Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 12 mayo 2021
11:14
h

Feijóo consigue su tercera mayoría absoluta aumentando sus apoyos

Los gallegos refrendan su gestión y dan a los populares otros cuatro años de gobierno estable // En Marea se coloca como segunda fuerza al superar a los socialistas en porcentaje de votos y empatar a escaños (14) // El PSdeG pierde cerca de 50.000 votos // El BNG salva los muebles al sumar seis actas (pierde una) y Ciudadanos queda fuera del Parlamento

El Partido Popular de Núñez Feijóo ha conseguido revalidar la mayoría absoluta, la tercera consecutiva, aumentando el número de votos que respaldan a su candidato en más de 15.000 sufragios hasta sobrepasar los 676.000 y el porcentaje (casi dos puntos más). Es una mayoría absoluta holgada, que iguala los 41 diputados del 2012 y conserva una distancia muy considerable con los dos partidos que batallaban por ser segunda fuerza en el Parlamento gallego, PSdeG y En Marea, que obtienen 14 escaños cada uno. A pesar de la igualdad, En Marea se coloca como segunda fuerza en la Cámara gallega al superar al PSdeG en porcentaje de votos. El Bloque dispone de 6 escaños y Ciudadanos no entra en el Parlamento. En cuanto a la abstención, el porcentaje es del 45,09%, similar al de las elecciones de 2012.Núñez Feijóo ve así como los gallegos refrendan su gestión al frente de la Xunta y le dan un nuevo plazo de cuatro años para poder gobernar con estabilidad y sin sobresaltos. Los populares fueron vencedores en las ciudades, en las provincias (la provincia de Ourense fue la única que consiguió aumentar el número de actas) y por municipios, tiñendo todo el mapa gallego municipal de azul..

Los resultados oficiales se pueden ver en la página de la Xunta en este enlace:http://resultados2016.xunta.gal/ini11v.htm

Después de una campaña centrada en la imagen de Feijóoy en su gestión al frente del gobierno autónomo(dijo Rajoy: "lisa y llanamente, tenemos el mejor candidato") y apoyada a tope por la cúpula popular, en especial por el propio Rajoy, los electores dieron un 'sí' rotundo al PPdeG e insuflaron mucho oxígeno al presidente en funciones del ejecutivo español para llevar a cabo sus intentos de configurar nuevo gobierno y evitar unas terceras elecciones en España. Ambas figuras, las de Feijóo y Mariano Rajoy, se ven reforzadas.

En segunda línea hubo una lucha encarnizada entre En Marea y el PSOE. Leiceaga se estrenaba en su intento de acceder a la Xunta y tuvo que caminar por rutas muy incómodas desde primera hora.Los socialistas no pudieron evitar en 'sorpasso', pedieron casi tres puntos porcentuales y cerca de 45.000 votoscon respecto al 2012. La ayuda de Pedro Sánchez no fue suficiente, no ya para mejorar unos resultados pobres de los anteriores comicios, sino que no sirvió para evitar que En Marea se convierta en segunda fuerza, algo que va a tener una influencia notable en la política nacional y en el recorrido del líder socialista español.

El recorrido de En Marea sigue hacia arriba. Después del gran impulso que protagonizó AGE en las pasadas elecciones (9 diputados) bajo el liderazgo de Xosé Manuel Beiras, ahora el partido instrumental refrendó el avance a pesar de presentar un candidato, el magistrado Luís Villares, poco conocido, que hubo que 'construír' en pocas semanas y de los rifirafes internos con Podemos, uno de los socios, por el modelo de partido. La línea ascendente y los 14 diputados que consigue, sin embargo, no fue suficiente para consagrar una alianza a tres (En Marea, PSOE y Bloque) que sacara a Feijóo de la Xunta. Tampoco fue suficiente para superar significativamente a los socialistas, quedando el resultado en un empate técnico que suena a decepción si tenemos en cuenta las altas expectativas del partido instrumental.

El Bloque Nacionalista Galego tenía una difícil papeleta que Ana Pontón solventó con bastante solvencia. Había encuestas que pronosticaban una nueva debacle y, pese a que el BNG descendió otra vez, no hubo desastre. La pérdida de casi 30.000 votos casi parece un mal menor ante las malas perspectivas que se presentaban luego de sucesivas segregaciones, desencuentros e inicio de una nueva etapa con Pontón al frente. Pasa de 7 a 6 diputados en un resultado que sabe a alivio y le permite seguir con su proyecto.

Finalmente, la incógnita de Ciudadanos y su candidata, Cristina Losada, se despejó con un 3,3 por ciento de los votos que permiten una 'disculpa' digna, por aquello de la ley electoral y el porcentaje necesario para tener al menos un escaño, pero que dejan al partido de Rivera fuera de la Cámara. Un duro golpe para Ciudadanos y su líder, más en en estos momentos de incertidumbre y desdasosiego político, sin nuevo gobierno en Madrid, en los que toda España mira hacia aquí y hacia el País Vasco .

25 sep 2016 / 09:21
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito