Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 27 octubre 2021
02:12
h
Abogado y socio fundador de Dictum Abogados

Juan Carlos Rodríguez Maseda: "Sorprendentemente, un elevado porcentaje de la actividad de los abogados es automatizable"

El pasado día 3 de diciembre tuvo lugar en Santiago la inauguración del ecosistema de Galicia de Alastria -una asociación multisectorial que promueve la implantación empresarial de 'blockchain'-, en el que además de participar Francisco Conde, conselleiro de Economía, Emprego e Industria, estuvo presente nuestro entrevistado.

Juan Carlos, cada vez más se habla de blockchain y de todas sus ventajas. Pero parece que nos olvidamos del aspecto jurídico, ¿no cree?

Ciertamente, las posibilidades tecnológicas que nos aporta el DLT (Distribuited Ledger Technology), el libro distribuido, son tan emocionantes que, muchas veces, olvidamos su desarrollo a través de estructuras jurídicas que permitan su implantación y eficacia. Existen aspectos societarios, fiscales, administrativos,compliance, etc. Sin perjuicio de considerar que la creación desandboxespor parte de las administraciones, es decir, ámbitos de funcionamiento básicamente desregulados, puede ser una vía muy inteligente para permitir el desarrollo de modelos de negocio, que encuentran en la regulación actual límites difícilmente superables. No debemos olvidar que nuestra sociedad se organiza en términos de centralización; mientras queblockchaines sinónimo dedescentralización, inherente a las posibilidades tecnológicas que concede el libro distribuido.

¿Y si hablamos de algo muy importante, como es la economía? ¿Qué impacto tiene?

A nivel económico, seguramente tendrá impacto en sectores como servicios, energético, financiero, logístico, educativo, etc. El impacto de las criptomonedas genera un ámbito de disrupción muy relevante al afectar al centro de nuestras instituciones monetarias y a su desarrollo futuro. El centro del debate probablemente está en el impacto de la desintermediación en nuestra economía, evolucionando a relacionespeer to peer, descentralizadas, que lleva a que algunos autores se ­planteen, incluso, el debate sobre el ­final del capitalismo; de las ­estructuras productivistas que evolucionan a la economía de la demanda y a la economía del dato.

¿Blockchain es la base de los contratos inteligentes? ¿Cómo lo explicaría al público ­general?

Se trata de generalizar los ­automatismos, y aprovechar el desarrollo de la tecnología para implementar modelos capaces de asumir muchas variables indeterminadas, propias de la contratación humana. Si me pide simplificar, puedo acudir a Nick Szabo, quien los equiparó al funcionamiento de una máquina expendedora: el ciudadano selecciona el producto que pretende, introduce el importe y recibe el bien sin intermediación humana; únicamente con elhardwarey elsoftwareintroducido en la máquina, que valida el proceso, el dinero, y garantiza la ejecución entregando el producto pretendido. Es mas complejo, pero puede ser suficiente para captar la idea.

¿Por qué razón ha nacido Alastria National Blockchain Ecosystem?

Si se entra en la página de Alastria (www.alastria.io), se comprueba que se trata de la creación de una redblockchainpermisionada -por lo tanto, no pública- intersectorial -que pretende dar servicio a todos los sectores empresariales- y, sobre todo,made in Spain. En definitiva, Alastria es una asociación sin ánimo de lucro que aspira a proveer a España de la Infraestructura ­Blockchain básicaRed Alastriay del estándar de Identidad DigitalID Alastriaque permita que las transacciones sobre laRed Alastriapuedan tener validez legal y, con ello, la sociedad española pueda desarrollar su propia estrategia. Desarrollar modelos de negocio digital, en un ámbito de seguridad jurídica, es, seguramente, la gran aportación de Alastria.

¿Quiénes lo forman? Porque es un grupo muy diverso, ¿cierto?

A nivel socios, hay más de 300 socios, de diversos sectores: universidad, servicios, energía, financieros, seguros, turismo, construcción, etc.

¿Puede decirse que Galicia es un buen entorno para ello?

Sí, por supuesto. Los gallegos siempre hemos sido innovadores. Hemos participado activamente en el desarrollo, con nuestro esfuerzo y siempre manteniendo nuestra identidad cultural, ¡de naciones enteras en todo el mundo! Debemos estar presentes en la revolución digital.

El ECO de Galicia de Alastria pretende detectar el talento, y encauzar las iniciativas individuales y vehicularlas a nuevos modelos de negocio, o a soluciones óptimas para nuestra empresa tradicional. Generar un verdadero ecosistema de innovación.

Cambiando un poco de tercio. ¿Cree que una parte de la labor de un abogado o de un juez podría hacerla un ­algoritmo?

Estoy convencido de que un porcentaje sorprendentemente elevado de nuestra actividad es automatizable, y, por lo tanto, programable. Sin embargo, el perfil humano no se debe perder. Estamos lejos de la evolución necesaria para que una estructura algorítmica represente la complejidad del pensamiento humano. Se trataría de resolver el trabajo automático y reiterativo. Solo con eso tendríamos más tiempo, mucho más, para el arte, el deporte, el ocio..., la amistad. Y probablemente, necesitaríamos menos jueces y abogados. En una sociedad más proactiva, y menos reactiva, el conflicto debería ser gestionado con técnicas de prevención.

Cómo completaría esta frase: Quien no se suba al carro tecnológico...

Demasiado amenazante, creo. Los tecnólogos y los intelectuales -especialmente estos últimos- tenemos la obligación de establecer los cauces necesarios para que todos los ciudadanos se suban al carro. Es una cuestión de cercanía, deon boardingen las aplicaciones y de contenidos. Dehardwareysoftware, capaces de recoger, representar y respetar nuestras tradiciones culturales y constitucionales. Los políticos también deberían incorporarse y asumir estas convicciones. Todos deberíamos pensar a medio y largo plazo.

Creo que debemos trabajar para que la revolución o la evolución digital nos aporte un marco institucional seguro en el que los empresarios puedan desarrollar sus ideas y las personas puedan encontrar vías de solución a sus necesidades reales. La gran paradoja de la descentralización que nos planteablockchainpuede venir por el monopolio que tienen las grandes empresas que centralizan todo tipo de actividad. Sin embargo soy optimista. Es imposible monopolizar la innovación y el talento. Únicamente se necesitan instituciones que funcionen y seguridad jurídica.

EXPERIENCIA.Abogado, experto en Derecho Societario, insolvencia y reestructuraciones empresariales y economía digital. Es profesor del Máster de Experto en Finanzas Digitales y Fintech de la Universidad San Pablo-CEU, del Máster en Derecho de la Empresa de la Universidad de Alcalá, del Master Universitario en Ejercicio de la Abogacía de la Universidad San Pablo CEU, y del Máster práctico en la Jurisdicción Social de la Universidade da Coruña. Miembro del Consejo Asesor de Práctica Contenciosa para Abogados, anuario de la Editorial La Ley. Miembro de la junta directiva del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal. Director del Foro Internacional del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal. Secretario del Consejo Rector de la Fundación para la Innovación Financiera y la Economía Digital. Administrador y mediador Concursal. Mediador Civil y Mercantil.

09 ene 2019 / 20:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito