Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 16 enero 2022
10:40
h
{reseña musical}

Groba en ARTeria Noroeste

    ARTEria Noroeste, con su sede en el Parque de Vista Alegre, se une a las actividades conmemorativas de los ochenta de Rogelio Groba, con el programa que nos ofrecerán, con entrada libre, los miembros de la Orquesta de Cámara Galega con su titular, Rogelio Groba hijo, a las 19.30 horas, en un programa monográfico dedicado al maestro de Guláns, de quien en la temporada anterior y en consideración especial, nuestra Real Filharmonía con Manuel Hernández al frente, dejaba en estreno su 'Concierto no Lameiro' para flauta y orquesta, del que sería solista Luís Julio Toro.

    Esta gala será paso previo a otra en el Reina Sofía, que anuncia su 'Concierto nº 2, para chelo', destacando Clara Groba en su compromiso protagonístico, además de 'Intres boleses' y 'Malleus Animatus'. Vendrá después una gira por Holanda.

    Disfrutaremos en la sesión de una oferta de corte camerístico, pensada para el espacio elegido y para mayor rendimiento de resultados, así el resumen previsto se resolverá entre las 'Cuatro bagatelas para cuerda', 'No meu colo', especie de 'cantiga de berce', la 'Danza del alba', 'O Fausto', procedente de 'Tipoloxías', la 'Sarabanda sobre un tema de Haendel' e 'Intres boleses'. La formación transmisora de su patrimonio y centrada en el entorno familiar, cuenta con un registro discográfico que incluye algunas de las obras citadas. Entre sus ambiciones inmediatas, queda la dinamización de una productora propia, que se responsabilizará de la divulgación del fondo del compositor más prolífico del país. Se admite una evolución en la que se fueron alternando modos de neoclasicismo, apuntes de neobarroco impregnado por la estética de los tiempos, un romanticismo heredado de larga tradición y que acabará culminando en sus derivaciones de un folklore claramente evolucionado con engarces que no disimular sus simpatías por Bartok o las tendencias centroeuropeas.

    Es la suya una evolución en la que queda adherida la huella del momento psicológico del compositor, estimulado, como es previsible, por el tiempo histórico que le tocó vivir, enraizado en las influencias del terruño que ocupará buena parte de su trabajo, presente en los más diversos géneros. De una manera un tanto peculiar y sin necesidad de enmarcarse en alguna escuela concreta, el agudo Enrique Franco no dudaría en incluirle en la llamada 'Generación del 51'. Al capítulo musical, seguirá el de sus estudios musicológicos y críticos, otra faceta que ha dejado huella de su carrera.

    30 sep 2010 / 01:56
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito