, por tener otra experiencia distinta. Finalmente a Ediciones Titania le gustó Mi mundo en tus ojos y me la publicaron. Me pareció una gran oportunidad.

¿Qué supuso fichar por una gran editorial como Penguin?

Pese a que ya estaba vendiendo bien, el hecho de que se interesaran por mí ha sido un salto enorme en mi trayectoria literaria, pero también un gran respaldo, porque a nivel personal te da mucha confianza y te sube la autoestima. Estoy muy feliz.

¿Están de moda las novelas románticas?

Pienso que es el género más vendido, pero al mismo tiempo, también es el más desprestigiado. Yo siempre digo que soy una escritora de historias de amor, y en ese sentido, creo que lo que escribo es novela romántica, narrativa femenina. Y en este punto, creo que como sociedad tendríamos que hacer un poco de autocrítica, porque hay muchos prejuicios hacia lo femenil, y se mira peor o ni siquiera se le hace caso. Cuando se le pone la coletilla de chicas a algo, parece que tiene menos valor o menor interés, y es un error.

Como en todo, sea quien sea la persona que lo hace o a quién supuestamente se dirige, hay muchas cosas buenas, regulares y malas. Y por otra parte, las fronteras entre los géneros literarios son muy sutiles y la clasificación como tal, muchas veces, es complicada y en mi opinión, está limitando, aunque no debería ser así. Yo, de hecho, tengo muchísimas lectoras y apenas lectores, incluso en mi grupo de amistades.

¿Cómo surge tu última historia?

A mí siempre me parecía dificilísimo escribir novela romántica histórica por la documentación que requiere y el tipo de lenguaje que se utiliza. Pero una amiga autora me dijo que a ella le parecía mucho más complicado hacerla ambientada en los tiempos actuales, porque en otras épocas había un millón más de conflictos posibles entre las parejas que ahora. Así que, para mí, se convirtió casi en un reto personal buscar ese problema que pudiese convertirse en trama principal. Me costó, pero al final lo encontré.

¿Al sentarse a escribir siempre sabes hacia dónde van a ir los personajes y cuál va a ser el final o va surgiendo poco a poco?

Tengo claro hacia dónde van y lo sé de antemano, porque convivo mucho con ellos en mi cabeza antes de ponerme ante el ordenador . Sé cómo son, los conozco muy bien, y no dejo que se me desvíen de lo que he trazado para ellos, aunque a veces se muevan un poco.

¿Son siempre historias cerradas?

Cuando empecé tendía más a dejarles caminos abiertos, especialmente a los secundarios. Me tentaba en muchos casos darles una historia propia, y alguna vez lo he hecho. Pero no es algo que me ocurra en todas.

¿Llevan mucho de ti? ¿En qué te inspiras para crearlos?

Es mucho más fácil caracterizar a alguien o describir un lugar si ya tienes un referente, que si lo vas a inventar. Por ejemplo, las casas que detallo son siempre reales, de alguien que conozco. Y nunca es autobiográfica ni son historias de personas de mi entorno, pero sí que hay detalles y rasgos de gente que trato. Puedo contar alguna situación que me pasa, anécdotas que me cuentan, características aisladas de amigos...pero nada más. Desde luego, yo no soy al cien por cien ninguna de mis protagonistas.

¿Y qué tiene Ada de tí?

Sobre todo mi pasión por los viajes. Ella ha soñado siempre con vivir como una nómada y yo vivo para viajar. Compartimos esas ansias de ver países. Creo que la parte más autobiográfica es la decisión de conocerse a sí misma y recorrer el mundo. Y por el contrario, lo que más la diferencia de mí es el quedarse cuando surgen las dificultades. A mí me cuesta muchísimo comprender por qué alguien se complica tanto la vida y me resultó difícil reflejar cómo gestionaba esos problemas.

¿Y cómo elegiste las canciones que usas de hilo conductor?

Quería que la música tuviese mucha importancia, por eso cada capítulo tiene un tema central, suena de fondo o alguien lo escucha. La mayoría están porque me gustan, como los de Extremoduro, que es mi grupo de cabecera, pero también hay otros que simplemente los puse porque creo que le van bien a la escena.

¿Se le tiene más querencia a unos personajes que a otros?

Yo desde luego sí, siempre, y por muchas razones distintas. También le tengo más cariño a unas novelas que a otras, a determinadas tramas, y a veces de una forma irracional e inconsciente.

10 mar 2019 / 23:06
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito