Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 30 octubre 2020
10:23
h
sangría imparable

Fin de semana trágico en las vías de Galicia con cinco jóvenes muertos

Sonia Couto y su novio, Javier Fondevila, murieron ayer en Silleda al precipitarse el coche a la vía del tren ·· Otros dos jóvenes, que viajaban en los asientos delanteros, sufrieron heridas graves ·· Samuel Amoedo y Alba Ortega fallecieron tras una brutal colisión en Redondela

Cinco muertos, cuatro de ellos jovenes gallegos de 17, 18, 21 y 23 años, y otro adolescente, también gallego, que lucha por su vida en el Xeral de Vigo. Éste es el trágico balance de las 36 horas comprendidas entre las 00.05 de la madrugada del sábado y las 12.00 de ayer en las carreteras de la red viaria de la provincia de Pontevedra: un fallecido cada siete horas.

El último siniestro mortal se produjo ayer al mediodía en Ponte, una de las parroquias de Silleda. La comarca de Deza volvió a sacudirse con otra tragedia en el asfalto. Sonia Couto Castro, de 23 años, y su novio, Javier Fondevila Colmenero, perdían la vida cerca de casa. Ambos viajaban en la parte de atrás de un BMW que se salió de la PO-205, entre Silleda y Vila de Cruces, y acabó en la vía del tren, que estuvo cortada durante tres horas.

Conducía el coche Juan Carlos Couto, de 26 años, hermano de la fallecida, y a su lado viajaba su novia, Yolanda Ben, de 20 años y vecina de la parroquia silledense de Cira. Ambos resultaron heridos. El chico tenía una pierna rota y su novia se quejaba de un fuerte dolor en la espalda. Por causas que se desconocen, aunque todo apunta a una velocidad inadecuada, el coche, que circulaba hacia Silleda, se salió por la derecha tras una curva. La parte trasera del turismo, un BMW, impactó contra el pretil del puente, a unos 9 metros de altura, y se precipito a la vía.

Los Bomberos de Deza, que excarcelaron a los heridos, y efectivos de Protección Civil de Silleda fueron los primeros en llegar al dantesco escenario. Los cuerpos de Sonia y Javier, que no llevaban cinturón, salieron despedidos con el fuerte impacto. Javier, hijo único, era de Ponte y trabajaba en la construcción. Su casa está muy cerca del lugar del accidente. Se da la fatal circunstancia de que hace menos de un año un primo suyo, Antonio Colmenero, que fuera chófer de Xosé Cuiña, también murió en un siniestro. Sonia Couto y su hermano son naturales de Méixome, en Lalín, otro de los puntos de dolor. Ella regentaba una peluquería en Silleda. Hasta el lugar de los hechos se acercaron amigos y familiares visiblemente afectados.

sucesos@elcorreogallego.es

MÁS DE MIL QUINIENTAS PERSONAS ASISTEN AL SEPELIO DE SAMUEL AMOEDO

Un entierro multitudinario en Redondela

Más de mil quinientas personas asistieron ayer al funeral y entierro de Samuel Amoedo Monteagudo, un joven de 17 años, vecino de Redondela, que falleció, prácticamente en el acto, en el brutal accidente que tuvo lugar sobre las 00.05 horas del sábado pasado a la altura de A Costeira-Quintela, una de las zonas del municipio de Redondela. El funeral comenzó a las 17.00 horas en la iglesia de Reboreda, y el cuerpo del fallecido fue enterrado posteriormente en el cementerio parroquial. La multitudinaria asistencia al sepelio provocó que la Policía Local tuviera que desplegar un dispositivo especial, en el que también participaron efectivos de Protección Civil. El cadáver de la otra víctima mortal de este siniestro, Alba Ortega Bargiela, de 18 años, oriunda del País Vasco, fue incinerado.

Este trágico accidente se produjo cuando Cristian Dacosta Vilaboa, de 18 años, perdió el control del Golf que conducía, en el que circulaban otros cuatro jovenes, todos, excepto la chica, jugadores del club de fútbol Choco, e impactó contra una valla de seguridad, primero, y otro turismo, después, cuyas dos ocupantes sufrieron heridas de carácter leve.

Alba Ortega, como ya publicó este diario, perdió la vida en el hospital del Povisa, centro médico al que había sido evacuada; mientras que Juan Carlos Amoedo Dasilva, de 18 años y también de Redondela, sigue luchando por su vida en la UCI del Xeral de Vigo, donde también permanece ingresado, en estado grave, Abel Reboreda Martínez, de la misma edad y novio de la joven fallecida .

A PRIMERAS HORAS

Atropellado en Vilaboa y caída en Lousame

Durante la mañana de ayer dos hombre perdieron la vida en los municipios de Vilaboa (Pontevedra) y Lousame (A Coruña). El primero de ellos, H.E.J., un danés de 38 años, falleció al ser atropellado por la conductora de un turismo a las 4.20 horas a la altura del punto kilométrico 129,600 de la carretera Nacional 550, en Vilaboa. El fallecido, con residencia habitual en Dinamarca, fue arrollado por I.L.P., una vecina de Marín que conducía un Peugeot 206.

El segundo de los sucesos tuvo lugar en torno a las once de la mañana en Fontefría, en el municipio de Lousame. Un hombre de 68 años, M.B.M., perecía al caer del tractor con el que se encontraba trabajando en la finca de su casa. Al parecer el hombre descargaba hierba cuando perdió el equilibrio y sufrió un traumatismo en el cráneo que le provocó la muerte .

OTROS SINIESTROS

O Corgo

A.G.P., de 45 años y vecino de O Corgo, murió al sufrir una salida de vía en el lugar de Souto de Torres, en el municipio lucese de O Corgo. El accidente se produjo a las 22.00 horas del viernes.

Carballo

Daniel P.M., de 25 años y vecino de Carballo, falleció en la madrugada del viernes pasado tras sufrir una salida de vía, volcar y chocar contra un almacén.

Rois

Martín Guillerme V., de 19 años y vecino de Rois, murió tras salirse de la vía el día 13 en las proximidades del campo de golf de Rois.

A Escravitude M.S.S., de 62 años y vecino de Boiro, perdió la vida el pasado 12 en un hospital tras ser arrollado por un turismo en A Escravitude .

19 ene 2009 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito