Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 31 mayo 2020
11:35
h

Feijóo no descarta llegar a pedir al Gobierno aplazar las elecciones

Se fija el límite de visita de una persona por paciente ingresado en cualquier hospital gallego y a una visita por interno en las residencias de ancianos // Se limitará el aforo de eventos a 1.000 personas // Los casos confirmados de coronavirus en Galicia se elevan a 27 y hay tres en estudio

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este martes que no descarta llegar a pedir al Gobierno central y a la Junta Electoral un aplazamiento de las elecciones autonómicas, previstas para el 5 de abril, si se observa que "puede estar en riesgo la salud pública y el derecho a sufragio e los gallegos".

La comisión interdepartamental de la Xunta para el seguimiento de la evolución del coronavirus ha decidido este lunes restringir las visitas a hospitales y residencias de mayores, así como recomendar que se limite a un máximo de 1.000 personas el aforo de todo tipo de actos. Así lo ha dicho, tras la reunión, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que ha comparecido en rueda de prensa junto con el subdirector xeral de Información sobre a Saúde e Epidemioloxía, Xurxo Hervada, y el gerente del Servizo Galego de Saúde, Antonio Fernández-Campa.

Para tratar de frenar el contagio en Galicia de coronavirus, que afecta por el momento a 27 personas en la Comunidad, la Xunta establecerá durante los próximos 15 días una limitación a las visitas en hospitales y residencias de mayores, con el objetivo de proteger a la población más vulnerable.

Con ello, de forma "inmediata", solo se permitirá una persona de visita por cada paciente ingresado y por cada mayor usuario en una residencia, tanto pública como concertada o privada. También se recomienda que las personas mayores de 70 años no acudan a visitar a enfermos o a otros mayores en residencias. Del mismo modo, ha explicado Núñez Feijóo, la Xunta suspenderá la actividad de visitadores médicos en los centros sanitarios y la entrada de voluntarios en hospitales y recomendará a los usuarios que, siempre que sea posible, opten por la consulta telefónica en vez de la presencial. Se recomendará que todo tipo de eventos --culturales, deportivos o sociales-- tengan un aforo de menos de 1.000 personas para evitar contagios.

La idea es prevenir esta transferencia de la enfermedad sobre todo entre las personas mayores, que tienen un "mayor factor de riesgo" por la edad, así como en las personas hospitalizadas y evitar que el virus se difunda en eventos con gran número de personas. Para Núñez Feijó, la progresión "preocupante" del virus hace necesario "actuar preventivamente". "Actuamos desde el primer momento para estar preparados ante una situación que evoluciona de una forma intensa. Estamos alertados pero no alarmados", ha añadido.

Tras señalar que se han "reforzado" medios materiales y humanos y que se está "ejecutando una compra de dos millones de euros en material sanitario", el presidente gallego ha agradecido la labor de "todos los que están trabajando" en los servicios sanitarios, así como "la postura de comprensión ante las dificultades y ante las incertidumbres" del conjunto de la ciudadanía.

DEBATE A NIVEL NACIONAL DE MEDIDAS
El presidente gallego ha reivindicado que, en el marco de las conversaciones con el Gobierno central, trasladara la necesidad de poner en marcha las medidas que "eviten la propagación" del virus como objetivo "número uno".

A nivel político, Alberto Núñez Feijóo ha explicado que este lunes mantuvo una conversación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "agradeció la lealtad y coordinación" de la Xunta y "la buena práctica del Servizo Galego de Saúde". Del mismo modo, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, se ha puesto en contacto con los líderes políticos gallegos para compartir información.

En la mesa de dialogo estatal, ha dicho el presidente gallego, la Xunta "no va a concretar ninguna medida explícita", pero sí "poner encima de la mesa una reflexión sobre la importancia de la prevención con independencia de la incidencia que se produzca en cada territorio".

"Lo importante es evitar contagios, no esperar a que se produzca una incidencia de contagio muy superior para importar medidas", ha explicado, aunque, en cuanto a medidas concretas, como el cierre de colegios, se ha mostrado partidario de que "las clases se tienen que seguir dando" en Galicia.

27 CONTAGIADOS
Según el último parte facilitado por la Xunta, han dado positivo por coronavirus en Galicia 27 personas, y se está a la espera de confirmar con los análisis de Majadahonda otros tres casos.

Según ha informado el gerente del Sergas, la mayor parte de los focos se corresponden con el contagio relacionado con el centro cívico de Feáns, en A Coruña, cerrado cautelamente; mientras que otros están vinculados con el positivo familiar de Vigo y un tercer foco, con un confirmado y un análisis pendiente, es relativo a dos personas de Foz (Lugo). El resto son contagios individuales.

Con ello, por áreas sanitarias, 20 casos confirmados se encuentran en el área de A Coruña, cuatro en la de Vigo, uno en Ourense, uno en Lugo y uno en Pontevedra.

Núñez Feijóo ha recordado este martes que la ratio de infectados en Galicia es de 0,99 por cada 100.000 habitantes, una de las más bajas del Estado, mientras que la media española está en 3,48. Aunque en este momento "Galicia posee muy pocos casos", el presidente de la Xunta ha advertido de que "los expertos" apuntan que la evolución irá "en aumento".

ELECCIONES

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este martes que no descarta llegar a pedir al Gobierno central y a la Junta Electoral un aplazamiento de las elecciones autonómicas, previstas para el 5 de abril, si se observa que "puede estar en riesgo la salud pública y el derecho a sufragio e los gallegos".

Así lo ha dicho durante una rueda de prensa convocada tras presidir en Santiago la comisión interdepartamental de seguimiento de la infección por coronavirus en Galicia, donde representantes de distintas consellerías han analizado la situación y propuesto medidas al respecto.

Ante la proximidad de la campaña electoral, y tras recomendar que no se celebren actos con más de 1.000 participantes para tratar de detener el contagio, el presidente gallego ha instado a "analizar los riesgos", aún teniendo en cuenta que la tasa de contagios en Galicia continúa siendo baja.

"Por encima de cualquier campaña electoral, y por encima de cualquier proceso electoral, esté o no convocado, está la garantía de salud del conjunto de los ciudadanos", ha dicho Núñez Feijóo, que ha añadido que "hay tiempo para seguir analizando" esta cuestión. "No creo yo que se deba poner en riesgo por unas elecciones la salud pública de una comunidad autónoma", ha subrayado, al tiempo que ha mencionado la cancelación del acto previsto este fin de semana en O Pino por el PP.

Teniendo en cuenta la evolución de los contagios, la incidencia y las medidas que se vayan poniendo en marcha, el presidente gallego ha reivindicado la necesidad de "respetar los derechos de todos los ciudadanos" y las "garantías" de los procesos democráticos. "No debemos precipitar nuestra propuesta", ha apostillado.

En todo caso, ha apuntado que, institucionalmente, la Xunta "no tiene competencia para aplazar unas elecciones", aunque hará seguimiento de la evolución de la situación y, cuando tengan "una opinión" al respecto, se la trasladarán "al Gobierno, porque es al que le corresponde tomar esa decisión".

Con ello, Núñez Feijóo ha instado a ser "muy precavidos" con la salud pública, en materia de campaña electoral y con el "derecho al sufragio de todos los ciudadanos". "Hoy por hoy no hacemos ninguna recomendación al respecto", ha zanjado.

EN CONTACTO CON URKULLU
El presidente gallego ha admitido que, por el momento, no ha hablado con el lehendakari Íñigo Urkullu, aunque lo hará "entre hoy y mañana seguro". Sobre la posibilidad de que, si País Vasco solicita aplazar los comicios, lo haga también Galicia, ha dicho que se trata de "hechos futuros inciertos" que "superan la competencia de las comunidades autónomas" y ha pedido "tratar esto con un poco de sosiego".

"Yo, a esa pregunta, en este momento, no tengo respuesta. Lo importante en este momento no son unas elecciones convocadas, es que seamos capaces de disminuir la onda expansiva del contagio, preservar la salud de la gente y que trabajemos en las medidas preventivas y correctoras", ha añadido.

Finalmente, ha considerado que España debe "estudiar la previsión de la onda expansiva" de la enfermedad y ha apostado por "extremar las políticas de protección". "En base a estos datos epidemiológicos, iremos hilvanando nuestro posicionamiento", ha finalizado.

10 mar 2020 / 21:53
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito