Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 26 noviembre 2020
02:30
h

José María Izquierdo: “Los estudiantes eligen español por la atracción de su cultura pop”

Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Profesores de Español

El bilingüismo y todo lo que la diferencia del estereotipo con el que España sigue promocionándose en el exterior son dos de los puntos fuertes que Galicia puede aprovechar para ganar peso como destino de alumnado extranjero en busca de cursos de español, una oferta liderada hasta ahora por Salamanca, Barcelona, Sevilla o Granada. Lo advierte el presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Profesores de Español (Fiape), que celebra estos días su cuarto congreso en Santiago de Compostela, con la colaboración de Cursos Internacionais de la USC. El encuentro reúne a más de 150 docentes de español como lengua extranjera de 17 países, testigos directos del creciente auge mundial de este idioma. Más allá de una lectura en clave económica, José María Izquierdo, valenciano afincado desde hace más de dos décadas en Noruega, asocia su creciente atractivo al gancho de su cultura popular entre los más jóvenes, desde Shakira al fútbol.

¿Hay un prototipo de estudiante de español?
En los 80, había un prototipo, el de una persona interesada políticamente en el mundo hispánico, en todo relacionado con Latino-américa y los movimientos de liberación. En el caso noruego, eso ha cambiado. El español se ha convertido en una lengua normal, es la más grande de las lenguas extranjeras, por delante en número de alumnos [en enseñanza media] del francés y el alemán. En Noruega el inglés no se considera lengua extranjera, y es obligatoria desde los tres años,

¿Qué ha marcado el cambio?, ¿tiene que ver con la evolución de la economía de España y de los países de habla hispana?
Las cosas son mucho más sencillas que todo esto, un chaval de 15 años no tiene esa visión global. Lo que ha pasado es que el español se ha prestigiado a nivel de cultura popular en Estados Unidos, y cuando los Estados Unidos se ponen en marcha en cuestiones culturales, llegan a todo el mundo. Si le preguntas a un chico noruego el nombre de un cantante o un jugador de fútbol alemán no sabrá contestar (...). En cambio, con el español ya no se limitan a personajes españoles, tienen a toda Hispanoamérica. Empiezan con Shakira, Juanes y Calle 13, pasando por el fútbol y todo lo que quieras.

¿Influye también el profesorado?
El profesorado de español es mucho más joven, es más proclive a dar clases más atractivas que el profesorado ya asentado de francés y alemán, que o bien tiene una edad avanzada o sigue modelos educativos periclitados. Por eso, el alumnado empieza por la atracción de la cultura pop, sin conocer la lengua, después las clases de español son más divertidas y cuando va a los países hispánicos, con toda la enorme va-riedad que hay, tiene tanto donde escoger que no hay color.

¿Repite el aprendizaje del español en el resto del mundo la buena posición que tiene en Noruega?
Sí, se repite en otros países, pero el problema que hay en todo el mundo es la carencia de profesorado cualificado. Como ha sido una explosión que viene de los últimos 15 años, no hay suficientes profesores. Lo que se está haciendo en Noruega y otros países es el reciclaje del profesorado de francés y alemán a profesorado de español. Nos parece estupendo, porque el problema no es el profesor de francés o alemán, el problema, si es que se puede ver como un problema, es el inglés, la tendencia a decir que nos basta para comunicarnos con el resto del mundo, cosa que no es cierta.

El español también se aprende en cursos en España y demás países hispanohablantes, ¿qué se busca en esta oferta, más allá del idioma?, ¿qué oportunidades tiene Galicia en este sector?
El alumnado está muy interesado en una combinación de lengua con turismo. Las campañas turísticas del Estado español siguen con el estereotipo de playa y sol, y tópicos andaluces, del flamenco, etc. Hay escasez de oferta de alternativas culturales, como podría ser la gallega, tanto por su bilingüismo como por otras raíces culturales diferentes a las que podamos tener en Valencia o Andalucía: la gastronomía, el paísaje, el mundo rural... Ese es justamente el atractivo de Galicia. Hay muchas posibilidades, lo que ocurre es que hay que saber promocionarlas. De hecho, yo creo que ya se está haciendo.

¿Hay que buscar también una oferta formativa distinta?
Sería interesante establecer cursos específicos que combinen el aprendizaje de la lengua, quizás hasta combinándola con el aprendizaje del gallego, con el estudio de áreas como el turismo, la industria textil, moda, diseño o construcción naval, que está desarrollada tanto aquí como en Noruega, donde la formación profesional de mecánica incluye idiomas. Sería interesante, por ejemplo, establecer intercambios con alumnos de Noruega en algunas de estas áreas en las que Galicia es distinta al resto de España (...). Debéis encontrar una especialización, y empezar vosotros con ella, sería muy factible.
icasal@elcorreogallego.es

20 abr 2011 / 01:45
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito