Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
01:04
h
¡¡¡CAMPEONES DE EUROPA!!!

Galicia es la 'Ñ': Marcelino es galleguiño y Fernandiño (Torres) tiene aquí su origen

Nuestra comunidad se especializa en ganar Eurocopas ·· Si el jugador de Ares hizo el gol que dio en 1964 el título, 44 años después el tanto del título lleva la firma de un punta cuyos abuelos son de Gastrar (Boqueixón), donde él veraneaba

Fernando Torres se doctoró en Viena. El Niño cumplió su sueño de marcar en la final, en el partido más importante de su vida. Y lo hizo para suceder al mítico Marcelino, que marcó el gol decisivo del 64 ante Rusia después de que abriese el marcador Luis Suárez, otro gallego. Sempre en Galiza, como Castelao. De gallego a gallego. Marcelino es de Ares y Torres tiene ascendencia gallega. De la comarca de Santiago. Los abuelos del delantero que pasa a la historia como el hombre que nos dio la segunda Eurocopa, y la primera en color, son de Gastrar, parroquia del concello de Boqueixón... y su novia, Olaia, es compostelana. No era inhabitual era ver a Torres y su chica en partidos del Compos.

Claudio y María de Medio siempre han sido unos orgullosos abuelos, como se lo explicaron al redactor de EL CORREO, Fernando Franjo, que los visitó en noviembre de 2004. Para ellos Torres es Fernandito, Fernandiño, y las fotos de El Niño -para ellos sí que es su niño- a aunque desde ayer el Niño de toda España presiden su casa. José Torres Vigo nació en Gastrar y, como tantos gallegos, salió de su tierra hace décadas por trabajo. Y fue en la capital donde, fruto de su matrimonio con Flora, nacieron sus tres hijos: Fernandito, el pequeño, el benjamín de la familia; Mari Paz, licenciada en Derecho; e Israel, policía nacional. Porque José Torres es el padre del goleador español.

Y no se crean que Fernando, el héroe de España, el Marcelino de la era del color, es un desarraigado de sus orígenes gallegos. El futbolista pasó muchos veranos en la aldea de Boqueixón, siempre dando patadas a un balón, y también apareció en alguna fiesta patronal. No en vano su tío abuelo Secundino Torres (hermano de Claudio) fue alcalde de Boqueixón entre 1983 y 1991. Y Fernandito dedicó una foto como atlético a su tío Bruno que lo dice todo. En ella culpa al hermano de papá de ser lo que es: futbolista.Hoy el más grande. El cariñoso mensaje de Torres a su tío lo dice todo: "Gracias, tío Bruno, por enseñarme a jugar".

Quién le iba a decir a Bruno que Fernandito le iba a dar a toda España la segunda Copa de Europa de selecciones y la primera en color. Ya no habrá más imágenes en blanco y negro para recordar un éxito español. Torres despertó a España, la sacó de la depresión. Es el nuevo héroe. Había dicho Torres en la víspera, en una entrevista con Efe, que deseaba marcar el gol que Marcelino Martínez firmó en 1964 y que significó la primera Eurocopa para España.

"Daría cualquier cosa. Sabemos el cariño, la admiración que nos tiene ahora toda la afición española, igual que nosotros a ellos. Después de aquel gol de Marcelino, que todo el mundo recuerda, su nombre está en la memoria de todos los españoles muchísimo tiempo porque hizo el gol de la final. Ojalá ahora lo marque yo. Aunque también firmo ganar sin marcar. Queremos pasar a la historia como grupo. Es el secreto de este equipo, por encima de las individualidades, que cada día pudo surgir una, ha estado el bloque", dijo a Efe el nueve del Liverpool.

El delantero, quizá oscurecido por la tremenda labor de David Villa durante el torneo, ha ido de menos a más y al final ha visto recompensados sus sueños. Aquel niño que se marchó del Atlético la temporada pasada en busca de reconocimiento internacional, ha puesto, en el inmejorable escenario del Ernst Happel de Viena, la guinda a una magnífica campaña iniciada en el Liverpool. Desde que dejó el Atlético, como si se liberase de la sombra del Pupas Fernando se hizo grande. Su nombre quedará inscrito para siempre con letras de oro en la historia de la Roja. Su gol será repetido en infinidad de ocasiones en las televisiones del mundo.

Un tanto de garra, de furia, de coraje. Una diana excepcional, sin duda, el premio a un duro trabajo y a una decisión arriesgada, la que tomó hace un año cuando se marchó de España. 44 años después, Torres es el nuevo Marcelino de España.

Y tiene origen en Galicia, en Boqueixón, en Gastrar, tierra de futbolistas. Fran Raviña, de 34 años, militó en el Compos B -llegó a ir convocado en Copa del Rey con el Compos de Fernando Vázquez en Primera- y luego pasó por Betanzos, Negreira o Ciudad de Santiago, también nació en Gastrar y recuerda "cuando Fernando venía los veranos" o "hace cuatro años, cuando estando en el Atlético hizo una escapadita a nuestras fiestas patronales". Y apunta a un nuevo talento de esa tierra: Diego, un cadete que estuvo en el Ciudad y el Dépor ya se ha hecho con sus servicios. Graciñas, Fernandiño. Graciñas Luisiño, Graciñas, Casilliñas. Graciñas, Roja. Porque en la Ñ de España hay un gran trozo de Galicia. Todo lo bueno, lo que significa cariño en gallego se escribe con Ñ... de España.

SUCEDE A VILLALONGA

Luis hace honor a su apodo: 'El sabio' nos corona

Si Torres ha anotado el tanto de Marcelino, Aragonés sucede a José Villalonga como campeón con la Roja. Su edad (es con 69 años el técnico más veterano del torneo) no ha sido un impedimento.Todo lo contrario. Luis es un perfecto conocedor del fútbol.

Sus números le avalan. 38 victorias en 54 encuentros. Solo cuatro derrotas y un título: La Eurocopa. De Luis todos los jugadores hablan bien. Es, además de entrenador, psicólogo. Un padre para los futbolistas. Supo el técnico deshacerse de los elementos disgregadores que enturbiaron el ambiente en el Mundial de Alemania y, contra viento marea, fabricó un grupo unido, sin fisuras. Un colectivo convencido de que por fin se podía romper con los fantasmas del pasado. Unos futbolistas que juntaron sus energías para marcar un punto de inflexión, un antes y un después de Austria.

30 jun 2008 / 02:51
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito