Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 12 julio 2020
01:55
h
el elixir de la belleza

Los hombres suponen ya el 25% de la clientela en las clínicas de estética

Los varones ya no se acomplejan en quitarse años, aunque las mujeres siguen siendo mayoría, incluso treintañeras ·· El ácido hialurónico revoluciona los tratamientos, junto al bótox ·· El efecto dura un año y el coste parte de 400 euros

El elixir de la eterna juventud es algo que parecen buscar cada vez más compostelanos. En las consultas de estética se están produciendo dos fenómenos, por un lado los adelantos en tratamientos antienvejecimiento sin necesidad de cirugía, y por otro la clientela, donde van ganando terreno los hombres, que ya conforman la cuarta parte. También se están derribando barreras en cuanto a la edad, ya que cada vez hay más mujeres que rondan la treintena.

En cuanto a la pócima de la eterna juventud, la especialista en Estética, la doctora Débora Azuaje, de la Clínica Máiz, asegura que el tratamiento estrella es el ácido hialurónico, "que se utiliza principalmente para aumentar el volumen de los labios y pómulos y reducir cicatrices por acné severo, así como para eliminar arrugas, sobre todo las peribucales y los surcos nasogenianos, que envejecen bastante el rostro al descolgarse la piel de esta zona de la cara, dando un aspecto apagado y triste".

Precisamente, éste es uno de los más demandados por los hombres, principalmente a partir de los cuarenta años. El perfil de estos pacientes suele responder a ejecutivos y también personas cuya imagen es importante en su trabajo, además de aquellos a los que les gusta cuidar mucho su físico.

Débora Azuaje, médico estético de la citada clínica compostelana, asegura que el ácido hialurónico es también utilizado junto a la toxina botulínica, conocida popularmente como bótox. Como ejemplo, indica que "el bótox es muy demandado para quitar las arrugas del entrecejo, pero en algunos casos es necesario después utilizar el ácido si la relajación no es suficiente y hay que rellenar el surco".

En cuanto a los precios oscilan según la zona a tratar y la edad del paciente. La especialista indica que de media un tratamiento de bótox para el entrecejo ronda los 400 euros, subiendo a más de 600 o incluso 800 en el caso de inyectar ácido hialurónico en los pómulos.

Azuaje recuerda que el tratamiento con botox puede durar entre cuatro y seis meses y el de ácido hialurónico hasta un año, en un porcentaje elevado de pacientes.

. local@elcorreogallego.es

EN UN DÍA SE EXTRAE, SE CENTRIFUGA Y SE INFILTRA

Novedosos rellenos con la propia sangre del cliente

La batalla contra el paso del tiempo también hace que surjan nuevos tratamientos estéticos. Éste es el caso de los factores de crecimiento para rejuvenecer cara, escote y manos. Para la doctora Débora Azuaje, el aumento de la demanda de este tipo de tratamiento ha aumentado, "porque cada vez son más los pacientes que quieren evitar en lo posible infiltrarse productos externos."

Y es que en este caso se utiliza la sangre del propio paciente. "Extraemos la misma cantidad que cuando se hace una analítica", explica, "se centrifuga la sangre y después se extraen los factores del crecimiento que se infiltran al paciente. Con este proceso aumenta la producción de colágeno, con lo que mejora mucho el aspecto de la piel".

Pese a que parezca un proceso aparatoso, todo se realiza en unas horas. ¿El resultado? Mayor vitalidad cutánea, consistencia elástica e incremento de la tersura. "Es la gran panacea", resume la doctora Azuaje .

Las claves

De la genética a las cremas más caras

·· Azuaje asegura que la genética es, sin duda, "una gran aliada para tener un mejor aspecto en la piel", aunque señala que "puede ayudar a retrasar las arrugas o la flacidez, pero el paso del tiempo es inexorable". También alaba la potencialidad de las cremas, aunque recuerda que "no por ser cara, será mejor. Gastar más 40 euros es un error".

Más de 40 consultas en una sola semana

·· Para dar una idea de que la lucha contra el envejecimiento es una corriente que va a más, la doctora Azuaje asegura que ni la crisis ha hecho mella en su consulta de estética de la clínica compostelana. Y es que semanalmente puede llegar a tratar con botox a una veintena de pacientes y a otros tantos para infiltrarse ácido hialurónico.

Una corriente que se está asentando

·· La doctora de estética de la Clínica Máiz, en La Rosaleda, asegura que en España se está asentando cada vez más el uso de técnicas para mejorar el aspecto, ya sea con bótox, ácido hialurónico o mesoterapia. "En países como Brasil, Venezuela o Colombia es algo que está más que asumido, al igual que en Estados Unidos. Aquí también llegaremos a verlo como algo normal".

Especialistas escogidos por Máiz

·· La doctora Azuaje trabaja junto a los doctores María Encina Sánchez y José Luis Morán en la clínica que fundó, en el hospital La Rosaleda, el doctor Jacobo Máiz Bescansa, recientemente fallecido, y que continuarán su labor. Los tres especialistas fueron elegidos por el prestigioso cirujano plástico por su prestigio y experiencia .

29 sep 2009 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito