Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 03 junio 2020
17:08
h

Ganaderos xalleiros ponen en valor su trabajo: “Sen nós, non come ninguén”

Carla Antelo, profesional de 23 años, puso a cantar al personal de 25 explotaciones para reinvindicar la labor del sector primario en época de coronavirus // Usó el tema ‘Vivir’ de Rozalén // Asegura que la actividad apenas ha cambiado en sus granjas

    “Ocorréuseme pola cantidade de vídeos reivindicativos que hai nas redes, pero ningún de gandeiros, aínda que somos o sector primario e, sen nós, non come ninguén”. Contesta Carla Antelo, una joven ganadera de Alón (Santa Comba) que, a sus 23 años, decidió crear un grupo de WhatsApp para reunir a sus colegas a nivel de comarca xalleira. Pues bien, el viernes propuso a esas explotaciones (unas 25) de la zona que grabasen un vídeo entonando una frase por persona del tema Vivir; de Rozalén, los agrupó el pasado lunes y, en cuestión de horas... más de 17.000 visitas.

    “A idea do grupo foi para estreitar lazos, porque a verdade é que, a pesar de que traballamos no mesmo, apenas nos vemos, máis aló de nas poxas ou eventos similares”. La receptividad, por lo que se ve, fue total. Pero faltaba un tema para ilustrar la grabación: “Ao principio pensamos no Resistiré, pero emprégase moito, polo que decidimos probar con Rozalén”. Eso fue el viernes, y tras divulgar su idea, les dio un plazo estricto a sus compañeros para que el domingo le remitiesen sus creaciones “tras repartir a letra entre todos”. El resultado ya lo tienen en YouTube, Instagram y Facebook, con gran aceptación en Santa Comba y Mazaricos, pero también en otras localidades gallegas que viven del campo. “Sempre se fala de que nas cidades hai de todo e aquí non temos Mercadona, pero si leite e verdura fresca”, presume.

    ACTIVIDAD DIARIA. En cuanto a su actividad diaria en la granja, concuerda con el testimonio de María Ramos, de SAT Os Agros, quien divulgaba que apenas se ha visto modificada. “A mecánica do día a día e a normal, extremando a seguridade e a limpeza, pero a verdade é que sempre nos obligaron a mantela, porque xa tiñamos controis sanitarios e hixiénicos moi estrictos”, indica Carla, una xalleira que estudió para maestra, y siempre ayudó en la explotación familiar que ahora considera “un colchón” a la espera de oposiciones (tema que, a su juicio, “está complicado”).

    En el video salen miembros de las sociedades agrarias de transformación y granjas del entorno, como Perilla, Os Agros, Pistulario, Ares Gil, Maleiro, Casa Dego, Redondo nº 6, Pambal, Capelo, Iglesia y Mouro SL Chao, Maroñas, O Rubio, Quiroga, Arixón, Farrucán, Sam Blanco, Isabel, Elena Boaña, Fariña Espasandín, Bustelo, Domínguez Porteiro, Iglesias Agra, Justo e María, Anuscas Family y Corchete-Loureiro. Y todas ellas buscan “reivindicar que estamos para axudar”, pero también “poñer en valor o noso traballo”, por lo que se incluye un texto para corroborar ambos aspectos: “Somos un sector do que pouca xente se lembra pero, incluso en tempos difíciles, traballamos para que a vós non vos falte nada. Colabora con nós, queda na casa!”, divulgan los ganaderos.

    El testimonio de Carla también viene al pelo para calibrar cómo va el sector lácteo después de tres semanas y media de estado de alarma, Y su testimonio, también coincidente con el de otros profesionales del campo consultados, es que “non temos diferencia algunha no que atinxe a vendas e recollida”, sin olvidar que “os horarios e os prezos veñen sendo os de sempre”, aportaba a este diario.

    De cualquier forma, y si alguien no ha llegado a valorar la ingente labor de este colectivo en relación al precio del producto que usted se encuentra en el súper (donde el litro de leche apenas ronda los 80 céntimos, bastante menos que la gasolina), sepa que ordeñan las vacas dos veces al día, la primera antes el alba y otra a última hora de la tarde. Y no trabajan con cuatro o cinco vacas: en el caso de la SAT Perilla, por ejemplo, tienen unas ciento cuarenta reses en ordeño y las atienden apenas tres personas. Pero es que, además, deben de alimentar y velar por la salud de sus animales a diario, además de atender a los proveedores y despachar la leche cuando vienen a recogerla en las cubas homologadas para procesarla cumpliendo con las máximas garantías. El consumidor apenas tiene que pagar y abrir el tetrabrick para disfrutar de un producto hecho en Galicia por los propios gallegos en un sector en el que son auténtica potencia mundial.

    ACOGIDA. En cuanto a la acogida de este trabajo nada más ser volcado en las redes, bast con reproducir algunos de los comentarios recibidos en las últimas horas: “Sois geniales, maravilloso video. Me acuerdo mucho de vosotros. Sois muy grandes”, “Precioso”, “Olé!!!! Que grandes e que alegría veros”, “Buenísimo chicos moito ánimo”, “Olé por esos ganaderos ke no paran nunca, cuidaros mucho”, “Maravillosos os nosos gandeiro/as. Grazas” o el que resume todos los sentimientos: “Moi bonito, e grazas por estar aí”. Geniales todos.

    08 abr 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito