Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 10 agosto 2020
02:15
h
firma invitada

Funciones del Campus

    SI se explican las funciones que tiene actualmente el Campus Universitario Sur se puede ver que la mayoría no tienen que ver con su título, es decir, con el nombre de universitario.

    En efecto, la primera función del Campus es de servir de aparcamiento a los usuarios de toda la ciudad y de los que vienen de fuera ya sea en visita turista o a realizar cualquier otra cosa. El aparcamiento tiene dos zonas, una más cercana al ensanche compostelano, donde hay zona azul, algo más barata que el de las zonas azules en otras partes de la ciudad y el resto donde se puede aparcar sin ninguna limitación y de hecho se pueden ver coches que permanecen aparcados todo el día e incluso algunos no se mueven en semanas.

    En las dos zonas se pueden ver aparcadas caravanas. Las caravanas tienen prohibido hacerlo, pero nadie se lo impide ni se les multa. El Campus para la Policía Municipal no existe, y solo se considera como fuente de recaudación en la zona azul.

    Otra función del Campus es ser sede de romerías y así el 25 de Julio el BNG, con motivo de la Patria gallega, organi- za una comida en el Campus donde se instalan las carpas, servicios y tarimas necesarias para el festejo. Los sitios don- de se realizan se pueden ver incluso meses después dado que en ellas hay amplias zonas donde no hay hierba. También es sede de campañas publicitarias de compañías que ponen sus carpas en él.

    El Campus es también sede de botellones que se realizan varios jueves o viernes a lo largo de todo el año. Los jóvenes universitarios y no universitarios, de Santiago o de fuera de la ciudad, acuden a pasar la noche bebiendo y dejando los restos de tal manera que a la mañana siguiente parece que haya pasado Atila y los bárbaros. Estos jóvenes podrían pensar si esa es su contribución a conservar el planeta.

    También es sede de los fuegos artificiales del 31 de julio y algunos grupos políticos del Ayuntamiento quieren que sea sede de un gran aparcamiento subterráneo incluso en zonas donde es dudoso que el propietario sea el Ayuntamiento.

    Como se verá, ninguna de estas funciones tiene que ver con el uso universitario. La ciudad debería querer y apreciar a su universidad y esto incluye cuidar a sus campus. No se trata de que la universidad este cerrada en sí misma y no permita el uso del Campus al resto de compostelanos, sino que se evite su deterioro y no se contemple a este como la solución de los problemas de la ciudad.

    De acuerdo a la ley, las construcciones universitarias deben estar de acuerdo con una planificación urbanística y esta debe contemplar la cesión de las vías urbanas al Ayuntamiento. Esto no debe impedir que el Concello cuide estas calles, incluyendo sus aceras, cosa que no hace, y que también impida el uso generalizado del Campus con funciones que no son propias de él y que se pueden realizar en otras zonas de la ciudad. A la universidad, la ciudad no debe mirarla como si fuese una vaca a la que hay que ordeñarla.

    Profesor emérito de la USC

    14 feb 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito