Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
02:02
h
ANÁLISIS DEMOGRÁFICO › informe

El éxodo a las ciudades deja sin mujeres a los pueblos del rural

Un estudio de la Fundación La Caixa advierte de la creciente masculinización en núcleos de menos de 10.000 habitantes ·· La tasa de envejecimiento supera ya la cuarta parte de la población en Lugo y Ourense ·· La media de la comunidad roza el 23% frente al 16 de España

    Galicia envejece y pierde población. El relevo generacional en el rural, en especial en las provincias de Lugo y Ourense, está en el aire y las diferencias poblacionales entre la franja costera y la interior se acrecientan.

    Los negativos datos demográficos que periódicamente facilita el Instituto Nacional de Estadística (INE) referidos a la población en Galicia, los confirma ahora el estudio La población rural de España, que acaba de publicar la Fundación La Caixa. Este informe concluye que las tasas medias de personas mayores de 70 años en los municipios menores de 10.000 habitantes son del 22,8% en Galicia, frente al promedio del 16,4% de España.

    Los peores índices en este apartado corresponden a Ourense, con el 28,3% de sus habitantes, y a Lugo, con una cifra que alcanza el 26,3 por ciento.

    El trabajo también destaca la creciente masculinización de las zonas rurales españolas. Que es lo mismo que decir que el campo se queda sin mujeres. Galicia no es ajena a esa dinámica y aunque no presenta las peores cifras, el éxodo femenino del rural galaico empieza a ser preocupante en la estructura demográfica gallega, según afirma el estudio de La Fundación La Caixa.

    En este capítulo refleja que la proporción de sexos en los pueblos rurales de Galicia es de 92,5 mujeres por cada 100 hombres. La media registrada en España es bastante más alarmante ya que se sitúa en el 87,6%.

    Por provincias, el interior gallego presenta los peores datos. Así, Ourense contabiliza 88 mujeres por cada centenar de varones. En Lugo, el porcentaje es de 90,6. En las demarcaciones de A Coruña y Pontevedra, los índices ya son más elevados y, en el primer caso, por cada cien coruñeses hay 95 mujeres, mientras que en el segundo, las tasas son del 93 por ciento.

    El informe revela que una de las principales causas de la masculinización del rural es la creciente emigración de las mujeres a los núcleos urbanos; especialmente la de aquellas pertenecientes a la generación soporte, estratégica para sostenibilidad social del mundo rural.

    delegmonforte@elcorreogallego.es

    UN PROBLEMA ASOCIADO QUE SE AGUDIZA

    Sobreenvejecimiento y dependencia

    Mientras en España la tasa media de mayores de 70 años en municipios menores de 10.000 no supera el 16,4%, en Galica llega ya al 22,8 por cien. En comparación, la media de las ciudades españolas es actualmente del 12,5%. Esta circunstancia lleva a hablar a los expertos del sobreenvejecimiento del campo. Este hecho genera en el rural, según resalta el informe referido, elevadas tasas de discapacidad y dependencia.

    Alrededor de 750.000 habitantes rurales pueden considerarse personas con grandes dependencias, incapaces de valerse por sí mismas o desplazarse de forma autónoma fuera del domicilio. A esta situación que se produce también en el ámbito urbano pero con menor intensidad, se suma la gran dispersión de las infraestructuras y de los servicios asistenciales en el entorno rural, circunstancia que provoca que el cuidado de las personas dependientes se gestione mayoritariamente en el ámbito doméstico y familiar, condicionando, en muchos casos, la emancipación residencial y las trayectorias laborales de las mujeres que habitan en las pequeñas poblaciones del medio rural.

    En Galicia, la cifra de mayores dependientes, ronda las cien mil personas. De hecho, en nuestra comunidad sólo personas afectadas por alzhéimer hay registradas 32.000, según los datos de la Sociedad Gallega de Neurología .

    EXTRANJEROS

    Insuficientes para cubrir el desequilibrio

    Ni los nuevos residentes neorrurales, gente que abandonó la urbe para irse a vivir al campo, que representan algo más del 17% de la población rural española, ni los extranjeros, que suponen el 6,7%, contrarrestan los crecientes desequilibrios demográficos que existen en la actualidad entre los nudos urbanos y los del medio rural. Esta es otra de las conclusiones a que llega el citado informe, que coordina Luis Camarero y que fue elaborado por Fátima Cruz, Manuel González, Julio del Pino, Jesús Oliva y Rosario Sampedro.

    Galicia recibió el pasado año, según los registros oficiales del INE, un total de 95.568 extranjeros, de los que la mayoría se asentaron en la provincia de Pontevedra, 36.269, y en la de A Coruña, 33.711. La de Ourense acogió a 14.oo6 y la de Lugo tan solo a 11.582. El peso de la población inmigrante en la comunidad gallega sigue siendo muy inferior a del resto de España. De hecho, Galicia, por detrás de Extremadura, es la segunda autonomía con menor porcentaje de población extranjera, que alcanza tan solo el nivel del 3,8 por ciento .

    LA CIFRA

    2.701.145

    Son los habitantes que tendrá Galicia en 2018

    ·· De acuerdo con las pro­yecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística, nuestra comunidad tendrá una población de 2.701.145 habitantes dentro de nueve años, lo que supondrá una caída negativa del 1,2%, con respecto al total poblacional registrado en 2008, que era de 2.753.078 gallegos .

    08 oct 2009 / 22:41
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito