Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
22:43
h

Jesús Couceiro: "En nuestro tiempo no podemos vincular la ópera con el lujo"

Presidente de la Asociación Amigos da Ópera de Santiago

Como dijo la célebre María Callas: “Una ópera comienza mucho antes de que el telón se levanta y termina mucho después de que se ha reducido. Empieza en mi imaginación,se convierte en mi vida, y se mantiene mucho después de que he dejado la casa de la ópera”. Nuestro entrevistado de hoy sabe mucho de este género musical y nos avanza que el 8 y el 9 de diciembre organiza el I Concurso de Canto Compostela Lírica.

Cuando Edward (Richard Gere) en Pretty Woman le dice a Vivian (Julia Roberts): "La reacción de la gente la primera vez que ve una ópera es espectacular, o les encanta o les horroriza. Si les encanta es para siempre, y si no, pueden aprender a apreciarla, pero nunca les llegará al corazón". ¿Es eso cierto, Jesús?

Sí, en parte sí, pero no es fácil que la ópera encante la primera vez que se escucha, yo siempre aconsejo un acercamiento pausado pero continuo, escuchar pequeños fragmentos, repetir las partes que más nos llamen la atención y en un momento dado, veremos que esa obra difícil en principio se nos va abriendo y la hacemos nuestra para siempre.

La ópera siempre ha sido un género inaccesible, rodeado de lujo y etiqueta. Pero ustedes tratan de acercarlo a todo el público, incluido el infantil, ¿verdad?

La ópera desde siempre ha tenido esa doble naturaleza, hecho artístico y acontecimiento social que todavía perdura en nuestra época, la propia disposición en herradura de muchos teatros operísticos facilitaba esa función de ver y ser vistos. Hoy se mantiene en parte esa tradición (la inauguración de la temporada en la Scala de Milán el día 7 de diciembre, día de San Ambrosio, es un acontecimiento social muy importante con asistencia del presidente de la República), pero de ningún modo podemos en nuestro tiempo vincular a la ópera con el lujo y la etiqueta, y sí con un hecho ­cultural de máxima ­importancia.

La misión principal de nuestra Asociación es la divulgación de la ópera entre los compostelanos y especial importancia tiene el público infantil al que dedicamos acciones especiales.

¿Cómo lo hacen? Me parece un público muy difícil, el infantil.

Las acciones especiales a las que me refería en la pregunta anterior con el público infantil se materializan en un buen número de charlas impartidas en centros educativos por el profesor José María Miranda, que es un ­magnífico divulgador. La representación el 17 de diciembre de 2016 de la ópera infantil Brundibar -del autor checo Hans Krasa, con la participación de la escolanía de la catedral, la orquesta ­Praeludium y la dirección de escena de ­Cándido Pazó- fue todo un éxito artístico y de público. Estamos ­haciendo ­gestiones para ­poder ­representar en breve otra ópera de carácter infantil, que si cristalizan las negociaciones, ­anunciaremos en breve.

¿En qué momento saben si el público tiene conocimiento de lo que están viendo y escuchando?

Bueno, la ópera como manifestación artística que es, se vincula más con el mundo de los sentimientos, de las emociones, yo hablaría más de sentir que de entender o conocer.

¿Qué enseñanzas puede transmitir una ópera?

Muchas y variadas, en primer lugar la ópera te procura un contacto intenso con lo bello que, como dice Aristóteles, es la manifestación del bien, pero sobre todo nos habla de nosotros mismos, de nuestra ­naturaleza.

¿Cuál es la primera ópera por la que deberíamos empezar?

Se me ocurren muchas... podríamos elegir alguna de Rossini, El barbero de Sevilla, La Ceneréntola, o también alguna de las tres que componen la trilogía popular de Verdi, como Rigoletto, La Traviata o Trovatore.

¿Qué consejos nos daría para aprender a disfrutarla?

Pues tener una disposición abierta, libre de prejuicios y, ­como comentaba anteriormente, acercarnos mejor de forma ­pausada, dejar que la obra nos vaya desvelando sus secretos ­poco a poco.

Generalmente, nuestros mayores son los que nos han introducido en la ópera, zarzuela... ¿eso está cambiando?

En parte sí, pero al haber incorporado la música y su historia a los temarios escolares, conozco muchos profesores de música de primaria y secundaria y sé de su profesionalidad y entusiasmo ­para crear aficionados a la música, en general, y a la ópera, en particular. Pero qué duda cabe de que aquel aficionado que haya vivido en un entorno familiar de melómanos cuenta con una ventaja innegable.

La Asociación Amigos da Ópera de Santiago organiza de forma periódica, en colaboración con la USC, diversos conciertos y conferencias de música clásica a lo largo del año. ¿En este tiempo notan que la gente se interesa más por la ópera?

Entre las actividades que lleva a cabo la Asociación de Amigos de la Ópera de Santiago está la organización de viajes a diversos Teatros de la Ópera en España y Europa, y siempre tenemos grandes dificultades para comprar entradas para nuestros socios, pues la demanda es enorme, vemos que la afición no solo no decae, sino que va a más. En este sentido, Santiago sigue la misma ­tendencia, ya que la ópera cuenta en la ciudad con un público fiel y numeroso.

La Asociación, en colaboración con la Real Filharmonía de Galicia y la Asociación Amigos de la Ópera de Vigo, ha coproducido la ópera de Richard Wagner El Holandés Errante, que se pudo ver en el Auditorio de Galicia y que se representó en el Teatro Abanca de Vigo. Esta ópera en concierto reunió a más de 130 intérpretes, ya que además de la Real Filharmonía, también actuó el Coro da Orquesta Sinfónica de Galicia. Hábleme de este proyecto, Jesús.

La representación de El Holandés Errante en Santiago y Vigo ha sido muy emocionante para nuestra Asociación, pues fue la que impulsó un proyecto tan ambicioso y lleno de dificultades como es siempre una ópera de Wagner, el resultado artístico fue excelente y realizado con medios fundamentalmente gallegos, a excepción de los solistas, lo que prueba el alto nivel musical de nuestra ­comunidad.

Como se menciona en la pregunta, ha sido también un proyecto en el colaboramos con la Asociación de Amigos de la ­Ópera de Vigo y la Real Filharmonía y que marca un camino claro para emprender nuevos proyectos juntos.

Y todo esto lo compagina con su trabajo de funcionario de la Seguridad Social en Santiago. ¿Cómo van las cosas?

Bien, se compatibiliza perfectamente, pero sí que es cierto que una parte importante de mis vacaciones están dedicadas exclusivamente a las actividades de la Asociación.

SIN ÁNIMO DE LUCRO. Como se recoge en la web operacompostela.com, “constituyeuna entidad sin ánimo de lucro, que tiene su actuación en Santiago y en su ámbitocomarcal. Sus fines son el cultivo y fomento de la ópera y todas aquellas actividades,incluidas las pedagógicas, que puedan conducir a la expansión y conocimientode la misma, con especial atención a la difusión y promoción del género lírico entre la juventud”.
Para llevarlos a cabo, “organiza diversas actividades, como representaciones de ópera, conciertos, conferencias, cursos, exposiciones, proyecciones, incluyendo la promoción y cooperación en cualquier actividad relacionada con la música y demás artes. Otorga especial relevancia a los cantantes líricos gallegos en sus primeros años a través de la organización de conciertos, cursos u otras actividades formativas”.

19 nov 2018 / 22:39
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito